sábado, 25 de noviembre de 2017

MUJER


A veces no sabes bien cual es tu espacio, tampoco si estarás sola en el camino, pero de lo que si estás segura es de tu condición, esa que a veces es mal vista, criticada, odiada y por desgracia asesinada. Tu eres una mujer. Tu eres un todo en un mundo de nada, de incomprensión; en una sociedad de pantalones donde tuviste la osadía de querer vestir un pie por un lado y el otro. Tu eres mujer, llevas la feminidad en tu esencia. Eres movimiento, eres persuasión, eres maternidad y sobre todo eres persona antes que parte de un género. No eres más, pero tampoco eres menos. Eres eso que el otro no tiene o tal vez no quiere ni ver. Tienes todo lo que otros desean y se siente débiles por su frustración. Has tenido la valentía de revelarte por querer ser simplemente igual, por amar cuando te apetece y dejar de hacerlo cuando te viene en gana. Te has sentido libre y has actuado en libertad siendo mujer, sin dejar de serlo por convertirte en lo que no eres. Eres una mujer libre y hermosa, con curvas o en recta; con estudios o sin ellos, con pareja o soltera, pero sobre todo con quien quieres o como quieres, despertando tu vida cada mañana en la forma que te viene en gana, porque tu mujer, aunque pese a muchos eres un ser libre. Los machos te rondan, te cortejan y te envidian porque no soportan que seas persona, solo quieren ver de ti el genero mujer sin que te sumas al genero humano ante el miedo de que le quites ese trono privilegiado que siglos de injusticia, vejación y de desigualdad, que le han permitido hacer y deshacer en un mundo machista, colmado de una hipocresía de engaños y mentiras.

El macho herido en su orgullo, impotente, capado e incapaz de aceptarte como persona te maltrata. El macho utiliza su fuerza física, la rabia, la venganza; esa ira con la que su desgracia mancha de sangre su propia vida.

Yo soy hombre y no pienso flagelarme por pertenecer a ese genero de la masculinidad, muy por el contrario, me revelo ante las etiquetas y quiero limpiar mi nombre de las manchas de tanto hombre que con sus manos acaban con vuestras vidas o frustran las expectativas de felicidad de tantas mujeres y también tantos de nosotros, que nos sentimos incapaces de erradicar tanta miseria de esa fuerza que tan irónicamente llamamos hombría.

Hoy se honra y se recuerda a las mujeres que son maltratadas por hombres y también las que lo son por propias mujeres,  porque el machismo es como una plaga que contamina y no discrimina por razón del sexo. Hoy mis bendiciones son para tantas que sufren, para esas que aún siguen afortunadamente con vida y mis recuerdos para esas otras que la perdieron en manos de aquellos que cínicamente decían que las amaban.


MANU


domingo, 19 de noviembre de 2017

PÉRDONATE

Cuantas veces perdonamos y otras tantas nos perdonan. A veces no es necesario, no son hechos de una gravedad importante como para precisar del perdón, en la mayoría de las ocasiones sería suficiente con una disculpa menos cargada de valor moral. Y es que el perdón no es solo un acto de reconciliación, es una necesidad del alma. Perdonar para ser perdonado, pero más aún saber perdonar para poder perdonarnos. Esa es la fuente fundamental de la palabra que es un sentimiento de absolución, de culpa; de necesidad de redimir algún acto o comportamiento.

En Inglés al igual que en Castellano existe esa doble acepción: “sorry” lo siento y “forgiveme” perdóname. A veces no es suficiente con sentirlo, es necesario que aquel a quien hemos ofendido haga una manifestación de voluntad, perdonar para ser perdonado. Es como cuando ofreces la mano y precisas que otro la choque. Cuando te acercas a unos labios en busca de otros labios.

Sentir el mal es solo un acto propio e individual de dolor por la acción sin más, nos quedamos con la herida y sus consecuencias, pero no buscamos la cura. Para que sane son necesarias las manos del otro, o tal vez su corazón para que con un acto de generosidad seamos perdonados.

Pero que ocurre cuando no hay un tercero, cuando somos nosotros los que necesitamos el perdón propio, el nuestro; ese sin el cual no podemos seguir viviendo. Perdonarnos es un acto  doble, de solicitud tras reconocer el daño y de reconciliación personal. No podemos vivir con la culpa, no es justo que mientras otros no tengan problema para disculparnos, (palabra ésta que encierra mas objetividad); otros nos sanan de culpas y sin embargo nosotros sigamos hurgando en la herida, causando mas dolor y sobre todo extendiendo el mal tanto por el alma como por el cuerpo.


A lo largo de nuestra vida cometemos muchos errores, algunos mas grandes que otros; el fin último es la felicidad que no la irresponsabilidad. Perdonarse no es un acto fácil, muy al contrario, nos cuesta muchísimo; por eso mismo no es un acto frívolo sino de máxima responsabilidad, de generosidad y sobre todo de necesidad para poder seguir viviendo con ese objetivo que no es otro que la felicidad.


domingo, 12 de noviembre de 2017

PALABRAS Y PALABRAS


Parole, parole,parole…. Nos pasamos la vida escribiendo, a veces no lo hacemos con letras, son palabras que suenan y suenan   tan vacías que difícilmente pueden llegar muy lejos. Todo son palabras que sin hechos no son nada.

Las palabras pueden vestirse de gala, llevar cumplidos y describir personas. Las palabras son halagos que en muchas ocasiones no llegan más lejos de la pretensión de gustar, de impactar por su significado sin otra potencia que la de su exclusivo pronunciamiento. Las palabras son siempre huecas, no contienen materia, no son objeto de decoro ni de decoración salvo que se junten, porque sin otras no suenas a nada. La  palabra precisa de otras palabras, para significar algo más de su propio significado. Así pueden ser música cuando riman en un verso y se conjugan en eso tan bonito que decimos, que desde la boca a los besos, con tan solo palabras que llegan hasta lo más dentro. La palabra cuando se junta puede hacer y deshacer historias, puede llegar a ser encuentros y con muchas un amor que sin la palabra tan solo sería un gesto capaz de ser muchas palabras.

Me gustan las palabras bonitas, me gusta adornar la conversación con la belleza de la palabra. Muchas veces se califica esa forma de hablar como de adulación, de lisonjero, sin embargo y siendo cierto que las palabras puede que no contengan nada sin hechos; si lo es que para ser bonitas tan solo precisan estar llena de deseos. Deseos de bien, deseo de lo mejor, de felicidad, de amor, de alegría; de paz. A mi una vez me desearon lo mejor en Ingles. Me dijeron eso de: “I wish your well” y me dejaron sin respiración, porque esas palabras que tuve que buscar en el diccionario encima iban acompañadas de música, y entonces dejaron de ser meras palabras al convertirse en amor.

En el mundo del internet, de las relaciones a miles de kilómetros la palabra se convierte en el medio que no busca mas fin que agradar, atraer y sobre todo empatizar. Yo suelo hacer numerosos saludos al día, de buenos días, de buenas noches. Muchos se preguntan el motivo de que gaste tanto tiempo al día, que a veces madrugue antes del amanecer para simplemente juntar unas palabras, una foto y lo importante; un deseo de felicidad para el día que comienza o para los sueños que empiezan a crearse cuando los ojos cierran la realidad y presentan la mayor de las funciones al soñar. Mi tiempo es mi vida y la dedico a quien en mi corazón de una forma u otra habitan en cuartos llenos de luz y con vistas a mi alma. Mis palabras siempre van llenas de deseos y de los buenos. No puedo acompañarlas de hechos, porque muchas de ellas se dirigen a desconocidos, a esos a los que sin conocer son mi vida y otros a miles de kilómetros donde mis manos no pueden llegar para dar un abrazo y menos mis labios con esos besos que son deseo de emocionar, de llenar vidas y hacer latir corazones. Las palabras con deseos son capaces de cambiar días e incluso vidas. Son suspiros, respiraciones que el alma no conoce ni tan siquiera supone como llegar a asimilar la belleza de unas palabras llenas de amor.

Las palabras son bonitas si se llenan de deseo, si se cargan con la munición del amor y la emoción es la causa de su batalla por desear lo mejor.


#manuylavida



sábado, 4 de noviembre de 2017

ESPECTADORES

A veces es muy fácil confundir entre aceptar y conformarse. Aceptar es fruto de un aprendizaje, de ese que tiene por único fin conseguir la felicidad, sin enfrentarse a falsos gigantes ni a obstáculos que lo único que consiguen es impedir que veamos nuestro destino, aquello que debe ser la realidad de un sueño cumplido.

Ser espectador no es ver los toros detrás de la barrera, tan solo es no ser ni toro ni torero. Es mirar al mundo con una sonrisa  y con algo de sarcasmo. Evitar la primera línea por entender que la vida es tan solo un instante y que no merecen las guerras de guerrillas basadas en algo tan fugaz como la propia historia.

El espectador no es un mirón, es aquel que observa y se enriquece con lo bueno y elimina todo lo que no puede llevarle a la felicidad del momento, del instante preciso en el que el presente se convierte en verbo conjugado más allá del infinito. Espectador es ser protagonista de su propia vida sin interferencias en las de otros ni ceder en la interrupción de la propia. El espectador ve la vida y la analiza, la asimila y la transforma en su interior porque su fin último es la razón de su existencia, de dar respuesta al porqué de su vida y darle rienda suelta a los sueños cuando el amanecer aprieta y la luz se cuela entre las rajas de una persiana que precisa de más de un arreglo.
Su riqueza se fundamenta en ser la mayoría, esa que hoy en día llaman silenciosa, durmiente; esas personas que no utilizan la pancarta como bandera, ni las banderas como signo de identidad. Somos la mayoría, los que pagamos por ver el espectáculo y sin embargo los que entran en la pista cobran de nuestro deseo por estar presentes en eso que ellos llaman la vida comprometida.

Que equivocados están y que cortos de mirada cuando no pueden ser evitados de la fotografía de sus propios desechos. No entienden que no hay mas compromiso que el de la vida y en definitiva honrarla con la felicidad y no con peleas absurdas para reivindicar el origen de unas piedras o probar quien fue el primero en salir de las trincheras.

Como decía al principio, no es lo mismo aceptar que conformarse,  la vida se toma como llega porque es más sabia que cualquiera con cien carreras, distinto es no querer más de la vida y de su existencia.

No es lo mismo aceptar un beso que conformarse con un solo beso.




sábado, 28 de octubre de 2017

CAMELOT Y LA REPÚBLICA DE PAPEL

Castillos existen en el aire, también se construyen en la imaginación, todos son fruto de nuestros deseos de felicidad, de esa búsqueda de pasar por la vida de lo mejor posible. Sin embargo, hay castillos que no son tan honestos, son esos que se ofrecen en una esquina por vendedores de ilusiones que siempre son moneda de cambio.

Desde niños nos prometen que si comemos nos darán un pastel. Crecemos y nos prometen que si estudiamos podremos ver una hora la tele. Seguimos adelante y nos ofrecen una moto si pasamos curso; y continuando con la vida mas mayores nos plantean el dilema de tener una carrera y un coche en la puerta. Nos pasamos la vida con la esperanza de un regalo a cambio de algo nuestro, que sin embargo debería ser nuestro premio al esfuerzo como única recompensa. Mas tarde cuando nos hacemos adultos, cuando la madurez llega a ser la sombra y no el brillo de una estrella, también somos objeto de ese chantaje, nos dicen que si limpiamos los platos tendremos sexo. Todo en la vida es a cambio de algo y mientras tanto corren por si solas las ilusiones y las esperanzas como preámbulo de la decepción.

En el mismo libro del Génesis de la Biblia Dios  ofreció el paraíso a cambio de algo tan simple como era no caer en la tentación de la manzana. En el presente los falsos Arturos, los reyes o presidentes vetustos de la ceremonia de los necios ofrecen otros paraísos, de esos que se encuentran tras una mesa redonda en la que se deciden destinos propios y ajenos. Despachos de interior que tras la cortina de un flequillo mejor o peor cortado prometen republicas de papel, de esas de usar y tirar en las que como toda frontera implican la exclusión, la marginación del que no piensa como el líder y la mirada pública del que se sale del ágora de los pecados y simplemente no es tan ingenuo para creer que esas repúblicas, serán iguales para todos. La inocencia nunca es gratuita sino que tiene su precio, uno tan triste y doloroso como lo es la decepción; aquella sombra que llega incuestionablemente tras el paso de la euforia, de los balcones de banderas y las canciones simbólicas de las que no cotizan en los 40 principales pero que si aparecen de década en década en las listas de las superventas, más por emociones del hígado que por las que se crean en el corazón.

Una vez más Arturo quedó tras la mesa de los despropósitos, sin su espada y asomado en un balcón mientras el gobierno de los feos, cantaban la canción de la desesperanza como consuelo a sus inútiles y falsas promesas. Lo malo de todo ello no es su pérdida sino el desconsuelo de aquellos que creyeron en ellos, en esos que se juntaron tras la hoguera  de los sueños imposibles, a los que no les quedará otra que seguir viviendo en paz sea quien sea el que les cante la canción de las promesas a cambio de recompensa.


No confiemos nunca en aquellos que nos ofrecen fronteras de paraísos para llevarnos a su infierno. Camelot no volverá y tan solo permanecerá impasible tras las butacas de una sala de cine de un domingo por la tarde entre palomitas de maíz y nubes de algodón.


domingo, 8 de octubre de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL. Catalunya també és meva

Mi hermano de Catalunya te escribo tan solo unas líneas hoy que has salido a la calle, que te has atrevido a no guardar silencio para que aquellos que pensaban que habías muerto, dejen de rezar en la sepultura de los sabios. Mi hermana catalana te quiero dar un beso por decir que eres catalana y española, por abandonar el miedo, que lo dan por tener la belleza de los justos frente a la fealdad de los malvados , y mira que lo son el Puigdemon el Junqueras y las de la CUP, parecen que a propósito son elegidos desde las entrañas de lo oscuro, en el infierno del demonio donde  se visten sin tener en cuenta los sapos y culebras de su corazón marchito.

Hermano y hermana catalanes soy de vuestra sangre y vosotros de la mía. Mi juventud está plagada de imágenes en esas tierras y en la madurez mas de treinta veces en tres años. Soy fanático de Barcelona, de la Rambla, del Paseo de Gracia, del ensanche, de las terrazas de sus hoteles, de la moda, el diseño; de vuestro estilo y forma de vida. Me gusta vuestro idioma y hoy escribo en él algo porque lo reivindico como lengua de culturas de comunicación habitual. Me gusta el Catalán pero no por eso rechazo mi lengua materna, no por ello renuncio al Español o Castellano porque la riqueza no es la exclusión sino la unión. Un mundo JUNTOS, como siempre hemos estado. Una vida en común porque después de tantos siglos quien no tiene un catalán en su vida o a la inversa. No os dejéis llevar por fanatismos falsos de los feos, porque lo son y mucho. Que no os impidan ver el Tibidabo el odio y el resentimiento que yo prometo no hacerlo, porque soy vuestro hermano y os quiero, y quiero seguir siendo ese que de vez en cuando os saca de vuestra rutina para que me llevéis a ese restaurante vegetariano cerca de la Plaza de la Universitat.

Quiero seguir llegando a Sant y oler a Barcelona, a Catalunya; ese lugar mágico donde siempre habían sonrisas, amistad y hermandad. Recordar que parte de mis antepasados descansan por la Zona Franca, que mi familia os visita y os queremos. Yo no quiero que la empresas se vengan y menos los bancos,  vaya regalito que nos dais, envenenado; yo no quiero que nada cambie, o mejor si; quiero se vayan los políticos que os han llevado al odio y a los de aquí, que aprendan a hablar y si es posible en catalán.


Germà, germana de Catalunya us estimo.



jueves, 31 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 31/08/2017

Dicen que la vida se cuenta entre éxitos y fracasos, que si tienes más comienzos que finales has triunfado. Hoy es un final, tal vez un fracaso, pero está en mi mano poner el fin de una forma o de otra.

En cada momento aprendemos algo, la vida en si es una continua lección y en este momento en el que la pesadumbre me invade, en el que todas mis ilusiones sobre este hermoso mes han acabado, que ya son papel y en muchos casos mojado; en este justo instante decido que el final del verano y con el la del Bloguero Accidental no va a ser un valle depresivo ni siquiera un puente sobre las lágrimas del recuerdo.  El Bloguero ha sido una creación con un fin, la de crear un vínculo diario con vosotros para sentir nuestra presencia allá donde estuviera cada uno. El objetivo no era más que ese, aprovechando las noticias de actualidad y los temas mas habituales en  mi cuenta de Twitterland, crear una conexión que evidentemente ha conseguido sus frutos. Ha sido muy satisfactorio poder ver cada día las estadísticas de audiencia y apreciar como en algunos días se llegaba a  unos pico de mil visitas, lo que evidentemente ha superado todas mis expectativas al tener una expansión superior a las de algunas publicaciones de medios de comunicación.

Con estos datos, combinados con la personalidad del Bloguero, tirando de nostalgia permanente pero de ilusión constante; no me queda más que tomar la decisión sobre ese final, y justo en este momento, en este instante depende exclusivamente de mí. Me siento con una importancia relativa, puesto que en la vida tomo decisiones de muchísima relevancia que a veces afecta a la libertad de las personas, pero sin embargo ésta al ser mas liviana, me satisface y responsabiliza porque al parecer puede afectar a más de mil personas, que son muchas y creciendo por el índice de audiencia. Por todo ello y aunque cambie de nombre y posiblemente con una frecuencia inferior el bloguero continuara, reinventado posiblemente, pero en versión que a todos de nuevo nos vuelva a reunir bajo la esperanza del cariño.

Cuando empecé allá en el recordado uno de Agosto, siempre con mayúscula, no pensé ni en su difusión ni mucho menos en que me tocaría narrar y comentar un atentado terrorista en mi amada Barcelona. Nunca puede imaginar que el terror de la Rambla de Barcelona llegara al Blog, pero así es la vida, con sus alegrías y tristezas, con el mal y con el bien. A pesar de viajes y de cambios de ubicación, el bloguero estuvo en el quiosco de las redes cada día a la hora acordada e incluso un poco antes en ocasiones. Adaptarse o morir y la puntualidad tampoco ha sido un corset del que no me pudiera liberar.

Es el momento del agradecimiento y el de la ilusión del nuevo proyecto del Bloguero, que no sé si será accidental u ocasional, pero estará muy pronto de nuevo con todos vosotros. Gracias por tanto y hasta siempre. #manuylavida


MBS


miércoles, 30 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 30/08/2017

El mes agoniza mientras mi Agosto desespera agarrado a la sombra de un sueño, el de permanecer y dar sentido a esta vida. Llegó el tres para decirnos que todo tiene un fin, que las esperanzas cuando se hacen realidad  acaban, que en aquellos días en los que tan solo eran una ilusión eran mas verdad que cuando se hicieron realidad. Agosto es un sueño de once meses. Agosto perdura durante mas tiempo cuando no lo es, cuando tan solo son las ganas de que llegue y cuando lo hace, treinta y pocos días y se va, como hoy, que empieza a cerrar sus puertas para enseñarnos que la vida tiene mas de peso que de libertad.

Esta enseñanza que parece de libro, se aplica en todos los aspectos de la vida. Es obvio que al bloguero se le va a tachar de ilusionista, de encantador de serpientes y de mago de lo absurdo. Es lo mismo cuando tan solo se describen verdades. Sigamos con ejemplos como el amor, no es lo fácil, pero si lo que mejor se puede entender. Aunque parezcan etapas de sufrimiento, de ansiedad; cuando nos gusta una persona la hacemos nuestra, cada día nos despertamos pensando en ella, en que hacer para alcanzarla, para besarla; para tenerla en nuestros brazos. Son momentos de dudas, de intranquilidad; incluso de desesperación pero también de ilusiones. Nos imaginamos como puede ser nuestra vida con esa persona que amamos en silencio y la construimos a nuestra imagen y semejanza. Parece incluso una situación idílica, cuando en realidad no existe, es una creación ficticia de nuestra propia necesidad. Sin embargo tras esa etapa y si se tiene la valentía de tirarse al ruedo, de ir a por el amor de esa persona; cuando se consigue y se hace material, entonces es cuando realmente empieza la cuenta atrás, es en ese preciso instante en el que la ilusión pierde su razón de ser y se convierte en un objeto de consumo, su fin se acerca como el de Agosto. Cuando llega no es más que una cuenta atrás hasta llegar a los lindes de su fin.

La vida también es así, tal vez somos más nosotros cuando tan solo fuimos un sueño, durante esos nueve meses de ilusión. Al final nos damos cuenta de que todo es un proceso, como el del embarazo, pero no siempre culmina en un parto sin dolor. #manuylavida


MBS


martes, 29 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 29/08/2017

Hoy nada más ponerme los calcetines, que es como decir nada más despertar, he leído una frase preciosa que dice que no hay mayor falta de ortografía que no decir te quiero a quien se quiere.

Realmente es una gran falta no decirlo, aunque se sienta sin expresarlo. El hecho de decirlo es ganarse la satisfacción del ser querido, que como tal no es nada perverso ni vergonzoso. Querer no es más que mostrar a los ojos el afecto, el cariño y los buenos deseos a la persona a la que se dirige ese amor, sin más pretensión que el tacto humano y el sentido del corazón. Vivimos en un mundo tan acrobáticamente retorcido, que dar amor e incluso hacerlo, siempre se mezcla con una intención carnal, con una manifestación de deseo sexual y nada más lejano a la realidad. Por eso últimamente suelo pedir permiso para querer. Así es, cuando una nueva persona llega a mi vida y siento ese amor, sin necesidad siquiera de haberla visto, por el simple hecho de la caricia de sus palabras; le suelo preguntar si puedo quererla, y la reacción en contra de lo que muchos podrían esperar es de acogimiento, de dulzura; porque es como una pregunta muy infantil, muy de niño que pide permiso casi para todo aquello que no puede dominar, como para sentir la protección del permiso concedido.

Ante un mundo perverso, donde algunos incluso se vanaglorian de lo pervertido de sus deseos, a algunos no nos queda más que volver a la infancia, a la inocencia de los sentimientos puros y limpios. Ajenos a la perversión de las mentes paranoicas que no encuentran mas satisfacción que la locura de sus caóticos pensamientos de razonamiento tan primario, como la fealdad de sus miradas. Una vida donde el juego sucio se premia, donde lo diabólico parece tener sus seguidores; a los que no lo somos, a los que nos gusta más la claridad que las sombras; no nos queda otra que el juego de la inocencia.

Agosto tiene sus días contados, hoy el último día del dos y el tres tiene pocas oportunidades. Hablando de perversión, no hay mayor que la del tiempo. #manuylavida


MBS



lunes, 28 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 28/08/2017

Ahora cuando el mes está llegando a su fin, cuando como dice la canción tan solo quedan sus restos, haciendo memoria de estos días me doy cuenta qué no fue como cualquier otro mes. No me refiero a mi tiempo libre de descanso, de reflexión y de ocio. Este mes ha sido muy fructífero en personas. Si me fijo en otros meses, si bien tienen más actividad, no así lo son en cuanto a la suma de personas. Este mes ha sido especial porque gracias tan solo a las palabras he sumado a mi vida personas que son inmensas. Son de esos seres que no pasan desapercibidos, que dejan huella desde la primera de las letras que se cruzan en un espacio de vacíos. Es la fuerza emocional la que consigue esa conexión casi diría y trascendental, la que sabe delimitar claramente la cortesía de la empatía y lleva a las personas a ir más allá del saludo y convertirse en semejante.

Las emociones son la puerta del corazón. Sin ese estimulo ni tan siquiera el corazón es capaz de latir. Siempre lo hace por un motivo propio o porque alguien lo hace moverse a un ritmo diferente al suyo. Hay seres que llegan y se convierten en nuestra propia persona, son de tal calibre que regalan vida, porque esos latidos extras, son mucho más que la pura existencia.

No es muy inteligente tratar de buscar explicación a lo que simplemente carece de lógica. Personas que se encuentran a miles de kilómetros con un océano de por medio, y sin embargo provocan esa vida más allá de la existencia, estimulan de tal forma los sentidos que nos llenan de razones para querer más; para embriagarnos de ellas y de golpe y porrazo, poder hacer de cada instante un tesoro de sentimientos. No olvidemos que nuestra riqueza, nuestra herencia; es y será el valor de ese tesoro acumulado en los momentos de nuestra vida.

A veces  creemos que vivimos por el hecho de respirar, olvidando que la vida está en ese lugar donde el aire se convierte en suspiros. #manuylavida


MBS


domingo, 27 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 27/08/2017

Ya han pasado tantos días, hemos consumido tanto tiempo que a penas recuerdo como empezó todo esto. Lo único que deseo es que haya estado bien, que nos hayamos conocido mejor y que ahora nuestros lazos sean mucho más fuertes que a principio de mes.

En la vida siempre tratamos de convertirnos en seres inolvidables para otros. Buscamos la eternidad en cada acto y también en las palabras. Cuando dicen que hemos llegado al corazón con una frase o un sentimiento, es justo lo que pretendíamos, yo al menos por supuesto, lo efímero y pasajero no puedo entenderlo porque es como mal gastar el tiempo y en definitiva la vida. Todos tratamos de una forma o de otra hacer historia, y no me refiero a esa historia que se cuenta en los libros de texto de los colegios, ni en la que se nombra en las enciclopedias. Yo me refiero más a hacer historia en determinadas personas, justo eso a lo que me refería con ser inolvidables, porque si no nos olvidan, es que hacemos historia. No es más que un intento en vano de burlar a la muerte, pero si de reírnos de ella haciendo que lo intrascendente y temporal se convierta en divino y eterno.

Nuestro afán por la eternidad no es otra cosa que el deseo de permanencia, de no abandonar la vida a pesar de sus dramas, porque en definitiva el ser humano se mueve por lo que conoce y se protege de lo que desconoce. Yo creo que nuestra especie ha desarrollado la inteligencia por esa búsqueda de conocer, por el miedo a lo desconocido. Que fácil sería vivir sabiendo que tras la vida hay otra cosa y que además es mejor. No nos importaría la vida, como al parecer le ocurre a algunos, que no es que actúen por inteligencia, sino por el dogma de que realmente existe ese mundo mejor.

Yo no soy más listo que los demás, pienso que esto no puede acabar aquí, que no es posible la nada cuando todo esta lleno de algo y que por lo tanto, los espacios en tanto vacíos, mejor llenarlos con amor y con esperanza. Por ese motivo me estoy pensando que hacer tras la pérdida del mes de Agosto. Evidentemente nuestro idilio de verano, este amor perderá su sentido, pero para eso estamos, para buscar otro, para inventar y seguir amando también en Otoño. #manuylavida


MBS


sábado, 26 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 26/08/2017

Ya quedan muy pocos días de este grandísimo mes de Agosto y el bloguero parece que se encuentra un tanto bloqueado, como si no le quedarán historias por contar o sensaciones por expresar. Es difícil hacerlo cuando la noche ha sido larga y no  por gusto, sino por esas cosas que ocurren cuando se vive en comunidad, que al perro del vecino le de por ladrar y te aleje del sueño e impida que tengas sueños.

Es  posible que la vida sea eso,  y por lo tanto cuando el tiempo queda sin contenido es porque no se ha soñado. Muchas veces hemos oído eso de si la realidad es lo que vemos o es otra dimensión. Cuantas veces nos hemos preguntado si un color es como lo vemos o tal vez solo es un nombre que le damos y tú por ejemplo, lo veas de otra forma. Cuando todo es subjetivo cada mundo es diferente y es difícil poder concretar cosas que sean comunes o universales. Parece que hay un sentimiento que une a todos los seres humanos por igual. Es lo mismo la raza, la religión, los orígenes e incluso la cantidad de ceros que se tengan en la cuenta corriente. El amor es un sentimiento universal de todo ser humano, aunque no todos lo expresen igual. Algunos no saben ni que lo tienen, o ignoran lo que es y lo apartan de su vida. El amor no es culpable de la ignorancia o de la falta de gratitud de aquellos que lo rechazan sin mas porque prefieren sus opuestos, como el dolor, el sufrimiento, el daño, el maltrato, etc…

Si falta amor en una persona, carece de lo indispensable para que su vida pueda ser real, verdadera y en común con sus semejantes. El color rojo puede verse de una u otra forma por cada persona. Incluso no se puede afirmar que todas las realidades sean iguales, pero lo que no cabe la menor duda; es que el amor es un sentimiento innato al ser humano y al igual en cada uno de nosotros. Nacemos con el pero no necesariamente vivimos con él y para él. #manuylavida


MBS


viernes, 25 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 25/08/2017

Somos seres que siempre estamos dispuestos a aprender, el que no lo haga pierde y no tiene derecho ni a ser vencido. Hace un par de días una persona a la que quiero mucho le comenté que otra me había llamado y me había dicho cosas feas de ella e incluso de mí. Mi amiga me hizo parar, no quería que le contara nada más, me pidió un favor; que no la ensuciara y sobre todo que no me dejara ensuciar.

Esas palabras se me han quedado grabadas para siempre, no dejarse ensuciar cuando lo hacemos a diario. No somos capaces de evitar todo aquello que lo único que hace es mancharnos con el odio, con la venganza, el resentimiento; los malos deseos. Un cumulo de negatividad, de desprecio que toleramos sin vomitar, y nos ensucian y ensucian a personas que queremos y no lo evitamos. Así pasa a diario y no solo en nuestro circulo de conocidos o amistades. No hay mas que darse una vuelta por las redes sociales en estos días convulsos tras los atentados de Catalunya, para encontrar a esa gente dispuesta a ensuciar a cualquier precio, incluso a costa de las víctimas, sin ningún pudor ni miramiento. Su vida se ha hecho y construido para destruir, para enguarrar; para llenar de fango hasta los más nobles sentimientos, como son los de pena por las  personas que sufren. Están dispuestas en todo momento a encontrar cualquier fallo, cualquier atisbo de error o a interpretar a su gusto cualquier comentario; un gusto que siempre es macabro, ácido y destructivo.

No te dejes ensuciar, es una de las lecciones que me llevo de este verano, de este mes de agosto que ya se cuenta por veintenas y que en estos días está siendo muy fructífero en aprendizaje, de esas lecciones que no te esperas pero que marcan de forma incuestionable tu vida porque tienen tal peso de verdad, de autenticidad; que quedan siempre en el poso de la memoria.

Quiero que me hagas un favor, que si te hablan de mi no dejes que ensucien mi persona, pero sobre todo no te dejes ensuciar. Recuerda estas palabras, porque marcarán el resto de tu vida y a partir de entonces serás mejor persona, como yo lo soy desde hace tan solo unos días. #manuylavida


MBS


jueves, 24 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 24/08/2017

A penas resta una semana y el bloguero terminará su tarea vacacional. Dejará de hacer crónica de reflexiones en tiempos de descanso incluso para la mente. Esta es una de las misiones más imposibles que existen, dejar la mente en reposo, en situación de “off” para disfrutar realmente de la vida. No me cabe la menor duda de que una de las cruces más importantes del ser humano es su capacidad de pensar, y sobre todo la imposibilidad de dejar de hacerlo, de ir hacia delante y hacia atrás de una forma repetitiva sin parar. La mente o recuerda o planea, nunca se mantiene fija en un punto, de esa forma de relajación que se pretende por terapeutas y psicólogos. Concentrarnos en un punto negro dentro de un espacio en blanco, es como ordenar al cerebro que se fije en el ahora, en el instante como forma más aguda de conseguir la concentración que en definitiva es la relajación de la mente. Un pensamiento disperso, que de pronto va hacia delante como hacia detrás, es la mayor de las torturas, es esa cruz a la que me refería con anterioridad.

Hoy estamos a veinticuatro de Agosto, quedan unos siete días y ese debería ser nuestro objetivo. No puedo darme el lujo de perder mi tiempo que cada vez es más escaso en recordar los textos del uno, del ocho; o de cualquier otro día del mes. Como tampoco puedo estar, constantemente  diciendo lo poco que le queda al bloguero, que es como decir, que las vacaciones en esta parte del mundo se están acabando, que el verano llega a su fin y que la Navidad está al caer y con ella, el fin de otro año. Porque es así, nuestro espacio temporal lo contamos por fechas concretas, y así dividimos el año no solo en estaciones, sino también en las vacaciones, la Navidad, la Pascua, etc… En cada cultura sus fechas, y en cada persona su espacio donde no caben más recuerdos que los que no olvidamos, ni más ilusiones que las que esperamos realizar.

En lugar de la crónica del día, hoy esto se parece más a un manifiesto político, en definitiva, cada día tiene su razón, sin más explicación que lo que las teclas están dispuestas a comunicar y compartir. #manuylavida


MBS



miércoles, 23 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 23/08/2017

Es curioso como las personas se sujetan al pequeño espacio de tierra que les ha tocado en la vida. No solo me refiero al arraigo a las cosas, a un territorio físico; sino incluso al margen espacial de los sentimientos. Cuando tenemos mas o menos una estabilidad en esa dimensión, o aún sin tenerla se nos acerca alguien que por el motivo que sea está dispuesta a darnos parte de ese sentimiento suyo, que no es más que amor se le ponga el traje significativo que se le ponga; nos ponemos a la defensiva o intentamos poner barreras en ese espacio nuestro, como protegiéndolo del invasor que se acerca. Somos desconfiados de quien nos ofrece la nobleza del amor, y sin embargo no tenemos ningún problema de mantener cualquier otro tipo de relación, siempre que no tenga esa fuente de sentimiento que pueda invadir nuestro espacio.

Algunos son más o menos generosos con sus bienes materiales, desprendidos dicen que les llaman; pero no lo son tanto con la fuente de la humanidad, que no es más que ese cariño que nos distingue como especie, aunque también lo contrario, como es el odio o el daño emocional. Cuando convives durante unos días con un perro, te das cuenta qué lo que nos diferencia como especie, no es tanto esa capacidad para amar que para odiar. Cuando acontecen sucesos como los de Barcelona, confirmas que la auténtica característica del ser humano puede ser el mal, porque no se conoce en otras especies. Ninguna otra daña a su semejante por hacer mal, sino como defensa, por pura supervivencia.

El ser humano es esencialmente hermoso. Todo lo que le rodea es belleza, hasta que no la soporta y necesita destruir; aliarse con el mal y dañar a sus propios semejantes. Tal vez esa característica venga de su origen, de ese temor a recibir cariño. Esa sospecha que nace desde lo mas profundo sobre quien generosamente ofrece amor, preguntándonos que querrá, que nos pedirá a cambio; sin que seamos capaces de aceptar el cariño a cambio tan solo de un poco de nuestro amor. #manuylavida


MBS


lunes, 21 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 22/08/2017


Por fin creo que ha llegado el día con el que cerrar capítulos de la vida. Al parecer puede decirse que los sucesos de los últimos días ya cuentan con el nombre de todos sus artífices y en mi vida también se puede decir, que alguna de las historias que permanecían abiertas se han cerrado.

Yo creo que a todo el mundo le ha ocurrido, en mayor o menor dimensión eso de  tener lugares o sitios donde es tan fuerte la fuerza del recuerdo, que se mantienen al margen o se contemplan en la distancia. A veces esa manía en especial, o simplemente herida no cerrada, puede ser un núcleo de historias hermosas que se desean dejar intactas, sin que el efecto del tiempo les afecte; o en otras ocasiones causa tanto dolor repetirlas en la distancia, que es mejor ni intentar recuperar sensaciones y experiencias.

A mi me pasaba algo parecido con la playa. Ayer tuve un magnifico día de reconciliación con el mar y ese espacio de arena a su vera, que es tan vario pinto que conjuga el concepto de playa. No se trata solo de un lugar donde sentir y tomar los rayos del rey de los astros, sino un lugar de destino y estancia. Toda una serie de ambientes y sensaciones que levantan las ampollas del recuerdo o la imagen mas o menos tímida de una felicidad añorada.

Como digo tantas veces, en la vida siempre regresamos a ese lugar donde un día fuimos felices, al lugar donde se nos quiere. Se podrá tardar mas o menos tiempo; a algunos la vida nos cuesta demasiado, pero se regresa como una tendencia natural a la guarida, al hogar de las personas y lugares que son nuestro espacio natural.

La playa tiene algo que atrae a unos y repele a otros, como todo lugar donde los medios naturales son infinitamente superiores a los humanos, a los creadores de ese lugar cuya obra, a veces faraónica, carecería de significado sin las olas yendo y viniendo a la orilla, como un coqueteo constante de seducción donde la promesa sin garantías es una historia de amor. #manuylavida


MBS


EL BLOGUERO ACCIDENTAL 21/08/2017

Como suele ocurrir durante este mes en este lado del Mundo, hoy la crónica accidental del bloguero se hace pegado al mar tecleando junto a la fresca brisa de su amanecer, de esos que se fotografían sin importar la calidad de la toma, porque lo que realmente interesa es comunicar al mundo que también se goza del verano, que si un día se dejo de veranear no fue por la estación, sino porque ya no se podía compartir con quien se tenía la ilusión.

El verano y la época vacacional al final no es mas que una ilusión cuya realidad molesta más que beneficia. Se trata de una esperanza que cuaja durante los otros once meses del año, que se cuentan a la espera de esa ilusión, que al llegar pasa a veces con mas penas que glorias. Pero no se ven, porque se narra la postura, la imagen de una felicidad a veces rota, pero que se lleva junto con esa ilusión a todo tipo de redes sociales, en las que importa más la imagen que la verdad.

Vivimos en la sociedad de la apariencia, donde lo importante no es lo que se hace, sino como llega a los demás eso que se hace o se dice que se está haciendo. Lo importante es causar atracción y empatizar aunque sean envidias, pero siempre con la intención de llamar la atención y no pasar por el mundo desapercibidos, ya que como se cuenta, si se hace que se sepa. Cómo dicen un día de playa carece de sentido sino se sube la foto al Instagram o cualquier otra red social. Lo mismo ocurre con una cena o cualquier otra celebración. Hace unos días me comentaron que un notario de mi ciudad, cuando le encargan la celebración de una boda, pregunta a los contrayentes si le autorizan a publicar  las fotos o videos de la celebración que se graven en la oficina notarial u en otro lugar, en los perfiles sociales del notario. Me sorprendió porque lo normal sería que dicho deseo fuese de los novios y sin embargo no, lo es del notario, esa persona que por su cargo goza de los máximos respetos en los estamentos públicos en esta parte del Mundo.

Como se puede ver, antes o después la vida progresa hacía el gran hermano, hacia una sociedad narrada en presente y en directo, donde aquello que no se publica sencillamente no existe. #manuylavida


MBS



domingo, 20 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 20/08/2017

El mes empieza a madurar, ya cumple la veintena de días y avanza a paso rápido y firme a su fin. Así va la vida lo que ocurre  es que no nos damos cuenta, tenemos una mentalidad que no se si es por educación o algo innato, de eternidad; de pensar que nada acaba y todo es permanente. La propia vida la vemos como algo sin fecha de caducidad, aunque constantemente estemos viendo como no es así. La evolución es tan aparentemente lenta, que pasamos las etapas sin abandonar la anterior. Nadie puede afirmar que a pesar de la edad, no tenga algo de niño en su interior, que la infancia o la adolescencia; no le dejaran marcas de tal calado, que a pesar del paso del tiempo no siga teniéndolas presentes.

Hoy es domingo y de Agosto; y a pesar de que todos los sucesos de Barcelona sigan estando muy presentes, es un día con pocas cosas que contar por si mismo. A la gente le preocupa más si va a hacer sol para ir a la playa que cualquier otra noticia, y esa es la normalidad que a algunos les revienta de nuestra sociedad, que no estemos pensando todo el día en esa eternidad paradisiática como pretenden, que sintamos la eternidad en presente, ahora mismo con esos simples momentos de felicidad pero que hacen que la vida en si sea bella, que merezca la pena vivir lo que se tiene y no soñar con recompensas poco garantizadas como las de ciertas deleidades. Tener fe es una virtud, es dar un sentido a la vida por la propia creencia, pero ese sentido no puede ser destruir la propia esencia de la creencia que es la vida.

Como dije al principio de la crónica del día, pensamos que la vida es eterna porque vivimos en presente y a diferencia de los demás tiempos verbales, el presente es una permanencia inmutable, porque el pasado tiene un límite que es justo el final del pensamiento o la vivencia y el futuro es una puerta que se alcanza en cada instante, y que buscamos  en el otro tiempo verbal que es el presente. Éste no tiene límites y por lo tanto es eterno, como nuestra propia vida, por ignorancia del origen y misterio del destino. Bonito domingo familia. #manuylavida


MBS


sábado, 19 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 19/08/2017


Dicen que después de la tempestad llega la calma, que el día de después es de resaca tras el abatimiento de los sucesos. A pesar de contar con la paz de las víctimas, con el dolor aún vivo de su sufrimiento e imágenes que destrozan hasta al mas duro de los corazones; como decía a pesar de ello, no es un día de calma  y ni mucho menos de tranquilidad.

Después de haber visto la cara de los asesinos, de personas sembradas con la semilla del mal, ahora llegan otras caras, que si no matan con las armas o con furgonetas son capaces de hacerlo con la palabra. Son los “iluminatis” de la conspiración, del odio; del deseo de venganza y no de la justicia aunque se presenten en el mundo como los auténticos poseedores de la verdad y la certeza de los conceptos. Son todos aquellos que tienen al odio por bandera, que piden la expulsión de los musulmanes como ya se hizo en el Siglo XV al igual que sus cabezas llenas de involución, que se quedaron en ese siglo o incluso antes y sin evolución posible, rinden homenaje a triunfos del pasado y glorias ajenas, porque al igual que aquellos que siembran el terror, piensan que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor.

Estos hablan de expulsión y los otros de volver a recuperar lo que fue de sus abuelos, ni que aquí estuviesen éstos o mejor dicho tatarabuelos o mas lejanos parientes, para dictar testamentos y dejarles en herencia lo que nunca fue de nadie, sino mas bien de todos.

Asco me dan todos estos, que llegan como alimañas carroñeras en los momentos de mas dolor, para hacer ondear sus banderas de la liberación y sus dogmas de lo propio, que no es mas que una muestra de su cobardía y miedo por lo extraño.

Hoy tengo ganas de vomitar por partida doble, por los asesinos y por los que no ven más que demonios en sus propios pensamientos. Hoy firmo con mi rostro asumiendo todos el riesgo y responsabilidad por mis palabras, porque como muy bien se gritó ayer en mi amada Plaza de Catalunya: “JO NO TINC POR” #manuylavida


MBS



viernes, 18 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 18/08/2017


El bloguero cuando empezó sus crónicas diarias el pasado día uno, nunca pensó que a mitad de mes tendría que llorar. Nunca pudo imaginar que tendría que vivir el sufrimiento de la muerte y el asesinato del terror. Nunca pudo pensar que en su Catalunya querida los enemigos de la vida sembrarían de sangre y lágrimas las calles de la hermosa y querida Barcelona.

Los terroristas de una u otra ideología nunca podrán estar al nivel de los que amamos la vida, de los que queremos unirnos por vínculos de amor y no por los del miedo. Fanáticos asesinos que son dirigidos por intereses políticos y estratégicos. Son utilizados al ritmo de plegarias religiosas como monigotes en un puesto de feria. Su fin es causar la alarma, el terror con su muerte en busca de un paraíso que no es suyo, porque ningún dios les puede prometer un mundo mejor cuando en otros mundos han sembrado la muerte.

El infierno es su destino, ese lugar que matando pretenden evitar y no es mas que el lugar donde acaban y merecen. Los justos en la Tierra no les vamos a pagar con su misma moneda, sino con la nuestra que es el amor. Nosotros nos movemos con la ley y no con las armas, con las normas y no con los salmos falsos de un falso dios que no existe mas que en un adoctrinamiento de asesinos a sueldo. Al final siempre será el dinero, el poder; el dominio del hombre por hombre lo que moverá intereses y falsas creencias que no son mas que consignas dadas por servidores del terror.

No olvidéis que los que vivimos y nos gusta la vida, ya hemos ganado porque somos felices. La felicidad es nuestra mejor arma frente a esta panda de seres satánicos, que pretenden un mundo egoísta para ellos con la sangre de sus semejantes. Tan solo mirar las caras de los asesinos, mirar la semilla del mal en su mirada; ver como no hay mas que almas negras en esos cuerpos llenos de miseria, esos que obligan a taparse a las mujeres porque ellos no son dignos de mirarlas. Esos desgraciados que nos son mas que unos capados por la miseria de sus ideas, por la mierda de sus existencias.

Barcelona seguirá siendo un lugar maravilloso donde vivir, un lugar donde no se mira a las personas por su origen ni su ideología; un lugar donde no caben los miserables que no saben ni vivir. #manuylavida


MBS


jueves, 17 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 17/08/2017

Un día más para contar. Llega un momento en la vida en lo que lo importante no es contar días, sino que los días cuenten. Sin embargo, y yo no creo que sea la excepción, contamos más días en los que pasan a la historia sin quedarse en la memoria, que los días que hacen historia y se escriben en nuestras memorias.

Realmente es que, si todos los días fuesen tan excepcionales, el mundo sería un lugar donde todos los días estaríamos de fiesta, de celebración. Y ahora bien, ¿porque no? ¿Por qué es preciso un hecho excepcional para que se pueda celebrar? Un día más tan solo con vida, debería ser suficiente para que el día fuera excepcional, que no lo contáramos simplemente como un numero en el calendario, que si no está pintado en rojo pasa con más pena que gloria, que al parecer los días son tan solo un obstáculo para llegar a otros días, donde o bien aparecen en rojo, o simplemente tienen un significado más allá de ser tan solo un día.

Cuanto hablo de los días, podría hablarse de los meses. En esta parte del mundo el mes de Agosto es el mes de vacaciones por antonomasia. Para algunos el año nos son mas que días que superar que componen meses, hasta llegar al mes de Agosto. Se reduce tanto la vida que al final una vida se compone de unos cuantos meses de Agosto, o de unas Navidades; o de unos contados días de aniversario.

Cada día es una razón para ser felices, cada instante es un motivo para agradecer la vida, no seamos tan cortos y celebremos el propio hecho de respirar.

Agosto sigue su marcha con paso firme, el Bloguero tan solo quiere celebrar cada día y no solo los de Agosto, los de toda su vida con vosotros. #manuylavida


MBS



miércoles, 16 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 16/08/2017

A veces la mejor de las noticias es la ausencia de noticias, y hoy es uno de esos días en los que por mucho que me esfuerce, no tengo ni recuerdos relacionados con el decimosexto día del mes de Augusto. Debe ser en esta circunstancia semejante a la que narro, cuando los periodistas de los noticieros sacan camisas del baúl de los recuerdos, o califican como noticia, algo que no es más que un hecho más de la rutina diaria.

Yo hoy os podría contar que tengo que alterar mi orden matinal porque he quedado con una persona por trabajo, y que luego todo volverá a su orden natural. Sin embargo, nunca se sabe y en cualquier momento puede ocurrir un imprevisto que lo altere todo. Cada día me cuesta más atender a imprevistos y sé que es una falta, que saber adaptarse a las circunstancias sin que te alteren es una virtud, se trata de esa faceta que llaman ser camaleónico y que se me da tan mal últimamente. Tengo la sensación de que planifico actividades de forma ordinaria y cronometrada para evitar curiosamente atender a imprevistos, ocupando tiempo y espacio para impedir su aparición. Desde este momento reconozco que es una lucha perdida de ante mano, porque algunas cosas circunstanciales de poco calado se pueden evitar, pero aquellas extraordinarias, o que simplemente precisan de nuestra atención particular, son inevitables por mucho orden que fijes en tu existencia.

Este día dieciséis parece que no va a destacar por nada en especial, pero nunca se sabe; la vida es un cumulo de cosas inesperadas, de imprevistos que no están a nuestro alcance dominar y que además son ese color picante que da sentido a la existencia.

El mes empieza a contarse en días que faltan en lugar de en días que quedan, mala costumbre esta que se parece mucho a lo de la botella medio llena o medio vacía. Seamos optimistas y pensemos que aún queda la mitad del camino, que aún restan historias que contar, y si no las tenemos; las inventamos que para algo tenemos esa capacidad. #manuylavida


MBS


martes, 15 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 15/08/2017

El quince es una cifra mágica dentro del treinta, porque indica justo que nos encontramos en el centro, en eso que llaman el ecuador de algo. Hemos llegado a la mitad y sin ayudas externas, parece que fue ayer cuando anuncié lo del bloguero y ya se ha hecho como de la familia encontrarnos cada día en tan solo unas líneas. Es esa creencia en las casualidades lo que me lleva a provocarlas y así de esta forma, facilitar los encuentros.

Tengo que confesar que el camino no está siendo llano, porque desde el primer día estoy teniendo problemas con la tecnología. Nada más empezar el treinta y uno del pasado mes fue en el pc y ayer en el teléfono. Dicen que los caminos difíciles nos llevan a destinos soñados. Eso espero, que a final de este mes todos al menos nos encontremos con las mismas ganas de seguir como empezamos.

El quince de Agosto es de nuevo día de recuerdos, porque en esta parte del mundo es un dia festivo que se celebra en todo el país. Es un día en el que la locura a veces ha dominado a la razón, y como dicen al corazón hay que darle la razón como a los locos. Tal vez demasiadas veces no solo le he dado la razón, sino que además he buscado su locura dejándome llevar a extremos con consecuencias. Algunas dolorosas, pero necesarias, porque esas consecuencias nos llevan a lugares extraordinarios y a conocer personas excepcionales.

Recuerdo un quince de Agosto que en una tarde hice cuatrocientos kilómetros para verme con una persona durante unas horas y otros cuatrocientos de vuelta, sin dormir; conduciendo por carreteras desiertas y por lugares que me llevaban a otro corazón siguiendo la locura del mío. Hoy después de que hayan pasado bastantes años, y en una mirada hacia atrás con sonrisa; reconozco que mereció la pena pero que a su vez fue un antes y un después, que esa locura me llevo a asumir unas consecuencias de las que al día de hoy, todavía las siento.

Ese quince de Agosto es inolvidable en mi historia porque hizo historia. Espero que en el de hoy hagáis historia y la contemos entre todos. Es mitad de mes y esto vuela tan rápido como la vida misma. Disfrutar. #manuylavida


MBS