lunes, 18 de marzo de 2013

MAS QUE UN SUEÑO


No es una confusión, ni una mala jugada de la imaginación; existes, estas cuando cierro mis ojos y cuando los abro, estas toda en mi, en cada instante en cada momento, como cuando me deslumbraste por primera vez, que no te faltaron ojos para mirarme, y to tan pequeño, tan diminuto me sentí que no pude dejar de ruborizarme. Tu mirada de mujer niña y salvaje me perturbó. No sabía como colocar mis manos, donde dirigir mi mirada y me ahogaba, me faltaba la respiración, eran tan fuertes y rápidos los latidos de mi corazón, que se me salía del pecho. Te acercabas, cada vez más próxima que no sabía muy bien si quedarme allí sin movimiento o tal vez, salir corriendo. Como un manto cálido de aroma floral y jugosas frutas, caíste sobre mí, tu sin pudor, yo abrumado, seguías mirando y cada vez mas cerca. Las pulsaciones cada vez mas alteradas pero todo en mi deseaba cada vez mas, que así de blanco pura como llegaste desde el cielo, te acercaras, me hablaras entre el tumultuo y sin palabra, porque yo me encontraba sin movimiento, me cogieras, me agarraras sin ningún miramiento y me destrozaras con tus besos calmando todo mi fuego. Pero no fue así, tu mirada seguía poseyendo cada parte de mi cuerpo y como llegaste, sin parpadear como caída de una nueve, te alejaste.
No se si dormía o estaba despierto, de la forma que fuera no eres un sueño, es el deseo el que me atrajo hacia tí y tu actitud la que me enamoró.


No hay comentarios:

Publicar un comentario