domingo, 31 de marzo de 2013

VERTE BAILAR


Abres la puerta, tiras tus gafas de sol sobre la mesa, dejas caer el bolso contra el suelo, no te importa lo que llevas dentro. Tu cuerpo está en movimiento. Me miras, no dices ni una palabra. Deslizas tu chaqueta con un suave movimiento y cae sobre el sofá, entonces si me miras, me invitas a seguirte, con tu mirada traviesa con la que me ordenas. Tomas el primer escalón, subes uno a uno hasta el final de la escalera, cuando llegas arriba, ya no te aprieta el primer ni el segundo botón de tu camisa, mueves tu cuerpo al ritmo de tus deseos. Las caderas de izquierda a derecha y me hipnotizan, ya soy tuyo, hago lo que tu quieras. Ya no hay ningún botón que te sujete, me das la espalda y tus brazos hacia arriba se mueven tenues, armónicos con tu movimiento, que me invita a acercarme pero no a tocarte. Es tu baile, es tu cortejo, cada vez la respiración es mas acelerada y tu piel mojada, pero sigues bailando dejándome a tan solo unos centímetros de tu aliento. En un momento, siguiendo tu ritmo, te darás la vuelta, me miraras a los ojos y tus húmedos labios me atraerán a ese paraíso que es tu cuerpo, hasta fundirnos en un beso de deseo. 
Tal vez la vida no te da la música que te toca, pero tu eres la única que eliges como bailarla.


sábado, 30 de marzo de 2013

ESPECIAL


Hay personas que tienen un precio, pero hay otras que tienen un valor. Es posible o tal vez seguro, que hay gente que se les puede comprar, tienen un precio, sin embargo las que tienen valor en si mismas no se pueden adquirir ni por todo el oro del mundo.
Desde el primer momento se percibe ese valor, en la forma en la que se siente segura de si misma, que sabe que aunque haciendo alguna travesura, esa carita juguetona será cubierta de besos, ese valor solo puede ser premiado con el roce de los labios sobre su rostro. Conoce, sabe, pero ese propio valor le hace ser humilde, no lo luce, lo demuestra, en cada mirada, en cada movimiento de su cuerpo, con cada hechizo de sus ojos. 
Te escondes tras una almohada, cubres tu rostro con tus propias manos, pero no puedes impedir que el brillo de tus ojos salga por cualquier rincón, sabes que todo lo que haces es mágico, que lo se y lo adoro, pero como un gatito, muerdes un trozo de pastel y sales corriendo para que ten encuentre, para que te rodee con mis brazos y te apriete tan fuerte que no puedas ni decir mi nombre, porque tal vez sea ya demasiado para una persona normal como yo, que tu nombre salga de tus labios.


viernes, 29 de marzo de 2013

MOMENTOS


Hay muchas personas que se pierden la vida en busca de la felicidad, perdiéndose los momentos de alegría. Ignoran que la vida no está hecha de grandes momentos y que las grandes palabras y los actos excepcionales serán tan solo unos pocos para recordar. A la felicidad se llega por el cúmulo de momentos de alegría y es tan solo juntando muchos de ellos cuando entenderemos que es la felicidad, porque no es lo mismo para unos que para otros. Cada persona tiene su objetivo, sus planes, sus deseos y su fines, pero al final la alegría es común para todas las almas que nos rodean. Es una dicha, a veces momentánea de unos segundos que hace que en tu cara se dibuje una sonrisa. Sumando sonrisas que son la manifestación de nuestra luz interior, alcanzaremos esa meta, ese repaso de nuestra historia, que no es otro que el motivo de nuestra existencia, disfrutar de esa sensación tan inmensa que es estar vivos. No esperemos a que luzca el sol, debemos hacer que el sol brille y eso no depende de la naturaleza, es un propósito personal, hacer que donde el tono gris lo cubre todo, la luz que nace de nuestro corazón brille sin depender de que luzca el sol.


domingo, 24 de marzo de 2013

EL TRIUNFO DE LA VIDA




En esta parte del mundo ha llegado la primavera y como dice el título, es la victoria de la vida. Primavera significa prima (primer) vera (verdor), primer verdor. Su etimología ya es excitante, por allá por donde pases puedes ver como los campos florecen se llenan de color y de ese verdor, los animales salen de sus cavernas con la vitalidad de comenzar de nuevo a vivir, de sentir esos rayos de sol que iluminan en el cielo azul. Hay personas mas o menos sensibles, pero esta estación también les afecta, a veces de forma desagradable, un estornudo, pero todo ello significa algo, hay movimiento nada permanece estático tras la parálisis del invierno. Algunos nos afecta mas que a otros, yo me encuentro entre aquellos que les cambia por completo, me siento mas sensible con mas necesidad de contacto con los instintos a flor de piel y en cada mirada encuentro notas de seducción. Somos parte de la fauna que puebla la tierra y no podemos ignorar nuestro origen animal y como tal, el cortejo, el coqueteo la insinuación se engrandecen durante la primavera, es como si existiera una fuerza sobre natural que nos conduce a relacionarnos a dirigirnos a las personas de una forma diferente, como si tuviésemos una necesidad de gustar, de formar vínculos mas estrechos y todos los sentidos se apoderen de ti sin poder frenarlos ante tal aluvión emocional.
Me gusta la vida y todas las estaciones, pero me siento primaveral, enérgico, positivo y las gana se convierte en ansia de vivir. 
Las personas en primavera también florecemos, abrumados por la fuerza de la pasión.


sábado, 23 de marzo de 2013

SER AUTÉNTICO


Cuantas veces te has preguntado ¿porqué? se termino y te lo has reprochado una y otra vez buscando tu propia culpa. No encuentras respuestas porque lo distes todo, no pretendiste ser el mejor, no esperabas ni tan siquiera una recompensa, tan solo fuiste auténtico, tu mismo con ese don que la vida te dio y sin embargo, no funcionó. Lo diste todo, le ofreciste un coro de sentimientos, una orquesta que compusiera una sinfonía de amor y sin embargo, se acabó, Y te sigues preguntando ¿porqué?, ¿que hice mal?. Cuando nos esforzamos en la vida dando lo que tenemos y mucho mas, no se nos puede pedir nada mas, lo que ocurre es que en ocasiones hay personas que son incapaces de absorver ese torbellino de amor que tu eres, ese ser complejo repleto de matices; que se buscan algo mas fácil que no les complique la vida, que con el mínimo esfuerzo puedan conseguir alguna meta aunque la mediocridad tiente su vida de tonos grises. Tu te preguntas, no encuentras respuestas porque eres un ser complejo, inteligente y emocionalmente generoso y no lo pueden digerir. A veces ser auténtico nos conduce a muchos momentos de aislamiento y de soledad, pero sin embargo no podemos nunca olvidar que lo importante no es triunfar sino ser eso que a veces te reprochas, ser auténtico. 


martes, 19 de marzo de 2013

PAPA





Hoy en el día del padre, os voy a reponer el Capitulo VI de lo que fue un pequeño relato sobre esa hija que soñé tener algún día y que no llegó, lo llamé VALERIA UN AMANECER PERDIDO, porque así se iba a llamar. La vida no quiso verla nacer, las circunstancias lo impidieron cuando yo ya la soñaba. En este último capitulo me muestro como ese padre que prentendí ser. Valeria fue un amanecer perdido, pero existe, esta en mi corazón y como si hubiera nacido la amo y la cuido cada día. 
Los seis capítulos que escribí hace casi dos años los teneis en el blog http://manuylavida.blogspot.com



Ya veo a mi Valeria, sentada en su pupitre, abriendo esa carpeta que le preparé con la ilusión de un padre que contempla a su hija como en su vida empieza amanecer. Que se hace mayor, y que uno de los mas grandes pasos de la vida se inician para recorrer un largo camino. Ese estrecho espacio que existe en la vida, que debemos cruzar tratando que las caídas sean las menos posibles. 

Te miro y observo mi amor, mi niña, mi todo, lo mas grande que he creado en el mundo, mi mayor obra, el fruto del amor. Y te veo en un rincón, como a ti te gusta cuando empiezas a dar nuevos rumbos en tu vida. Siempre te ha gustado pasar desapercibida, enroscarte entre tus brazos, sujetar tu cuerpo para que no se te escape el alma. Ese alma blanca y pura que tienes pero que se filtra por un pequeños hueco de tu mirada. 

Mi amor, mi vida. Te siento en la distancia, como si estuviera ahí junto a ti, acurrucado a tu lado, siempre cerca y vigilante para evitar que cualquier sufrimiento invada ese enorme corazón que late en tu pecho. 

Valeria, mi niña, sigo cada noche dandote un beso antes de dormir, al despertar y en cualquier momento que te acercas a mí. Te tengo en mi mente durante cada segundo del día. Así con tu carita dulce, con mirada baja pero con esos ojos desafiantes y auténticos. Con tu melena, que apenas deja ver tu rostro, y que despejas, cuando solo tu decides, cuando quieres darte en cuerpo y alma dejando ver tu bondad, tu sensibilidad, pero también a esa persona fuerte, segura de si misma y orgullosa de lo que es y de lo que siente. 

Mi niña de labios frondosos, carnosos, exhuverantes, que invitan a besar y a ser besados. Mi amor, hoy ahí, sola, como en tantas ocasiones, pero firme, con tus fuertes convicciones, con la consciencia de que la soledad sonora, no es una soledad encontrada, sino una soledad buscada llena de armonía, de paz y de libertad. 

Valeria, hija mía. Esta mañana cuando salistes de casa, tempranito como sabes que me gusta, te dí un fuerte beso y me lo corrspondistes. No quería dejarte marchar, deseaba estar contigo. Como tampoco lo quise aquel día en el jardín de infancia, donde te sentistes traicionada y abandonada. Quiero que sepas que yo tal vez sufrí mucho mas que tú, porque tan solo alejarme de ti unos metros, no tenerte a mi lado, ya es sufrimiento. 

Mi amorcito, como me conoces, como sabes lo que me gustan las celebraciones. Como no puede ser así cariño. Como quieres que no celebre cuando llegastes a mi vida, cuando te salió tu primer diente, cuando dijistes papa, en tu primer día de colegio donde al salir te encontrastes en la puerta con todos aquellos que pensabas que te habían abandonado. Tu primera mestruación, también es de celebrar, te hicistes mujer, mi mujercita. Cuando te dieron tu primer beso, que yo con los míos quería limpiarlos de tus labios, porque soy un padre celoso y siempre me amarga el miedo de perderte. y como no voy a celebrar tu primer día de universidad, mi niña puesta de largo, eligiendo su camino un poquito empujada por mi. 

Mi preciosa niña con la que tantos momentos he pasado. Con la que me ha llenado por completo esta vida, la que ha tintado de color un fondo de grises, la que ha dado tanta felicidad, por ser como eres, por vivir con el corazón en la mano, con sentimientos dispuestos a entregarlos con todas tus fuerzas, sin dejar la mas mínima esencia sin regalar por tu generosidad desmedida. 

Mi princesa Valeria, no te importe lo que nadie piense de tí, que no te preocupe parecer una mujer débil, sensible, tímida, introvertida. Tu papi sabe que no, que eres fuerte, que sabes caminar sin apoyarte, en ese camino tan difícil que es la vida, pero que con tu bandera pintada de rosa, podrás vencer los obstaculos que seguro encontrarás y de los que ya tienes alguna experiencia. 

Ahora que empiezas a caminar por ti sola, no puedo dejar de recordar aquellos momentos tan dichosos, cuando jugabamos en el parque, cuanto te subías a los columpios. Esos sabados que te despertabas antes que yo porque te gustaba venir conmigo al hiper a hacer la compra, y te sentaba en el carrito, y los dos hacíamos que algo que a la mayoría de la gente le molesta, le aburre, fueran momentos de diversión y de plenitud. Recuerdo cuando te cambiaba tus pañales de niña, cuando paseabamos por las calles en tu carrito o con la mochila sobre mis hombros. Mirabas de vez en cuando hacia detras para comprobar que seguía ahí, que era yo quien lo empujaba, que no te perdía de vista. 

Recuerdo mi amor, cada día que te dejaba en el colegio, en todos me sentía que no que quería huir y no dejarte, llevarte conmigo. Por eso los fines de semana eran tan intensos, juntos como a ti te gusta decir, disfrutando de cada instante. Y en esas vacaciones, que aunque a veces mal planeadas por mi locura de la puntualidad, se hacían eternas, pero llenas de belleza y de amor, porque todo da igual, como dices Valeria, porque estabamos juntos. 

Depués cuando te hicistes mayor. Entrabas y salías tu solita, y me gustaba, porque empezabas a ser independiente, a decidir por ti misma, a empezar a usar la vida. Si usarla, porque la vida sino se usa, se utiliza, y la vida es para vivirla como tu elijas, como tu la quieras usar sin que nadie te utilice. 

También recuerdo Valeria, aquel día que te rompieron el corazón, que te destrozaron el alma y nada podía hacer yo mas que abrazarte, arrancarte ese sufrimiento y quedarmelo yo, poque siempre he puesto y pondré mi vida sobre la tuya, y no puedo, no soy capaz de verte sufrir, y no se que hubiera hecho con ese mal nacido que te abandonó, que te traicionó cuanto tu se lo habías dado todo. Le habías dato tu corazón y abierto toda tu alma, con esa generosidad sentimental que te hacer ser Valeria, mi amor, mi vida, hija mía. Desgraciado será quien te lástime, quien te haga daño, porque no hay mas dolor que el abandono, es desprecio, el castigo inesperado, como el que tu sufristes, y me sentí impotente, incapaz de hacer nada mas que lo que sé. Abrazarte, darte todo mi apoyo, porque siempre me tendrás, como yo siempre te tengo en mi memoria. 

Mi niña, mi amor, mi sueño mas querido, cogido a tu mano, sintiendo cada paso de tu corzón por tus venas, paseando por una calle, un parque, o simplemente jugando en casa sobre los sofas naranjas, encima de mi, tu papi querido que aspiraba cada milimetro de la esencia de esos momentos vividos, con el mas bello fruto que jamás halla creado. 

Así es mi querida Valeria. Cuanta razón tienes cuando hablabas de la cantidad de casualidades que tuvieron que darse para que llegaras a este mundo, aunque como tu dices, tu alma ya vivia antes que tu existencia. Tantas circunstancias encadenadas con fortaleza una a una, tuvieron que sucederse, para que Valeria mi amor llegaras a este mundo, trayendo armonía, haciéndo de mi vida, una realidad sonora, como una romántica canción francesa de los sesenta. 

Cariño, se me nubla la vista, la cara se me enjuaga de lágrimas al pensar que cualquiera de esos eslabones que fueron precisos para que tu existieras, se hubiera perdido por el camino, y no te tuviera, aquí tan cerca, tan amada, mi Valeria. 

Tus risas, tus llantos, tu forma de hablar precisa con cuidado y meditanto cada palabra, pero tan expontanea cuando quieres sacar tus sentimientos. 

Dicen que el amor a un hijo es el único que nunca tiene fin, que perdura toda la vida. El mío hacia tí, no solo no tiene fin, sino que será eterno, trascenderá a la vida y a la muerte. Algún día se convertirá en una nebulosa, flotará en el espacio entre las estrellas, porque es infinito como el universo. 

Así te veía cuando empezastes a crecer, cuando tomastes tu estilo propio, tan genuino, tan de Valeria. Con esas camisetas un poco grandes para tu cuerpo delgado y tus vaqueros, cualquier prenda te sirve, porque eres bella, por dentro y por fuera, porque eres guapa, la mas gupa mujer que camina por la Tierra. Eres la chica de los vaqueros, los inventaron pensando en tí, y esas deportivas o esas sandalias de madera haciendo que cada paso tuyo se sintiera como te agarras al suelo con firmeza. Desde que tomastes estilo propio, siempre has vivido con naturalidad, como te enseñamos, y lo aprendistes, y has vestido de esa forma, expontanea, libre sin prejuicios un poco gipilondia, la Jane Birkin del Siglo XXI. Lo recuerdas mi vida, como te lo decía cuando te ponía alguna de sus canciones, que aunque no entendiamos sus letras, a los dos nos gustaban, nos atraían, porqué si algo has sacado de mí, ha sido el románticismo, el amor idealista, la platónica visión del mundo, entender la vida como un sueño bronceado por el amor. 

Cuantos eslabones se tuvieron que unir, que encontrar casi por casualidad, para que tu llegaras al mundo. Cuantas circunstancias inimaginables tuviron que coincidir para que tu madre y yo nos conocieramos, para que enlazando eslabón tras eslabón nacieras fruto de esa unión. Cuantas cosas impensables tuvieron que suceder para crear ese círculo mágico que creó tu vida. 

Valeria, hija mía, también tienes que saber otra cosa. Tanta fuerza de la naturaleza, todas esas circuntancias que parecen fruto del puro azar. Tanta energía cósmica empleada para unir eslabón tras eslabón y crear esa cadena, a pesar de su aparente fortaleza, en cualquier momento, en cualquier instante, sin esperarlo, sin desearlo; es frágil, y con un simple girón maldito de la vida, se rompe, aunque sea por un agujerito fino que poco a poco se va limando, se destruye, la unión se rompe, y la mágia desaparece. Sin quererlo, sin esperarlo, a traición; se rompe vida mía, y lo que parecía la unión mas solida jamas conseguida, desaparece entre la nada, soltándose esa cadena, que se unía, eslabón tras eslabón. 

Como olvidarlo vida mía. Tu sufristes esa ruptura, cuando te llegó inesperada, por la espalda, como una puñalada trapera. Cuanto sufristes y cuanto te cambió. Sabes que lo sufrí contigo, y como tú, no me he recuperado, tampoco seré el mismo. Mi alma se dobló por mil partes, crugiendo en cada doblez como un ladrido de dolor, que dificilmente me permitía mantenerme en píe. Porqué tu dolor es mi dolor multiplicado por tres. Cada lágrima que se desprendía de tus ojos, cada suspiro que emanaba de lo mas profundo de tu cuerpo, me golpeaba y golpeaba dejándome sin aliento. Vida mía, se rompió tu cadena, los eslabones que la mágia del amor habían unido. Te sentiestes perdida, uno y otro día; y esa herida que no tiene cura, la llevas contigo, por eso ya no eres la misma. Podrá cicatrizar pero la marca dejada queda de por vida. Tampoco soy el mismo. Ahora somos nosotros los que necesitamos esos empujones para que de vez en cuando, sin poner voluntad alguna, se nos pueda arrancar una sonrisa. Esa tristeza que solo se siente cuando llora el alma, es una condena perpetua, que yo hija mía, nunca hubiera querido que te tuvieras que experimentar. 

Cuando se rompe ese maldito eslabón y tira por tierra toda la cadena. Esa soledad no deseada te cubre todo por completo. No puedes ni caminar, te falta el apoyo. No sabes donde ir ni donde mirar, porqué antes toda era fácil, mirabas con otros ojos. Cuando se pierde ese eslabón, no encuentras el norte ni el sur, ni el este y el oeste; la brújala que te orientaba en la vida se ha perdido; como tu y yo mi amor, mi niña, mi Valeria; pérdidos en el espacio, sin rumbo. Ya nada tiene el mismo sabor, los colores son oscuros, los olores primaverales desaparecen y la música pierde su armonía. Es la nada vida mía. Ya no tiene sentido, respirar, escuchar, oler; vivir. 

Aunque te parezca muy triste Valeria, hija mía; no lo es. Tu has sido afortunada, has vivido el amor con toda su plenitud. Has tenido la oportunidad de entregarte en cuerpo y alma. Eso es alegría, has usado tu vida, tu vida soñada bronceada por el amor, y debes saber que no todas las personas han tenido esa fortuna, esa suerte de experimentar la unión de esa cadena, el encaje de las almas gemelas, de encontrar a tu media naranja. Es felicidad aunque no te lo parezca, porque es dificil de encontrar, y aunque no hay otra que pueda encajar, te quedan tus vivencias, tus recuerdos; y esa es tu riqueza, porque son tuyos y de nadie mas. 

Ya no somos los mismos. Seguimos por la vida y nos movemos por pura inercia, impulsados por el rebufo, porque todo no se acaba, aunque sea mucho lo perdido, lo mas preciado, nuestro mayor tesoro, hay que seguir respirando y caminando apoyandonos en los recuerdos, en la nostalgia, que no es tristeza; es un estado de plenitud y de felicidad. La riqueza de las personas, está en sus recuerdos, en los momentos vividos. 

Hija mía, nunca sabes cuando se perderá ese eslabón, nunca estamos preparados para la pérdida, para el fracaso y menos aún cuando intentamos como podemos, aún a riesgo de no conseguirlo, tenerlos engrasados día a día. Intentar que cada momento sea especial, porque la fortuna del amor debe regarse a diario, debe mimarse para que cada día siga creciendo aunque a veces pensamos que las cartas cuando están sobre la mesa estan presas, y eso no es verdad. 

Hoy , después de recordar y repasar tus vivencias, pienso en el futuro, que será de tu vida, hasta donde llegarás, aunque al final sé que tu has llegado muy lejos. Lo mas importante en la vida, es lo que eres como persona. Los existos profesionales o económicos no son mas que fugaces hazes que deslumbran durante un corto espacio de tiempo y luego desaparecen sin mas. Ser persona, y ser buena persona es el grán triunfo, y tu eso ya lo has conseguido. Recuerda las palabras de tu padre que tantas veces te ha repetido: "no es malo ser bueno". Si esa mochila que en definitiva es la vida, y que vamos llenando con cada paso que damos, introduces bondad, simpatía, amistad, amor, sinceridad, respeto; triunfas. Esas son las personas que deberían ser la portada de las revistas y de los periódicos, las que tendrían que aparecer en algún capítulo de un libro de historia. No es así, esas personas, salvo excepciones, pasan desapercibidas, no se habla de ellas, no son objeto de ninguna portada. Y tu eres así, mi querida hija. Una mujer discreta, amiga de tus amigas, generosas con quien se lo merece, y el grán amor de mi vida. 

Parece que te estoy dando otro discurso. Recuerdas Valeria, esas noches que antes de dormir te metías en la cama, allí los tres juntitos, y os gustaba que os hablara de algún tema, y cuando me interrumpiais, yo os decia: -callaros es mi discurso-, y las dos calladitas con los ojos bien abiertos escuchabaís cualquier historia que me inventaba, y poco a poco, vuestros parpados se iban haciendo mas pesados y terminabaís dormidas profundamente; y yo os miraba y os daba el beso de buenas noches. 

Todavía, ahora que ya eres toda una mujer, y te miro en un retrato, me sigues pidiendo que te cuente alguna historia, y te pegas a mi y me miras sin pestañear, pero tus ojos no son los mismos, han cambiado, no es que sean mas tristes, es que la vida te ha dado un golpe difícil de recuperar, pero estas ahí, y seguiras tu camino intentando esquivar cada bache que en la vida te encuentres, y no se si te habras hecho mas fuerte, no lo creo, pero podrás contarlo como yo lo estoy haciendo, y lo viviras con una bonita sonrisa en tus labios frondosos siempre dispuestos a besar. 

Yo, hija mía, miro ese marco y no me despego de tu mirada penetrante. Esa mirada que parece que lo ve y lo siente todo, y llevo tu foto en mi cartera siempre ahí guardada cerquita de mi corazón, para verte en cada momento, mirar tu cara fruto de un amor, que es su camino perdió uno de sus eslabones. 

Calló a la tierra, no se si oxidado por el tiempo, por no haber sido bien cuidado o porque alguién lo cortó. Pero ese eslabón del milagro de la vida se perdió y con él toda la cadena. Esa cadena de milagrosas casualidades que poco a poco fueron formando ese circulo donde yo te esperaba. 

Valeria, soy feliz, por tenerte en mi pensamiento y en mi corazón. Por seguir dandote un beso al amanecer y antes de dormir, por llevar tu foto en mi cartera. Con la pérdida de ese eslabón, tú que ya tenías nombre antes de nacer te quedastes en el camino, sin poder completar esa cadena, y yo aunque estoy aquí pensando en tí, tambien me quede roto en el suelo, esperando impaciente tu llegada. Tú que ya existías con tu alma, por la pérdida de ese eslabón nunca llegaste a nacer. Pero estas viva, porque yo te tengo siempre presente y porque te amo. Te amo mucho Valeria, y serás feliz, porqué naciestes en el cielo entre temblorosas alas de ángeles que ríen. 

Un beso Valeria, hija mía. 




lunes, 18 de marzo de 2013

MAS QUE UN SUEÑO


No es una confusión, ni una mala jugada de la imaginación; existes, estas cuando cierro mis ojos y cuando los abro, estas toda en mi, en cada instante en cada momento, como cuando me deslumbraste por primera vez, que no te faltaron ojos para mirarme, y to tan pequeño, tan diminuto me sentí que no pude dejar de ruborizarme. Tu mirada de mujer niña y salvaje me perturbó. No sabía como colocar mis manos, donde dirigir mi mirada y me ahogaba, me faltaba la respiración, eran tan fuertes y rápidos los latidos de mi corazón, que se me salía del pecho. Te acercabas, cada vez más próxima que no sabía muy bien si quedarme allí sin movimiento o tal vez, salir corriendo. Como un manto cálido de aroma floral y jugosas frutas, caíste sobre mí, tu sin pudor, yo abrumado, seguías mirando y cada vez mas cerca. Las pulsaciones cada vez mas alteradas pero todo en mi deseaba cada vez mas, que así de blanco pura como llegaste desde el cielo, te acercaras, me hablaras entre el tumultuo y sin palabra, porque yo me encontraba sin movimiento, me cogieras, me agarraras sin ningún miramiento y me destrozaras con tus besos calmando todo mi fuego. Pero no fue así, tu mirada seguía poseyendo cada parte de mi cuerpo y como llegaste, sin parpadear como caída de una nueve, te alejaste.
No se si dormía o estaba despierto, de la forma que fuera no eres un sueño, es el deseo el que me atrajo hacia tí y tu actitud la que me enamoró.


domingo, 17 de marzo de 2013

Y PASA EL TIEMPO


El reloj hace tic, tac, tic, tac y va pasando el tiempo y te vengo a buscar no te encuentro, pasan las nueve, las diez y las once ya es tarde, así día tras día pasando las estaciones, porque no me importa sea primavera, verano o llegue el invierno con el otoño por medio, yo a ti tan solo te tengo, somos mas que dos cuando estamos juntos porque somos nosotros. 
Para no ahogarme entre lágrimas, me escondo en cualquier rincón de la ciudad y el tiempo va pasando y te sigo esperando, el reloj sigue con sus manecillas moviéndolas sin parar, pero tengo una ventaja, no las sigo, tan solo me muevo con los latidos del corazón y se para el tiempo en un instante, donde veo tu rostro reflejado en el suelo, en un charco del agua caída sobre mi mientras te esperaba. Y me pongo a sonreir como si fuera un tonto, el tiempo se para cada vez que veo tu rostro, sea pegado a mi cara o tan solo reflejado en un lágrima de mis ojos.
Contigo sigo esperando pasando los grises del otoño, los blancos del invierno, el color de la primavera y la luz del sol brillante del verano, y se repite una y otra vez porque es a ti a quien quiero; y va pasando el tiempo, siempre te llevaré en mis pensamientos sin la tentación de consultar el reloj, no es que el tiempo vaya pasando es que te quiero y el tiempo que dicen que lo cura todo, tan solo es un tic tac, no es mas, porque el corazón es el que me mantiene sea cual sea el fin, porque mi destino tan solo está en tí.
Dicen que si puedes amar a alguien con todo tu corazón, una sola persona, entonces hay salvación en la vida, incluso si no puedes estar con ella.


sábado, 16 de marzo de 2013

VALENCIA TE AMO


Acogido, adoptado declarado hijo de tu tierra, te amo mi Valencia. No es tu espacio, es tu esencia. Si el olor a jazmín de tus naranjos pero también el de la pólvora. Esta es tierra de ruido y de fuego. Por donde pasamos se nota, hablamos alto, somos gente que no murmurea que habla y habla y lo dice fuerte y alto, somos gentes sinceras porque tu eres así mi amada Valencia, si tu que me distes tu mano y me hiciste tu hijo, y ese amor amiga mía, ese amor te lo debo y te lo entrego. 

Tu como todos tus amantes, no somos racionales, lloramos y reímos con la misma facilidad. No nos va lo pequeño lo hacemos a lo grande, incluso hasta los mayores desastres. Así es mi amada amiga, ya que se hace, lo damos todo con el corazón y la sangre porque como tu sabes, eres de color rojo; de rojo pasión. Ni tu ni yo ni ninguno entendemos las medias palabras ni somos comedidos, todo como en tu Fallas, lo hacemos y después todo eso malo lo quemamos, hacemos ceniza de los males y nos levantamos de nuevo.  Por supuesto que nos levantamos porque somos gente que no se rinde y se rie de los miserables y sus miserias. Nuestra unión con el fuego, es una unión trascendental. Adoramos su inmensidad purificadora que nos limpia de las alimañas, de la malas entrañas.
Te amo mi Valencia, pudiera vivir en cualquier parte del mundo, pero en estos que son tus días, sabes que nunca dejaré de amarte y no puedo vivir sin ti. Te amo en tu grandeza y también en tus miserias, porque eres de carne y hueso. Cometemos contigo muchos errores, pero como esa flor el jazmín, nos absorves en tu dulce aroma aunque sea por poco tiempo.
Mi Valencia yo te amo, pero lo que se y estoy seguro, es que tu también me amas sin medida, así somos para lo bueno y para lo malo: pura pasión.


jueves, 14 de marzo de 2013

MATRIOSHKA

La vida es un cumulo de sorpresas y quien me iba a decir a mí hace unos años, que mi corazón estaría partido por un amor que surgió desde que puse sus pies en ella. No soy persona de grandes apegos al territorio ni a las naciones, mi amor por la Madre Rusia no es un amor por su inmensidad, algo tiene de especial, sus hijos la llaman madre. No es una patria, es la madre de la patria. Rusia es una gran madre protectora, te da el cariño a través de sus hijos y aunque, en una primera aproximación sea un poco distante, despues te acoge y ya nunca se alejará de ti.
Uno de los símbolos más conocidos es la “Matrioshka”, que significa “Muñeca Rusa”, su origen es relativamente reciente data de 1890. Es esa muñeca hueca de donde de cada una salen más. Su significado lo ignoro, pero en Rusia se piensa y se siente como una gran madre. Cada una de ellas es una madre y la mayor protege a todas madres.
Rusia es un país femenino por esencia. Sus h...ijos la llaman madre de la patria, la mujer es protagonista en todos sus símbolos. La mujer que trabaja y también la mujer que defiende la patria, a esa gran madre.
Parte de mi corazón siempre estará allí, cinco veces me he dejado envolver por sus brazos y cada encuentro ha sido más tierno, mas cariñoso y mas maternal, casi no me suelta de sus brazos. Todos al pensar en ese inmenso país imaginara un lugar inhóspito por su clima tan radical; altas temperaturas en verano y muy bajas en invierno. Por el contrario no es así, ese clima da carácter y fortaleza y aunque en un primer momento cuesta acercarse, sus gentes al conocerte te convierten en un miembro más de sus casas, compartiendo lo mucho o poco que tengan.
No sé si todo es un estereotipo o una visión muy subjetiva, yo de lo que hablo es de lo que siento y sobre todo de lo amo, y solo puedo decir que como los grandes amores, con la Madre Rusia, ni puedo vivir con ella ni sin ella, es lo que realmente siento.
Madre Rusia, TE AMO.
 
 

domingo, 10 de marzo de 2013

MI REINA


No se si algún día lo aprendí ni de quien tome la lección o simplemente soy así. Cuando alguien entra en mi corazón en esa habitación presidencial siempre reservada, acapara toda mi vida, hace de ella su reinado porque no puedo entender otra forma de amar que la de entregar todas mis posesiones. Me convierto en súbdito de sus deseos el mundo gira entorno a ella y yo a cambio, le entrego mi corazón. Pero como todo en la vida, cuando se hace una conquista se quiere mas y mas. Así Napoleón no se conformo con ser emperador de Francia, necesito cada vez mas y mas. En esos momentos es cuando llegan los consejos que no quieres oír. Te dicen que si lo das todo te quedas sin nada y que en el amor siempre hay que dejar una duda para mantener la tensión, un poco de incertidumbre porque sino al tenerlo todo querrá algo mas y se marchará a por nuevas conquistas.
No tome en cuenta esos consejos ni los tomaré en mi vida. No puedo concebir ni de lejos, que para amar tengamos que usar trampas, juegos sucios para de esta forma meter el miedo en el cuerpo de que nada es para siempre y que en algún momento puede perder su reinado.
La honestidad, la sinceridad, el respeto, la libertad, el cariñó, la seducción, el deseo; el amor incondicional y generoso, son los únicos alimentos de esa unión, sino es así, es posible que esté equivocado, pero prefiero ser un soñador llevado por la utopías, que un manipulador que juega sucio para atar al amor que en esencia, es pura libertad.


sábado, 9 de marzo de 2013

Y ENCONTRÉ LA LUZ

Empecé mi andadura por esta página con el blog con el fin de contar historias, alguna se ha hecho realidad, pero comprendí que lo mío era mas seguir el título "MANU Y LA VIDA". Pasé por momentos muy difíciles en mi vida y durante esos momento solo te acompaña la oscuridad, todo es negativo e incluso en muchas ocasiones deseas fervientemente que todo acabe que llegue al final porque las fuerzas se acaban, ya no tienes ganas ni de respirar. Sin embargo como un río, esa fuente de tristeza y soledad, de esa misma donde emanaba todo ese mal un día surgió la luz o mas bien me dio la luz y siguiéndola comprendí que mas vale tener poco que no tener nada, que un beso auténtico vale mucho mas que mil besos dejados en el suelo, que la vida se compone de pequeños detalles, que los grandes momentos son pocos y se olvidan pronto, que el libro de la vida se escribe cada día y que se pasa página tras página sin olvidar las ya pasadas, porque sin ellas la historia carece de sentido. Vi la luz, tuve la fortuna de rodearme de gente positiva, maravillosa que tal vez no me daban lo que buscaba pero que si apreciaban lo poco que yo tenía, y entonces descubrí, que tal vez tenía pocas cosas pero lo que tenía era inmenso, mucho amor por dar y que hay tantas formas de darlo que mis deseos quedaron satisfechos. Hoy vivo en una felicidad tranquila, pausada o a veces alocada, que la sonrisa no me la borro ni en la cama, porque comprendí que tan solo con una flor en las manos tenía la felicidad sin necesidad de buscar nada mas. Esa misma fuente que en su día me llevó a la oscuridad me dió la luz. La vida está llena de misterios y nunca sabes donde vas encontrar tu felicidad.


viernes, 8 de marzo de 2013

DIA DE LA MUJER


Hoy se celebra el día de la mujer. De todas las mujeres no solo el de las trabajadoras como hace años, que implicaban una discriminación frente a esas otras grandes trabajadoras que dedican su vida a cuidar a su familia.
N...acimos de una mujer. Una mujer nos tuvo en su vientre nueve meses hasta darnos la luz. Esa mujer nos cuidó cuando no sabíamos ni ponernos en pié y durante toda su vida seguirá vigilante, porque uno de los mayores sentidos de la mujer es el del cuidado, el sentido protector, el del cariño, el de la entrega y al final el del amor, porque el amor es la vida.
Después me hice mayor y me encontré con más mujeres, me gusta su forma de pensar la feminidad, esa sensibilidad que les da un sexto sentido y me plantee muchos porqués. Porque en los gobiernos hay pocas mujeres y cuando las hay son más masculinas que femeninas. Me pregunté porque en la iglesia siempre hablaba un hombre. También me pregunté porque en la tele salían mujeres con el pelo o con las caras tapadas. Fui creciendo y conocí a más y mis preguntas cada vez eran mayores y encontré las respuestas.
Porque un hombre maltrata a su novia, a su mujer. Porqué la mata, porqué esta en un segundo plano cuando sus valores son mucho más dignos que los masculinos que solo se basan en la fuerza. Porqué es más importante un partido de futbol de hombres que de mujeres, también me pregunté.
Todas esas preguntas y muchas más tienen una respuesta, la inferioridad de valores del hombre frente a los de la mujer los ha atacado con la fuerza. Si la fuerza. Por la fuerza es discriminada desde los orígenes, eso que dicen de la costilla de Adam y que fue el pecado, la que le tentó con la manzana, convirtiendo al hombre en víctima de los juegos y maquinaciones femeninas. Como eso no podía ser pues la mujer se convirtió en el pecado. Cuando Dios vino a este mundo dicen esos de negro de las iglesias, siempre hombres, que Dios se hizo hombre, por supuesto no se hizo mujer y a su mujer María Magdalena la convirtieron en puta, que le vamos hacer y al Papa Juan Pablo I se le ocurrió decir que Dios era mujer y duró 33 días, que temerario.
En otras sociedades más de lo mismo o peor, el cuello de la mujer es pecado, su pelo incluso su cara.
Y la respuesta la encontré, esa inferioridad del hombre frente a la mujer le crea frustración y la discrimina, la humilla, la maltrata porque no puede estar a su nivel.
Así no somos todos los hombres, pero muchos si y la sociedad totalmente, por eso se merecen su día, el día de esos grandes valores que yo he aprendido y por lo que las adoro como compañeras, amigas, madre, hermana, sobrina, parejas……….. Me han dado lo que no tenía y muchos hombres lo tomamos con agradecimiento, otros con rabia y odio. Esa impotencia, esa inferioridad les persigue en lugar de aceptarlo y amar esas virtudes, de ese ser maravilloso llamado MUJER.
 

domingo, 3 de marzo de 2013

AMOR CIEGO



La cualidad mas generosa del ser humano es la de entregar, regalar amor. Dicen que el amor es ciego y que debes tocar a la persona para encontrarlo. El amor tiene mil caras y no es ciego solo quiere brotar en cada momento de tu vida y no solo a la pareja. Un gesto, un saludo, una mirada, unas palabras; son un acto de amor, porque el amor sin destino concreto es un deseo de felicidad que le envías a los demás, porque el amor mas primario, es el amor a la vida y si la amas, lo amas todo lo que esta te da sin tener que ir a buscarlo, porque es tuyo y tu eres quien lo entrega. El amor no es ciego, el amor es incondicional y no discrimina entre personas e incluso entre personas, cosas, animales, a la naturaleza. La amistad es amor, a tu mascota le das amor con tus cuidados y caricias, incluso hay cosas que amas no tanto por lo que son, sino porque han significado algo en tu vida. 
El amor es algo con lo que se nace y con abundancia, amas la vida porque es el mayor regalo, pero el primer amor que regalas es a la madre que te ha traído al mundo para que ese amor que ella te ha dado al darte la vida, lo entregues cada día, sin ser tacaño, estamos llenos de amor, pero los prejuicios y los estereotipos de una sociedad decadente de principios, nos limitan a darlo y nos corroe en el pecho, porque ahí lo tienes dispuesto a ser entregado y a explotar en una haz de luz que iluminará todo el universo.







sábado, 2 de marzo de 2013

Y VOLÓ





Dicen que no hay que desperdiciar las lágrimas en penas antiguas y que si son sobre las nuevas, son fruto del corazón que nacen en los ojos y se deslizan por la cara hasta llegar a los labios. Cuando tras la disputa no hay reconciliación y queda lejos la entrega, debe dejarse volar. El amor es como un niño que se hace mayor cuyas alas nunca se deben cortar. No podemos forzar a que nos amen ni tampoco se nos puede pedir que no amemos, son sentimientos a los que buscamos explicación y son inexplicables.  Los niños crecen se hacen mayores y corren y corren, no se sabe muy bien lo que buscan, son sabios, entienden que si se busca nunca se encontrará y dejan su imaginación que vuele. Si el amor se perdió, si es imposible esa reconciliación por mucho que pueda doler hay que dejarlo volar, es grande, tal vez el espacio era pequeño o no era el suyo, pero no puede reprimirse. Cuando llegamos a comprender que es un regalo generoso, lo aceptamos sin condición pero sabiendo que tal vez en algún momento debas dejarlo marchar. No hay que impedirlo aunque sigas teniéndolo, como la energía no se destruye tan solo se transforma y el amor tiene muchas caras, hay que ser lo suficientemente inteligente para intentar verlo de otra forma, en otra de sus dimensiones y lo recuperas, no es el mismo, pero te complace tanto o mas como el primero, por el simple hecho de que le distes la libertad, a ese niño que al madurar, aprendió que existen otras metas, otras fronteras y que no puede guardarse en un cajón ni esconderlo tras una puerta.








viernes, 1 de marzo de 2013

LA ENTREGA EL PASO TRAS LA RECONCILIACIÓN

Dicen que conservar algo que pueda ayudarnos a recordar, sería como admitir que se puede olvidar. Hablamos hace unos días de la reconciliación y después de ella se produce la entrega, no creo que conservar implique poder olvidar. Cuando tras la reconciliación intentamos olvidar ese momento de desencuentro, de sometimiento a la tiranía de nuestro propio yo, se olvida y aunque sea así, no se trata de recordar el suceso. Lo siguiente es eliminar por completo nuestro mas intimo yo personal y darnos completamente a la persona que instantes antes, la convertimos en nuestro mayor enemigo, en el objeto de la ira y de las pasiones más bajas. Es un sentimiento que confunde, que parece nacer del amor con una necesidad de hacer daño de causar dolo. El amor es un acto tan extremadamente generoso que ayuda a que surjan esos sentimientos, no es un daño que hacemos a la persona amada, es un ataque a nosotros mismos, la revelación del yo frente a la entrega. Hacemos daño a quien más queremos, es solo una tapadera, el daño nos lo queremos hacer a nosotros y tras esa guerra personal, surge el efecto contrario, la entrega más absoluta, exhaustos, sin aliento, sin la más mínima fuerza con la voluntad por los suelos, caemos en sus brazos y el otro en los nuestros, es una caída recíproca por donde el amor triunfa porque se da todo, se elimina el rencor personal y se precisa el calor de unos brazos y la humedad de unos labios para volver a encontrarnos, no con la persona amada sino con nosotros mismos. Después de la reconciliación surge la entrega y esta no es más que nuestra propia declaración de paz más íntima, la personal, la necesidad de perdonarnos a nosotros mismos.