sábado, 24 de mayo de 2014

ENTRE CURVAS

Dicen que el camino de la vida es curvo, para que no veas las sorpresas que te esperan a la vuelta de cada esquina. Son tantas curvas y tantas sorpresas, que en ocasiones te hacen sentir repleto de vida y felicidad, pero en otras, te pierdes en la vuelta de cada esquina, pierdes el norte, tu destino y te quedas encerrado como en un laberinto. Son giros y giros, cada uno con una novedad, que a veces te sientes desorientado y pierdes uno de los valores más importantes de la vida: tus raíces, tus orígenes; todo aquello que compone tu propia vida, que corresponde a la esencia de tu ser. Hay un camino que nunca te fallará, que siempre te mantendrá orientado y que te indica una línea recta, esa luz que emana directa de tu corazón que se llama amor. Llega un momento en la vida en la que dejas las curvas, abandonas dar tanto bandazo de un sitio a otro sin saber donde éstas. Ese momento es en el que encuentras tu amor, es una estación de destino, de término, una línea recta que te marca cada paso que tienes que dar. Seguirla es alcanzar la felicidad, único destino por el cual estamos vivos, seguirla con amor hasta nuestro amor. Yo sé muy bien el camino, conozco cada piedra y cada señal, mantengo mi fidelidad a ese camino, que es tan recto, que desde cualquier lugar, por muy lejos que esté, puedo observar el destino, que no es otro, que mi amor.
 
 
 
 
 

domingo, 18 de mayo de 2014

EN LA DISTANCIA



Dicen que a veces la vida nos pone a prueba, nos distancia de las personas que amamos para demostrar, que ese amor perdura, a pesar de la ausencia. Nadie dijo que la vida fuese justa, y es verdad, constantemente nos pone a prueba, tal vez tan solo para demostrarnos a nosotros mismos, la autenticidad de nuestros sentimientos, despojando de falsedades y apariencias. Estar sometido a un constante examen de la nobleza de lo que decimos sentir, es agotador, insufrible y muchas veces te lleva a tirar la toalla. Por ese motivo tantas veces echamos de menos la infancia, cuando todo era mas natural y espontáneo sin necesidad de superar ninguna prueba, mas que la del tiempo.
La distancia nos pone a prueba con constantes trampas, en las que a veces se caé aunque la voluntad sea férrea. Sin embargo amar en la distancia, te hace fuerte, te obliga a pensar mas y mas en esa persona a la que no puedes rozar con la yema de tus dedos pero si con la luz de tus sueños, en tu pensamiento, su perfil, su imagen se congela, permanece, la amas tal vez con mayor sutileza, con todos tus sentidos y con toda tu fuerza.
No es cierto que la distancia sea el olvido, se siente de otra forma, personalmente mas intensa, aunque tan solo sea un reflejo lo que te llega. 
En la distancia te amo aún mas, que cuando rozaba el brillo de tus labios.


sábado, 10 de mayo de 2014

TU y YO



Tal vez sea cierto eso que dicen de que nadie te deja por algo mejor, sino por algo mas fácil. Es posible que cuando se ama con locura, convivir, acoger tanto amor sea difícil, cueste trabajo estar a la altura o tal vez tan solo, no se quiera tanto, se pretenda llevar una vida mas fácil y por eso te dejan, para liberarse del amor. Sin embargo cuando amas de esa manera, no necesitas nada ni ha nadie mas. Sólo estar con la persona amada aunque tan solo sea pasando cientos de segundos, en silencio y sin retirar la mirada. Pero puede ser difícil sostener la mirada o que no se escapen ciertas palabras, y por eso, tan solo por eso busque algo mas fácil, que le haga pensar menos y sobre todo sentir en menos cantidad. No lo se, me lo pregunto, porque si el abandono es por algo mejor se puede entender y como siempre, desearle lo mejor. Ese es el amor bueno, el que da libertad y el que desea su felicidad, lo contrario, no es amor, es posesión. Yo con tan solo mirar esa carita, esos ojos, sentir su corazón, con mucho o con poco, no necesito mas, puede que eso sea ser poco ambicioso y que como dicen con el amor no se come, pero con el amor se vive. Con sólo amor, sin fiestas ni jorgorios, se vive intensamente, en silencio, y con la mirada fijada en sus ojos.


domingo, 4 de mayo de 2014

SUSPIROS


Dicen que los suspiros son expresiones del corazón cuando no son suficientes las palabras. A veces nos pasamos la vida suspirando, como intentando sacar ese conflicto de emociones que están encerradas en nuestro pecho. Otras veces sólo nos quedan los suspiros porque no tenemos o no podemos utilizar las palabras. Llega un momento en el que por mantener un hilo de unión careces de fuerza, de voluntad y a veces de conveniencia, para utilizar las palabras que en forma de verso nacen de tu alma, pero que romperían ese fino lazo que aún se mantiene, y antes de romperlo prefieres suspirar antes que hablar. Los suspiros pueden ser tan intensos, el crujido del corazón tan sonoro, que se saltan las lágrimas, como un goteo constante que baja por tu mejilla sin que se convierta en un llanto, esa pena que te inunda hasta lo mas profundo de tu ser. Puedes pasar toda una vida entre suspiros y lágrimas, la vida continua, pero con el dolor de no poder decir te amo al viento, a gritos, porque quieres mantener ese fino hilo que no es otra cosa que la esperanza de que ese baño de lágrimas se convierta en un riego de besos y de caricias. Que la locura encienda la llama del amor y que con la ternura, se mantengan las brasas encendidas hasta la eternidad.
Embriagado por el suave tacto de su piel, el brillo de su cabello, el olor de su piel, su forma de andar, de mirar, de moverse, de mirarte; los suspiros permiten manifestar ese amor, encerrado con cadenas en el corazón.


viernes, 2 de mayo de 2014

GRACIAS A LA VIDA


La vida en si, no es mas que un suceder de días, unos mejores, otros peores; pero sin embargo hay que dar gracias por lo que nos da, aunque en algún momento decaigan las ganas de seguir caminando, aunque cuando el corazón comienza a ahogar sus dolores estos aprendan a nadar, hay que dar gracias, porque la vida nos da el mejor de sus regalos: el amor. En nosotros esta el expresarlo y no hacer como con un regalo que envolvemos y después no entregamos. Ese regalo recibido de la vida, que nos da la oportunidad de darlo, de entregarlo incondicionalmente, nos empuja a creer que merece la pena, que los baches a veces son profundos, que las decepciones están a la vuelta de la esquina, pero cuando en nuestro recuerdo o en nuestra presencia, se manifiesta esa persona por la que ese regalo que es la vida, estamos dispuestos a entregarla, a darla por ese ser que nos llena y nos hace plenos, no hay mas sentimiento que el agradecimiento, a pesar de que se nos pueda arrebatar, que nos deje por las noches mirando las estrellas, porque ella y la luna se hayan marchado a otro cielo. Cuando nos encontramos ante esa carita, esos labios, esas manos, su alma y la nuestra se unen compartiendo el mismo corazón. Eso es la vida, cualquier parecido con otra cosa, es mera coincidencia.