sábado, 22 de febrero de 2014

LA ESPERA

Dicen que la esperanza, es la fuerza que nos mantiene firmes frente a la espera, que es la primera lección del amor. A veces se pierde como una hoja seca caída en un arroyo, que buscando conquistar su sueño, tal vez se desvíe por otros ojos que no eran los suyos. Cuando no se aprende esa lección, tal vez entreguemos todo nuestro corazón y no lo recuperamos jamás entero. Confiamos en ese hilo fino que el amor une las distancias mas fuertes que el acero, pero en ocasiones se desenlaza, surgen los nudos y nos perdemos entre giros y cruces de caminos, donde dejamos de ver nuestro destino, nos cegamos por otros ojos que no eran los que soñábamos, los que nos mantenían vivos con la esperanza de que algún día fueran los nuestros. Esperar es la primera lección, la principal regla, sino queremos caer en las trampas de la vida, en esas señales equivocadas que cada día recibimos, y sin ser conscientes de ello, echar por tierra ese sueño tan humano, que es encontrar el amor verdadero.


domingo, 16 de febrero de 2014

ENTRE LA ILUSIÓN Y LA DECEPCIÓN

Dicen que los límites entre la ilusión y la decepción , son tan frágiles, como los que hay entre las palabras y los hechos. Las palabras te ilusionan, los hechos pueden llevarte a la decepción. Pero a veces es tan difícil ilusionar, tal vez confundido por impresionar, que los actos se convierten en decepción cuanto tu intención era todo lo contrario, cuando lo que pretendías era encontrar unos ojos mojados y un rostro brillante por una emoción, por un acto que lo hiciste con tu mejor voluntad, con el mejor de tus propósitos y sin embargo, no acertaste, es entonces cuando tu corazón se desmorona, se desquebraja en mil pedazos, cuando son tan intensos sus latidos que piensas que el pecho te va a explotar. Son los síntomas de la decepción, que aparece, no cuando esperas algo de alguien, sino cuando has tratado de hacer algo con tanto amor, con toda tu pasión y no lo consigues. No te decepciona el hecho de que no hayas recibido la reacción oportuna, la esperada, la decepción se origina porque la persona a la que habías volcado toda tu ilusión, no ha sido capaz de mentir, disimular, actuar como si nada hubiera pasado, como si eso que a ti te hacía tanta ilusión a ella también le gusto. El amor implica saber complacer a la persona amada, la sinceridad está sobre valorada, porqué no hablamos ni actuamos como extraños, como personas ajenas con las que ante ponemos la razón, sino lo hacemos con el corazón y de la ilusión a la decepción, solo la separa una estrecha franja, que algunos no saben que nunca se ha de cruzar.


sábado, 15 de febrero de 2014

UNA MIRADA HACIA ATRÁS

Cuando en ese momento del día te pones a repasar tu vida, siempre hay un instante donde echas una mirada hacia atrás, donde intentas visualizar aquel momento, aquel instante inesperado en el que encontraste a esa persona con la que compartirías desde ese momento toda tu intimidad, con la que después de cruzar las miradas, estás mirarían en la misma dirección. Echando esa mirada a la espalda, nunca te puedes plantear que lo mismo algún día exista un adiós, un adiós falso que solo te de ganas de volver. Porque todos pasamos por esa experiencia en algún momento. La vida no es fácil, es más nadie nos enseñó a vivir y lo hacemos por el camino, como si se tratase de un examen de recuperación. Y surgen esos momentos en los que puede que quieras decir un adiós, para que te puedan retener. Lo cierto es que uno nunca hace lo que quiere, sino lo que puede, y a veces lo único que puedes es echar de menos, mirar hacia atrás y recordar aquel momento que cambió tu vida, y ya nunca nada sería igual. Echando esa mirada hacia atrás a veces te preguntas por la quieres, porque tal vez, como dice la canción tienes alma de bolero y se te aparece en los espejos de cuerpo entero, te pellizcas, no te lo crees, pero sigue estando ahí. Es en ese momento, cuando echas la mirada hacia atrás, es cuando descubres que ese adiós no significó nada, que lo único que deseas es regresar.


domingo, 9 de febrero de 2014

LA NIÑA DE MIS OJOS

Dicen que una vida no es suficiente para satisfacer el amor, por eso lo dividimos en momentos. Desde que esa persona se clava en tus ojos, llena a tu alma y se instala en el corazón, te falta tiempo. No dejas de pensar en como entregarte, como no perderla, por eso hay que vivirlo en el momento. Algún día puede que te llegue un adiós que no comprará el olvido ni eliminará el recuerdo. Mi niña de mis ojos entro en una tarde de verano, se quedó tatuada en mi pupila y se instaló en mi corazón sin puerta de salida. No conozco otro milagro, que encontrar esa persona y además se instale en tu corazón, sin posibilidad de regreso. Muchas personas han tenido amores diversos, pero siempre hay uno, el auténtico, que nunca olvidarán. Ese amor se convierte en su referencia, en el reflejo de los demás con los que siempre se comparará. Creo en la media naranja, somos seres incompletos, hasta que nos llega ese amor, y desde entonces, ya todo encaja. Nos convertimos en seres plenos y dichosos, y aunque la distancia les separe para darse un abrazo, no impide que les una el sentimiento.


sábado, 8 de febrero de 2014

CADA LATIDO, UNA PALABRA

Cuando se alcanza la perfección, cuando se consigue entregar el corazón, a veces piensas en lo que pasará y te pierdes lo que está pasando. No sabemos como pasó, porqué llegó ese momento de encontrarte con la persona, que con cada latido de su corazón, te entrega una palabra. Cuando cada día te enamoras, es que has encontrado el amor verdadero, no sabes si todo empezó con su sonrisa cuando la mirabas, o que escuchabas su corazón hablar, sin que nadie mas se enterara. El amor es un universo complejo, compuesto de la furia del deseo, de la ternura de un beso o de la necesidad de cuidar, de proteger a una persona, que de repente te hace plantearte toda tu vida, a revuelto todos tus proyectos para centrarse solo en uno, en esa boca entre abierta con una sonrisa, cuando te mira sin complejos. Tantos han intentado explicarlo, los mas escépticos, con la física o la química, otros dándole vida propia a nuestro pecho; pero la única verdad, es que cuando llega, escuchas de otra forma, sientes diferente, porque sabes reconocer y entender que cada latido de su corazón, es una palabra, es un suspiro que te llega directo al alma.


domingo, 2 de febrero de 2014

LA SENCILLEZ

El amor no precisa de joyas, de ropas, de coches, de restaurantes, lugares de lujo, ni del oro ni de los diamantes. El corazón es caprichoso en sus gustos, solo necesita alimentarse de caricias, de ternura, de besos y de miradas profundas. Cuantas veces he dicho que no necesitas adornos, que no eres un árbol de navidad, que tu rosotro tan solo limpio con agua pura y clara, es la belleza con la que conquistaste mi corazón. En esta vida nos empeñamos en estar guapos, no en ser guapos. Precisamos de maquillajes, manicuras, peluquerías y todo tipo de necesidades creadas para gustar a los demás, no para sentirnos guapos, no para satisfacer al corazón. La sencillez es el complemento de la belleza, quien no necesita nada, todo lo que le llega es un regalo, por muy simple que sea, porque no se pide nada al amor, tan solo honestidad, sinceridad y gratitud por entregarlo. Nos disfrazamos de lo que no somos, cuando el corazón vaga desnudo por el mundo, no nos importa ocultarlo tras una mascara que nos hace sentir otros, justo lo que no somos, porque al parecer siempre pretendemos impresionar, ser diferentes, enemistándonos con el corazón, que distorsionado con tanto blindaje, no puede mostrar la pureza del amor. Si nuestro cuerpo es nuestro traje, ya no necesita mas complementos, como el amor tampoco precisa de diamantes ni tatuajes, tan solo mostrarse puro, simple con todo su esplendor.


sábado, 1 de febrero de 2014

LA MIRADA DE TUS OJOS

Dicen que suele pasar, que los ojos mas bellos son los que más lágrimas han derramado, y que los corazones más tiernos son los que mas han sufrido. Después de que pasara mucho tiempo ver caer lágrimas de mis ojos, comprendí que la belleza, que lo que nos diferencia, no es el color de los ojos, sino la expresión de la mirada. Cuando los ojos han sido bañados por las lágrimas durante tiempo, la mirada persiste, tal vez mas clara y limpia, después de tantas lágrimas. Esa mirada sigue siendo la misma, la que nos hace diferentes, aquella que a pesar de las dificultades, de dramas y dolores en el pecho, persiste al paso del tiempo, te define como ti mismo, esa persona única e inimitable que lleva las señas de tu identidad. La mirada permanece, transmite tus penas y alegrías, manifiesta lo que realmente eres, lo que piensas y lo que desea tu corazón. Por muchas lágrimas que se derramen, no dejas de ser tu mismo, vuelves a los orígenes y aquello que lamentabas, que pensabas que ya nunca volvería a pasar, perdura, cuando te miras al espejo, y con tu mirada a través de tus ojos, ves reflejada tu alma.