domingo, 18 de mayo de 2014

EN LA DISTANCIA



Dicen que a veces la vida nos pone a prueba, nos distancia de las personas que amamos para demostrar, que ese amor perdura, a pesar de la ausencia. Nadie dijo que la vida fuese justa, y es verdad, constantemente nos pone a prueba, tal vez tan solo para demostrarnos a nosotros mismos, la autenticidad de nuestros sentimientos, despojando de falsedades y apariencias. Estar sometido a un constante examen de la nobleza de lo que decimos sentir, es agotador, insufrible y muchas veces te lleva a tirar la toalla. Por ese motivo tantas veces echamos de menos la infancia, cuando todo era mas natural y espontáneo sin necesidad de superar ninguna prueba, mas que la del tiempo.
La distancia nos pone a prueba con constantes trampas, en las que a veces se caé aunque la voluntad sea férrea. Sin embargo amar en la distancia, te hace fuerte, te obliga a pensar mas y mas en esa persona a la que no puedes rozar con la yema de tus dedos pero si con la luz de tus sueños, en tu pensamiento, su perfil, su imagen se congela, permanece, la amas tal vez con mayor sutileza, con todos tus sentidos y con toda tu fuerza.
No es cierto que la distancia sea el olvido, se siente de otra forma, personalmente mas intensa, aunque tan solo sea un reflejo lo que te llega. 
En la distancia te amo aún mas, que cuando rozaba el brillo de tus labios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario