domingo, 28 de julio de 2013

CUANDO EL AMOR TE DA LA ESPALDA

Hay personas que cuando pierden el amor, de inmediato van al taller de reparación en busca de otro corazón. Les da igual las formas, lo único que buscan es el fin, cualquiera que sean los medios, porque un clavo quita otro clavo. Dicen que el corazón no es de quien lo rompe, sino de quien lo repara. Estos olvidan que tan solo encontrarán piezas usadas, algunas que provengan de algún desguace, de otro corazón destrozado. Si llega ese momento inesperado, imprevisto, con las defensas bajas; el corazón no tiene reparación. Un corazón entregado por completo que de repente es hecho añicos, es irreparable. Seguirá perteneciendo a quién te lo rompió, no caben falsas expectativas, es insustituible porque lo diste por completo, sin ningún propósito de recuperación y sin derecho a devolución. El amor no es como una cosa que se compra, se vende, se sustituye o se repara. El amor es el sentimiento máximo que se puede sentir, la máxima expresión de la vida, porque la vida es amor y si se rompe el corazón, la vida se destroza. Se pueden tomar diferentes decisiones para seguir adelante, pero ya no será vida, tan solo queda sobrevivir. Puedes buscar parches, piezas de sustitución; no te engañes, ya no es tu corazón, será un puzzle de otros tantos corazones rotos.


sábado, 27 de julio de 2013

AMAR SIN LÍMITES

Por el trascurso de la vida, el paso de los años, he aprendido a amar a una persona sin necesidad de verla. La vida me ha enseñado que el amor es único e intransferible. Que cuando se alcanza el límite, el máximo de los sentimientos, se ama incluso a solas. No ves a la persona amada, no la tocas, no la oyes; pero los latidos de su corazón siguen en ti con sus acordes en tu alma. Cuando se alcanza esa plenitud no caben segundas partes, sigues amando, aunque no acaricies su pelo, aunque no se rocen los dedos, aunque no se peguen sus labios. Los sientes, porque los tienes grabados en tu corazón y tatuados en tu alma. Se puede amar sin ver a la persona amada, tus sentidos no necesitan tenerla cerca, los conoces, los intuyes, los tienes incrustrados en cada palabra. Su rostro, sus ojos, sus labios, sus manos y todo su cuerpo te tienen poseído; te entregaste tanto que ya no hay regreso; lo diste todo sin derecho a devolución. Cuando amas sino lo das todo te quedarás al final sin nada, y lo que es peor, pasará tu vida sin haber haber conocido el amor. Ese amor verdadero, auténtico, generoso, incondicional; que te permite amar a una persona sin necesidad de verla.


viernes, 26 de julio de 2013

CUANDO EL FIN, ES UN COMIENZO.



Dicen que no hay mal que por bien no venga, que todo principio tiene un final y que este puede ser feliz o fatal. Hay muchas formas de expresarse: terminar, acabar cuando se habla de una obra o una creación. Ese final puede ser feliz se ha realizado lo que te habías propuesto, has conquistado aquello que tanto deseabas, tal vez has conocido a la persona buscada o aquella que querías ha caído rendida a tus píes. Pero hay otros finales, aquellos que llegan cuando todavía no se había cumplido tu deseo, aquellos fines no previstos, los que llegan cuando menos te lo esperas. Entonces llega el vacío, te quedas como hueco, como un fruto sin su semilla. Es como si el corazón solo tuviera como fin mantenerte con vida, bombear sangre para avivar las heridas y ayudar a emanar las lágrimas. No estabas preparado, no puedes llegar aceptarlo y lo niegas una y otra vez. No te puede estar pasando, golpeas tu cara, tal vez sea un sueño, no es posible que haya terminado. Son los finales que llegan fuera de su tiempo, no era el momento, pero el tiempo ha pasado y llegó su fin sin apenas darte cuenta.
Cuando ya nos encontramos agotados, sin ganas de nada ni tan siquiera de respirar; una luz brota de nuestro corazón, permite que nuestros ojos vuelvan a ver lo que no encontraban. El final puede ser un nuevo comienzo, una nueva oportunidad o tal vez, algo que tan poco esperabas porque las lágrimas te cegaban.
Después de un final puede encontrarse el principio de una nueva historia, que no será la misma, ninguna es igual. Será otra, diferente, pero será el comienzo que te fuerzas para volver a caminar.


domingo, 21 de julio de 2013

MIS DEMONIOS


Cuando escribo, cuando publico mis reflexiones, leo comentarios diciendo que es hermoso, que es bonito. Hoy no se si tendré esos comentarios o serán otros, pero hablaré de la vida desde mi experiencia. Una de las mayores verdades es que todo en este mundo tiene su contrario. El bien se entiende porque existe el mal, lo bello con lo feo, el amor por el odio, el blanco con el negro y la vida por la muerte. Convencido de que hay personas que son ángeles, que llegan a tu vida para protegerte, para cuidarte, para sacar una sonrisa de la tristeza; no es menos cierto que existen otras que son demonios. Personas que beben de la envidia, que se alimentan del odio y de la destrucción, que se apoderan de la felicidad de las personas para hundirlas en la miseria. Todo aquello que tanto te costo construir, lo destruyen en un instante, se desploma por sus negras almas, te hacen sacar el lado mas malo de tu interior, porque son alimañas que viven del daño ajeno. Construí un palacio con ternura, un mundo de color de rosa perfumado por el amor, donde no cabían los demonios, ni el odio ni el rencor. Pero llegaron son fuertes, su amargura las convierten en una potente energía capaz de hipnotizar a bellas almas y abducirlas para su supervivencia. Son animales carroñeros, no se enfrentan directamente, chupan la sangre de su presa poco a poco, para convertirlas en sus títeres y cumplir su única meta que es el mal.
He conocido a esas personas y vencieron batallas, la lucha es larga, difícil, el bien no tiene esas armas, va de cara y sin agachar la cabeza. Frente a ellas no valen las palabras, no escuchan ni sienten solo sienten la soberbia de la envidia. Aunque no tengo esas armas ni las tome prestadas, he perdido una y otra batalla, pero juro que no la guerra. Frente al odio, el resentimiento y la envidia; el amor, el cariño, la belleza y la ternura son mis armas, con las que algún día podré ganar la guerra.


sábado, 20 de julio de 2013

LA TERNURA


Dicen que la belleza se encuentra en los rincones mas imprevistos. Que se halla cerca pero que precisa unos ojos dignos para apreciarla. Que por muy hermoso que sea un rostro, la belleza se encuentra en cada curva del alma. La belleza es sensible, delicada y tierna. La ternura es la máxima expresión de la belleza que nace en unos ojos brillantes y en un alma pura y blanca. La ternura llama al amor con ese toque delicado de dos corazones, con el roce imperceptible de las almas. Como una flor que se toma con cuidado para no perder ni un pétalo. Esa es la ternura, acariciar la piel como si tan frágil como el vidrio se tratara, como si en cualquier momento pudiera hacerse miles de pequeños pedazos. La ternura es la ciencia de la belleza, la expresión de un amor incondicionado, necesitado de la delicadeza de unas manos que cogen otras manos.
La ternura se encuentra en unos ojos al amanecer, que poco apoco se abren para iluminar tu ser. La ternura es saber cuidar lo que mas amas, decir con palabras tus sentimientos haciendo brotar el amor de entre tus labios. 
La ternura es tratar a la persona amada como la reina de tu vida, con caricias suaves, murmullos inaudibles, pequeños detalles que riegan el amor. La ternura elimina odios, orgullos, vanidades, envidias, egoísmos y cualquier mal sentimiento. La ternura es el amor, es delicado y frágil y su cuidado te llevará a alcanzar una felicidad jamas soñada.


viernes, 19 de julio de 2013

AMAR EN SILENCIO


Amar nunca causa dolor, el sufrimiento surge cuando no te dejan amar. El amor es una lluvia de estrellas de colores o puede ser silencioso, con poco ruido, tan solo escuchado por nuestro corazón. Como digo, puede causar dolor, pero merece la pena tener personas en el corazón aunque no las puedas abrazar. Hay personas en nuestras vidas que las tenemos cerca a diario y no las abrazamos, y sin embargo otras que están lejos y las abrazamos a diario en nuestro silencio.
El amor no necesita ni ser tocado, ni ser mirado; el amor surge de nuestro corazón para ofrecerlo, para regalarlo, sin lágrimas o con grandes lloros, puede ser ruidoso o en silencio. El amor silencioso es aquel que a solas lo disfrutamos, que en la oscuridad de nuestra habitación lo contemplamos, y por la persona amada, sonreímos, sin hacer ruido, con tan solo los latidos acelerados de nuestro corazón, que precisa salir de nuestro pecho para unirse a otro pecho. Pero también en silencio, con pequeños pasos, lo regamos a diario, lo mantenemos vivo porque está en nuestro corazón sin poder expresarse, con un abrazo o si eres afortunado, con un beso lanzado al cielo.
Amar en silencio puede ser doloroso, pero más triste es no saber amar o no tener amor que poder regalar.
Hoy en silencio quiero regalar amor a mis amigos que siguen a bordo en mi barco, a la niña de mis ojos y especialmente, a mi madre, a la que no se lo entrego en silencio, porque es un amor sonoro.

viernes, 12 de julio de 2013

LA ETERNIDAD

LA ETERNIDAD


A veces me gustaría congelar en un frasquito una de mis lágrimas. Retener un momento en la retina de mis ojos y que jamás desapareciera el instante. Nos pasamos la vida planeando el futuro y contando batallitas del pasado. Cuando nos encontramos con algún amigo las conversaciones son del mañana o del ayer. Me gustaría seguir ese principio budista de que los únicos días en los que no se puede hacer nada, son ayer y mañana. Daría todo lo que tengo y más, por haber sentido más algunos momentos pero que dejé pasar porque siempre pensamos que volverán. Vivimos en una rueda giratoria sin propósito de espera, sin darnos cuenta de que en cada giro perdemos parte de nuestra historia. Pero gira y somos tan ilusos que pensamos que nunca dejará de girar, que si hoy no lo haces lo harás mañana. Es sabio el principio de que no hay que dejar para mañana lo que puedas hacer hoy, no dejar un te quiero en el aire cuando de tu corazón salían las palabras. Pensamos que nunca esa rueda dejará de girar, y sin embargo equivocados dejamos pasar oportunidades y momentos, como olvidamos que la eternidad no se repite, que si es cierto que existe es tan solo una luz que sale de nuestro pecho y se pierde en el universo en tan solo un momento.  Dicen que nada es para siempre, salvo ese amor que en silencio sale de mi pecho y se pierde en tus labios.




domingo, 7 de julio de 2013

EL FRUTO DE LA PASIÓN


La vida es un cumulo de casualidades, de caminos que se cruzan, algunos te llevan a tu destino y otros a un callejón sin salida. El ser humano se pregunta constantemente las razones por las que sus vidas han llegado a una meta. Algunos dicen que lo que tenga que ser, será y que nuestra historia está escrita en un libro. Dos personas se encuentran en uno de esos caminos, puede que cada una sea el destino de la otra, en otros casos no encontrarán salida y fracasarán. Los caminos se cruzan no por casualidad, hay una energía oculta que lo atrae, los empuja hasta la unión. Esa energía que es la pasión les lleva a un cruce perdido para que se unan y siembren sus semillas. La semilla de esa energía dará sus frutos, nacerá el amor, les unirá de por vida. El amor será su fruto si esas semillas las sembraron en el corazón y brotarán por cada uno de sus poros, la felicidad del ser que dará sentido a sus vidas. De la pasión surge la atracción, ese cosquilleo en el estomago y un poco de dolor en el corazón, que los médicos llamarán infarto pero que no es mas que calor de la pasión, que los atrae, los junta, los une en uno lo que eran dos y la semilla se sembrará naciendo el amor.
Como todo en la vida, una buena siembra da unos buenos frutos y como dicen se recoge lo que se siembra. No es suficiente, para que ese fruto nazca y se desarrolle con esplendor, hay que cuidarlo, hay que regarlo día a día, para que el amor cada vez sea mas grande y madure enraizado fuertemente en el corazón.
A veces se confunde la pasión con el amor y puede llevarte a ese callejón sin salida. Solo durará un instante, tal vez unos días, pero no germinará, porque no lo sembraste para que naciera el amor, tan solo el deseo y la atracción. 
La pasión te puede conducir a ese callejón sin salida, pero también, a la gran creación, a la vida misma que es el amor.


viernes, 5 de julio de 2013

EL DUELO


Dicen que para alcanzar la felicidad, debemos liberarnos de los apegos y dar carpetazo al pasado. Que pasar página es necesario para avanzar, para alcanzar nuevas metas, olvidando las vivencias. Tantas cosas dicen para motivarnos a esa meta de la felicidad, que se olvidan de las raíces. No creo ni en eso que dicen, de que un clavo quita otro clavo. Que si una persona sale de tu vida es porque va a entrar otra. Cuando una persona se va, por naturaleza o porque ya no quiere estar, queda su huella marcada y empieza el duelo. Nadie puede saber ni decir cuánto durará tu duelo, para algunas tal vez sean días y para otras toda la vida. A veces depende de uno mismo, es cuestión de actitud, quieres olvidar o deseas recordar. El tiempo pasa pero tu voluntad puede ser la de no olvidar, mantenerte en un duelo permanente, simplemente porque quieres. Tenemos derecho al duelo, a no pasar las páginas con rapidez, derecho a leerlas una y otra vez y seremos juzgados y criticados. Estamos en un mundo que parece que nada importa, no hay que tener apegos porque te dejan paralizado en el pasado. Yo tengo muchos apegos y no me importa confesarlo, me cuesta cambiar, me gustan las cosas que tengo y si las pierdo, tengo derecho a mi duelo. Recuerdo a mi abuela siempre de negro para recordar la falta de su madre, para que en ningún instante de su vida se ausentara de su memoria. Otros se quitan el anillo cuando terminan una relación, simplemente para olvidar y encontrar otra persona, sin dejar ni un día para el duelo.
Yo reivindico mi derecho al duelo, a no olvidar, a mantener ciertas cosas como mi abuela, que impidan que algún día la memoria me pueda fallar.