miércoles, 1 de febrero de 2012

LA VIOLENCIA SOBRE LA MUJER, UN PROBLEMA EDUCACIONAL Y GENERACIONAL. 60 MUJERES MUERTAS DURANTE EL 2011, 12 EN EL MES DE ENERO.

Al menos 600.000 personas justifican los malos tratos a a la mujer. Nuestra opinión fue de desprecio y reprochable a la educación. Hoy diriamos que mas que a la educación, la causa es una cultura basada exclusivamente en los valores masculinos, y machistas. El artículo 14 de la Constitución garantiza la igualdad entre hombres y mujeres, pero lo que es evidente, es que mas de 90 mujeres mueren al año por la violencia machista, sea cual sea la edad y la nacionalidad. La causa la encontramos en la supremacía de los valores masculinos frente a los femeninos. No olvidemos que Eva era el pecado y Adam el pecador. No solo en la cultura judeo-cristiana se encuentra dicha discriminación, pensemos en el Islam, donde todo el cuerpo de la mujer es pecado.

Nos posicionamos en una necesidad educacional y cultural para resolver el conflicto. No es posible resolverlo en la sociedad actual, mas de 600.000 personas justifican que se atente contra la mujer, culturalmente no es mas que la primacía de los valores masculinos frente a los femeninos. Dicha primacia existe tras la decadente filosofia griega, donde lo femenino tenía una posición especial.

Actualmente nos encontramos con situaciones socio-políticas que a veces confunden. Las primaras norteamericanas en el partido Demócrata, implicó una lucha en primarias entre Barack Obama y Hillary Clinton. Al final el primero venció, y la sengunda en una expresión democrática fue nombrada Secretaria de Estado, sin perder ese apellido (Clinton).

Reiteramos que ultimamente tras una encuesta realizada por el Ministerio de Sanidad y Politica Social, mas de 600.000 españoles justifican la violencia sobre la mujer. Dije que era un problema educacional y cultural. Cultural, porque desde el origen de los tiempos la mujer fue considerada como el pecado, quien ofreició la manzana a Adam, y como parte del antiguo testamento implica a la sociedad judía y a la islámica, donde la mujer es tan pecaminosa, que ni tan siquiera puede enseñar su rostro en público.

Barack Obama y Hillary Clinton dieron en las primarias demócratas de Estados Unidos, una lucha por la candidatura sin importar el género, aunque la limpieza del sistema, posteriormente diera a Hillary la secretaria de estado. Esta situación no es la habitual, no existe presisdenta alguna de los Estados Unidos.

En España se ha tratado el tema desde el punto de vista judicial. La creación de Juzgados de Violencia sobre la Mujer, con leyes concretas como la última 13/2010 de 9 de diciembre. Sin embargo esa encuesta encargada por la castigada Ministra Leire Pajin, donde se concluye que mas de 600.000 personas justifican los malos tratos sobre la mujer, nos llena de estupor, y nos transfiere a un problema cultural y de educación. Hasta el año 1981, la mujer en España dependía de su marido o de su padre. Tras la Constitución, la discriminación permanece especialmente en la sucesión a la corona. El Varon prevalece a la mujer, y casualmente nos encontramos en una situación donde tras el Principe Felipe, cuatro mujeres son las candidatas a la sucesión. Se ha desaprovechado la convocatoria electoral para modificar la Constitución. Una norma que para nada va a mejorar esa evolución cultural donde se establece la prioridad del varón frente a la hembra, en la sucesión dinástica.

En la política nos encontramos con situaciones similares. El Candidato socialista Sr. Pérez Rubalcaba, manifestó días atras que en unas primarias garanaría de calle. Expresión machista frente a la oponente Carmé Chacón, mujer que ha dirigido las fuerzas armadas, siendo mujer, catalana, joven y embarazada. Pero los varones del partido, esa junta de ancianos, no dan lugar a la oportunidad de nuevos valores. Siguen siendo seguidores de la tradición cristiana que censuro la divinidad femenina por tantos seguida en la figura de Mª Magdalena. La posición de la Iglesia Católica desde sus ancestros ha sido una negación de la mujer constante, y la negación de que Jesús tuviera una compañera llamada Mª Magdalena. Esa cultura persiste y se prueba en la situación política actual. Las manifestaciones de hace unos días del Sr. Pérez Rubalcaba y sus malos usos junto a sus varones, denigrando el pasado domingo en El Pais a la oponente Carmé Cahacón, criticada y censurada por el homicida de Oslo, por se mujer, joven y embarazada para dirigir las Fuerzas Armadas. En el mundo, Argentina, Brasil, antes Chile, han sido las mujeres las que han gobernado y gobiernan. En Europa existen excepciones, en su día Margaret Thacher en el Reino Unido y en la actualidad la super Angela Merkel.

En el gobierno actual, si bien la vicepresidenta asume un gran ámbito del poder, el número de mujeres en el gobierno ha cedido notablemente.

El artículo 14 de la Constitución donde se garantiza la igualdad entre sexos, no ha sido desarrollada culturalmente ni a nivel educacional. Los valores masculinos siguen primando sobre los femeninos, y de esta forma dificilmente podremos educar a los jóvenes para eliminar esa capa social que justifica la violencia sobre la mujer. Un ciclo cultural marchito y abrasado por la historia sigue prevaleciendo. Tal vez sea necesario que los valores femeninos rijan nuestra sociedad como un reciclaje a las sociedades clásicas donde este era un valor esencial.

Todo lo anterior para llamar la atención. El 2011 finalizó con 60 MUJERES MUERTAS POR LA VIOLENCIA MACHISTA, en el 2012, en ENERO YA HAN MUERTO 12



No hay comentarios:

Publicar un comentario