domingo, 25 de noviembre de 2012

AMOR EN EL CORAZÓN Y SONRISA EN LOS LABIOS

Caminamos en la vida en busca de la felicidad y nos encontramos miles de obstáculos, simplemente porque buscamos perdidos en deseos cortos de mira y efímeros momentos que nos alejan del verdadero origen. La felicidad se encuentra simplemente cuando tienes amor en el corazón y la sonrisa en los labios. Como todas las cosas buenas de la vida, en la sencillez y las pequeñas cosas se encuentra esa búsqueda. Alcanzar el amor en el corazón y una sonrisa en los labios, pero no en los míos, en los tuyos. Mi felicidad es la tuya, cuando tú la tienes yo la disfruto, la olfateo, la degusto tan placentera como una copa de vino, que corre roja por tus venas, te alegra el ánimo y esclarece la mirada. Tú me tomaste, derramaste mi sangre en una copa y me hiciste tuyo. En ese momento, mi corazón tuvo amor y en mis labios una sonrisa que jamás desaparecerá

Y TE VENGO A BUSCAR


En cada momento de mi vida, yo te vengo a buscar, aunque solo sea para verte y hablar. Es tal vez solo una alegría cotidiana, renunciando a las eternas. Son solo excusas, te busco quiero saber lo que piensas y dices, en cada palabra encuentro mis raíces, en ti y solo en ti porque las personas son únicas e insustituibles. Es un sentimiento tranquilo y maduro, no falto de momentos de pasiones intentando ser uno mismo por encima del bien y del mal, buscando ser una imagen divina de esta realidad, que siempre me conduce a ti, como lo que dicen, que todos los caminos conducen a Roma, el mío tiene su destino final en tu corazón.

DOMINGOS


Domingos de frio y lluvia, dejamos pasar la mañana en la cama envueltos entre las plumas, cobijados, sintiendo yo tu calor y tu el mío. Sin palabras, pasan los minutos y las horas hasta que yo a ti mi reina te preparo un café mientras tu mirada se pierde en las vistas de la ventana, no se sin buscando el horizonte o sintiendo lo que mi corazón te grita en esos momentos de paz y sosegada armonía.

Días en los que a nadie necesitamos, solos tu y yo en nuestra casa, mirándonos sin hacer nada tan solo cuidarnos el uno al otro, viendo como el tiempo pasa.
 Así se escribe nuestro libro, donde cada página es una mirada, cada fila es un beso, cada palabra es un amor y cada letra es un abrazo, para que jamás esos días de Domingo queden en la nada

CUANDO UN AMIGO SE VA


Cuando un amigo se va

queda un espacio vacío

que no lo puede llenar

la llegada de otro amigo.

 

cuando un amigo se va

queda un tizón encendido

que no se puede apagar

ni con las aguas de un río.

Cuando un amigo se va

una estrella se ha perdido

la que ilumina el lugar

donde hay un niño dormido.

Cuando un amigo se va

se detienen los caminos

y se empieza a revelar

el duende manso del vino.

Cuando un amigo se va

queda un terreno baldío

que quiere el tiempo llenar

con las piedras del hastío.

Cuando un amigo se va

 galopando su destino

 empieza el alma a vibrar

 porque se llena de frio

 Cuando un amigo se va

se queda un árbol caído

que ya no vuelve a brotar

porque el viento lo ha vencido.

Cuando un amigo se va

queda un espacio vacío

que no lo puede llenar

la llegada de otro amigo.

 

PODER


De esos días, de esos momentos en los que un rayo de luz invade todo el cuerpo, un brote de energía que te hace brillar, sentirte especial, atrevido, poderoso y a veces temerario por la seguridad que sientes en ese estado de embriaguez positiva. Pues sí, hoy ha sido uno de esos días donde, nada he temido, nada me ha parado, todo ha brillado y aunque los resultados no hayan sido lo esperados, mi actitud y mi estado me ha gustado y de esa forma, una pequeña batalla se puede perder, pero se ganará la guerra.

CONTRADICCIÓN


A veces parece que la alegría por alguien a quién aprecias mucho no se demuestra con toda la sinceridad y expresividad que te gustaría. Eres feliz por su triunfo, por su éxito, y sin embargo no lo manifiestas abiertamente, con gritos y sonrisas, incluso es posible que alguna lágrima caiga que permanecía escondida en tus párpados; ese trozo de egoísmo del alejamiento tamiza lo que espontáneamente te sale del alma y es difícil de expresar; la felicidad por las personas que quieres, pero que se van, es tan difícil evitar ese dolor por la distancia que cubre con cenizas la gran felicidad que en realidad se siente, sin embargo, si ese humo se aparta, este es el verdadero sentir, color alegría y felicidad.

 Me siento feliz y orgulloso.

 

FRAGIL


La vida es un regalo delicado, sutil, fácil de llevar por su suavidad, transparencia y sencillez.

 La vida es como un pañuelo de seda, que en los momentos difíciles, cuando todo pare ir mal y se ha de actuar, hay que colocarlo fuerte mente en el cuello, con un nudo maestro para que no se descuelgue, para que no lo perdamos en el camino en momentos en los que esa fragilidad pueda acabar con él. En los momentos de felicidad y de grandeza, ese pañuelo como la vida, apenas lo sujetamos, lo deslizamos suavemente sobre el cuerpo para sentir su tacto perfumado sin riesgo a que nada pueda pasar.

 Es posible que en esos momentos en los que más seguros nos encontramos, cuando parece que todo nos va sobre ruedas sean los momentos más arriesgados porque perdemos la atención y la precaución de mantener los más mínimos cuidados, es entonces cuando la vida se revela con toda su fortaleza llamando nuestra atención, recordándonos que es un regalo que no podemos mal tratar, como ese pañuelo de seda, que se entrelaza en ese nudo sin poder separarlo del cuello, tapándonos la cara, porque al no haberlo mimado ha perdido toda esa inocencia, suavidad y fragilidad convirtiéndose en un pañuelo vulgar más, como la propia vida, que de especial al vulgar solo está a un paso dependiendo de cómo la tratemos, sin olvidar nunca que ambas cosas son un regalo y a los regalos se les cuida, no se rechazan, son fiel muestra que identifica quien generosamente nos lo entregó.

SENSUAL


Tus pies, tus ojos, tus manos, tu boca, tu pelo; ensangrentas mi corazón, con tu mirada infinita, esa que se cruzó con la mía una noche de verano, cuando tan solo buscaba un poco de aire fresco, llegaste, clavaste tus ojos en mi pecho y arrancaste cada uno de mis latidos, los robaste y ya nunca fueron míos.

 En el juego de la seducción no existen reglas, todo está permitido, robar es un premio, regalar, tal vez es la perdición. Se deben usar todas las armas tanto de ataque como de defensa, porque en el intento puedes caer mal herido y esa herida puede que nunca cicatrice, que te deje marcado de por vida, por eso hay que afinar con las palabras y los gestos, para que ese juego termine convirtiendo la atracción en amor.

TE TRATE COMO A UNA REINA


Te traté como a una reina, desde el primer momento en que sentí tu suspiro hasta el momento que deje de respirar, cuando te haya dado toda la vida que hay en mi.

Desde ese primer instante que sentí tus suspiros entrecortada por la proximidad de nuestros cuerpos, de los labios, de la yema de los dedos, de tu olor, del latido de tu corazón; desde entonces, cuando desde la intimidad se llega a la confianza, a cerrar los ojos porque nunca piensas que ese instante pueda cambiar, como si la imagen quedara fija, el mundo se parara y todo girase a nuestro alrededor; a partir de ese momento decidí dedicar mi vida a ti mi amor y tratarte como eres la reina de mi vida, donde empieza cada amanecer y cada atardecer, el sol amanece y se pone en ti mi amada estrella que llegó desde el firmamento para iluminar mi camino sin destino.

 Como dicen se recoge lo que se siembra, si cada día sembramos ese amor con hermosas flores, será lo que recogeremos y si lo cubres completamente con esos pétalos, todo su perfume invadirá ese presente y el futuro será colorido donde la atracción de ese primer instante perdurará en la eternidad y nada ni nadie, podrá acabar con esa añada en la que tanto te has esforzado, aunque la vida y la sociedad lo llenen de dificultades y tenga su fin, ese aroma quedará impregnado en el corazón y será insustituible.

SONRISAS COMPARTIDAS


Dicen que no hay más complicidad que una sonrisa compartida. Que en ese gesto se transmiten confidencias y secretos que nadie más conoce. Dicen que la complicidad es lo que une a las almas gemelas, que cuando se llega a tal grado de intimidad jamás podrán separarse. Saben que son secretos compartidos, sin que nadie más los sepa y que esa sonrisa implica que ambos seres son guardianes de un secreto, que ante todos solo lo saben ellos y hacen de este estado una unión infranqueable.

 La sonrisa es una prueba de amor, porque ese secreto es desconocido, que son dos amantes y que ni la lluvia podrá borrar ese dibujo tatuado en sus rostros.

 Cuando enviamos una sonrisa con una mirada entornando los párpados, nos comunicamos, nos hablamos e incluso nos deseamos, nos aislamos del mundo ignorante de ese lazo que entre ambos ha surgido y entonces, todo da igual, porque al recibirla ya no se podrá parar hasta que en un momento, de la sonrisa se pase a los labios y de la unión de los corazones se pase a la de la de los sentidos.

 La sonrisa compartida es el inicio de una historia, de una aventura en la que en ese viaje, solo caben dos.

NAUFRAGO


Hay momentos en la vida que nos sentimos como un naufrago en medio de la nada. Tenemos la sensación de que todo lo hemos perdido, de que las ilusiones y metas que nos marcamos hace años, no se han cumplido y si lo han hecho, no han colmado las expectativas que nos habíamos creado.

La vida en si es una ilusión y un viaje en solitario, pensamos que conseguir las metas es triunfar, sin embargo seguimos estando vacíos, nos falta algo, o no teníamos nada. Esa ilusión se desvanece, porque nos empeñamos en seguir creando nuevas metas, cuando en realidad cruzar el primero no es lo importante, conseguir los sueños es una luz en el horizonte, que a veces se alcanza y otras no. Lo verdaderamente importante y que no lo conseguimos porque no nos paramos a pensar y meditar, es sencillamente que cada latido del corazón es suficiente para estar vivos y la vida en si misma es felicidad, sin ningún ornamento más.

 La vida es sencilla, tan solo nosotros nos la complicamos cada día con ambiciones y deseos, que a veces aunque los consigamos nos dan una imagen distorsionada de la felicidad, porque son momentos efímeros y pasajeros.

¿QUE SERÁ DE TÍ?


Olvidas que fue de tu vida, del amor, de esos labios. Te aferras a estar en soledad, una nueva vida incierta, tan solo por el temor a sufrir. No te engañes, se que lo extrañas todo, que sigues pensando en aquellos años, donde tal vez se mutilaron las ansias de amar. Pero ni el tiempo ni el desengaño han logrado borrar lo que sientes. Te miras a los ojos y piensas que no es verdad, que nunca has amado que nunca has llorado por tu falta de confianza que empañan tus sentidos, te hieres y también hieres. Tus dudas y tus miedos van matando tus sueños, mientras el despertar es triste porque no estás buscando consuelo, llorando en unos brazos, y el día que ese mundo hostil donde te encuentras se acabe: ¿Qué será de ti?.

TU TIEMPO


Termina la semana. Hablar, escuchar, actuar un dia y otro mas y mas. La ciudad, el tráfico lo das todo de tu parte, de repente termina y llega el momento en el que llega la paz, la soledad buscada, tiempo para ti, para pensar, repasar lo re

alizado. Llega el silencio, te encuentras en paz, ni un solo ruido y nadie va a conseguir robarte ese momento tuyo, tan necesario y tan bien ganado.

Ahora el tiempo es tuyo. Feliz fin de semana

MANZANA


Algunos dicen que el origen de todos nuestros problemas, de tener que ganarnos el pan con el sudor de nuestra frente, tiene como única responsable a la mujer. Sí, aquella mujer que ofreció la manzana al hombre y este la tomo fruto de dejars

e llevar por sus vilezas y tentaciones. Así han intentado hacérnoslo creer y durante siglos la mujer ha sido un ser de segunda clase, la culpable de que ser humano fuera expulsado del paraíso del edén. Siguiendo esas palabras, como puede ser que ese ser tan maravilloso como es la mujer sea la fuente de la vida, la única que puede crear nuevos seres. Tal vez la maldición del génesis debería haberse interpretado de otra forma. El hombre fruto de sus bajos instintos se dejó llevar por la tentación de ese fruto prohibido, nadie le obligó, él fue quién tomo la manzana y se la comió.

 Posiblemente ni uno ni otro fueron los protagonistas, sino la manzana, ese fruto fresco y delicioso que un día cayó sobre la cabeza de Newton y descubrió la gravedad, para enfado de las creencias de la época. Ese fruto hoy en día también es protagonista “APPLE” de uno de los avances tecnológicos más importantes de la sociedad actual. Una manzana es lo primero que como al levantarme cada día, me dejo llevar por la tentación, llenándome de optimismo y vitalidad, y de ahí que me pregunto ¿Qué tendrá la manzana para tener tanto protagonismo?

JUNTOS


JUNTOS es el sentimiento que se identifica con la máxima unión entre dos personas. Juntos lo hacíamos todo. En esos momentos donde la separación se convierte en tragedia. Juntos llegábamos y juntos nos marchamos. Un día tu que fuiste prince

sa, deseaste ser reina al precio que fuera y volaste, y ahora te encuentras en lo más alto agitando tus alas entre las nubes, besándolas y acariciándolas. No hay nadie en este mundo que se alegre más que yo de verte reinar, desde la tierra, con los pies en el suelo y deseando que no llegue el día en que caigas y te hagas daño, aunque ahí estaré para recoger tus pedazos y de nuevo juntarlo. Siempre lo estaré, a pesar de que ahora no lleguemos juntos y a la hora de partir cada uno va por su lado, tú en tu reinado y yo en pedazo de tierra.

 En la vida te puedes creer que todo es posible y que todo se puede conseguir, es más, así nos educan, pero a veces es mejor aceptar lo que tienes y apreciarlo, que embarcarse en lo desconocido y perderse en las tinieblas..

BESOS DIFERENTES


Dicen que las uvas con queso saben a beso. Yo lo he probado y es una combinación deliciosa, aunque no todos los besos son iguales ni saben de la misma forma. Esos besos cálidos llenos de tensión y atracción, cuando los labios se acercan y

muy despacio se juntan los labios y a la vez casi en sincronía se cierran los ojos y se dejan caer las manos juntando la yema de los dedos. Hay otros besos que no dejan pasar ni un segundo, son espontáneos llegan con furia y no juntan los labios los muerden mezclando fluidos y deseo por poseer al besado. En este caso la manos no bajan suben y agarran el cuello del otro para conseguir la unión más intensa entre las bocas, hay una necesidad de carne, de arrebato sin límite por el cuerpo del deseo.

 Hay otros besos que sin embargo no tienen esa carga emocional ni tensión sexual pero no dejan de ser escandalosamente maravillosos. Son los besos por sorpresa, con los ojos muy abiertos y con una sonrisa. No te los esperas y de repentes te encuentras con los labios pegados. Son besos de color, de alegría y felicidad. Esos besos superan todos los anteriores porque están por encima de las pasiones, son aquellos besos que se dan cuando te encuentras con la placidez de la felicidad.