sábado, 30 de noviembre de 2013

ENCUENTROS

Dicen que los días previos a un encuentro se colman de ilusión, sin pensar que puedan terminar en decepción. Esa esperanza surge porque todos nos alimentamos del amor, la materia prima de cualquier sueño. Esperamos ser recibidos con los brazos abiertos de par en par, o tal vez, con un poco de suerte con un beso. Son tantas las ocasiones que nos lanzan un beso al aire y con este se van, que necesitamos uno real para saciar unos labios sedientos de amor. Esa ilusión la mantenemos en esos días previos al encuentro, momentos que tal vez, sean mucho mejor que cuando se haga realidad. Los sueños se alimentan del amor por eso nos crean la ilusión, de ser recibidos por un corazón que también esta alimentado por el amor. Es tan alta la meta que nos hemos marcado, que si cuando se produce el encuentro no coincide con esa ilusión, surge la decepción. No por ello debemos renunciar a ese sueño que conforme pasan los días es alimentado mas y mas por el amor. Cuando llega el momento esperamos que se haga realidad, que vivamos lo que hemos soñado y que incluso la realidad, supere a la ficción. Algunos piensan que es mejor no hacerse esa ilusión, no esperar nada y así nunca sufriremos una decepción. Cuando nuestra alma esta repleta de amor, nuestro corazón es arriesgado y si el encuentro no es el esperado, lo lloraremos solos en nuestro interior. Son las lágrimas del alma, que aunque no se ven, brotan como cántaros en nuestro corazón. Aunque el encuentro no resulte como lo esperamos, nadie nos quita esos días previos, donde vivimos la plenitud del amor.


domingo, 24 de noviembre de 2013

ENTRE EL CIELO Y EL INFIERNO

Como dicen, cuando amas a una persona, prefieres el infierno al cielo con tal de estar a su lado. Yo no se si existe el cielo y el infierno, pero si conozco ambos espacios, en la tierra, aquí entre los vivos. Sentir al corazón destrozado y soltar una sonrisa entre suspiros agonizantes. Pero también sentirme gaviota y cruzar los cielos envolviéndome entre las nubes. Amar es estar dispuesto a estar en ambos lados, a elegir el infierno si con ello sigues amando. A estar dispuesto a ponerte entre el coche y su cuerpo, si se avecina un accidente. El amor son esos impulsos que te llevan a proteger, a dejar tu chaqueta si hace frío, a empaparte de la lluvia para que no se le moje ni un solo pelo. Amar es entregar ese único pedazo de pan que queda en tu mesa, aunque lleves días hambriento. Abandonar sueños, caprichos y deseos, para colmar los suyos, que te serán devueltos con una sonrisa, o tal vez, con un beso. Sentir que tu vida tiene sentido porque se la dedicas a tu amor, es el sentimiento mas sublime, aunque te abrasen las llamas del infierno. Amar es decir he sido yo, aunque no hayas tocado ni una copa de vino que estaba sobre la mesa y que todavía gotea de la comisura de sus labios. Amar es convencer a virus y bacterias, para que elijan tu cuerpo y dejen el suyo blanco como la seda. Entre el cielo y el infierno no hay diferencia, porque siempre será el paraíso, si en él esta nuestro amor.


sábado, 23 de noviembre de 2013

AMOR IDEAL

Dicen que el amor Platónico, es aquel que necesita el amor ideal aunque no se pueda realizar. Cada uno de nosotros tenemos nuestro ideal de amor, aquel con el que soñamos y deseamos conquistar. A veces son solo frases o sentimientos, sentir la necesidad de un beso en cada golpe de respiración. En la mayoría de las ocasiones tan solo esta en nuestra mente para que el corazón lo pueda hacer realidad. No es una fantasía, es nuestro deseo de dejar al corazón volar abrazado a la imaginación. Amamos sin tocar, sin ver, sin respirar; sin sentir cerca a la persona amada, porque nuestro amor en una nube que no se atreve a bajar. Cuando encontramos a la persona a la que amar, cae del cielo para hacerlo coincidir con ese ideal. La decepción puede llegar, porque en pocas ocasiones lo que soñamos se ajusta a la realidad. No es igual, es otra cosa, pero es real, está en nuestra generosidad, adaptar lo que soñamos con lo que tenemos de verdad. El amor ideal puede ser tan pleno como un amor real, porque no olvidemos, que nosotros somos lo que queremos ser y se puede incluso tocar. El amor ideal no es un sueño, es un sentimiento pleno, que aunque no sea correspondido lo entregamos igual. La clave está en comprender, que el amor es un acto de generosidad, es dar, no es un negocio a cambio de recibir lo mismo que deseamos entregar.


viernes, 22 de noviembre de 2013

INCERTIDUMBRE

Uno de los mayores temores del ser humano es ignorar el futuro y perder la memoria del pasado. Nos impulsan a exprimir al tiempo, porque dicen que es oro y el oro no es nada porque el tiempo es la vida. La vida está llena de incertidumbres, de ignorancias, no sabemos qué pasará en el próximo momento. Sembrados de dudas y de ignorancias, nos apodera el miedo, a perder lo que tenemos o a no conseguir lo que queremos. Cuando tenemos el amor, la mayor felicidad que puede existir, nos invade el miedo a perderlo. De ahí nacen los celos, que pensamos y reivindicamos como amor, pero no es eso, es tan solo miedo. Eres feliz, amas y te aman, temes perder eso que ni piensas merecer y surgen los celos, el temor a la pérdida y a la soledad. La vida son grandes y pequeños momentos, granitos de arena que todo juntos formaran una montaña. Cada uno de esos granitos, es un regalo de la vida, si llega el viento y se van, quedarán las marcas en tu piel de que has vivido ese tiempo. La incertidumbre es parte de la vida, podemos tenerle miedo, o tal vez, la esperanza de que en cada momento, podemos vivir una nueva experiencia.


domingo, 17 de noviembre de 2013

SENSUAL



Despacio, muy despacio, se desliza una fina brisa de aire fresco entre rendijas de tu ventana. A veces tan solo tu lo sientes, te deslizas suavemente para ocupar tu espacio en su corazón. Amar no es ocupar el espacio de nadie, es crear tu propio espacio que tan solo lo habitará tu amor. Como una serpiente en la jungla, suavemente se desliza, sin a peas hacerse notar, en busca de su presa. Así, suavemente con tonos pastel y entre sabanas de satén, se desliza el amor convertido en deseo para llegar a sus labios. No hay movimientos bruscos, se desliza en silencio, como la serpiente para llegar a su corazón, a través de sus labios. Dicen que el amor es como un aroma embriagador que nace del deseo de los labios y termina con la entrega del corazón. La sutileza de movimientos, el control de esa sangre que hierve, irá haciéndose hueco hasta llegar a lo mas profundo de su pecho. Rectas, te deslizas con precaución, te dejas llevar por tus impulsos y por sorpresa llegas a unos labios deseosos de amor. Algunos entienden el amor como una fuerza indomable que dejan escapar con violencia. Esa fuerza, se da con sutileza para alcanzarlo con tonos de color fresa. Cuando se busca ese espacio donde dejar tu amor, se hace con sutileza, es un cortejo sensual de sentimientos, que lo conseguirá enamorar.


sábado, 16 de noviembre de 2013

EN TUS OJOS ESTÁ LA META

Dicen que si en tu camino te cruzas con una mirada y esta te pregunta donde vas, es que has llegado a tu meta. Nos es fácil de llegar, porque las personas mas difíciles de encontrar, son las más fáciles de querer e imposibles de olvidar. A veces llega la desesperación aunque algunos dicen, que si dos corazones se tienen que encontrar, algún día lo harán. La respuesta no está en buscar, sino en encontrar ese corazón perdido, que un día salió a volar, para juntarse con el tuyo. Yo encontré esa mirada en mi camino y supe desde el primer momento que era mi meta, que ya no había mas carrera que empezar. Comprendí desde ese primer instante, que mi corazón salía de mi pecho y se introducía en el suyo, y que nunca lo iba a recuperar. Como dicen las segundas partes nunca son buenas y menos aún cuando has llegado a la meta. Ese cruce de miradas no se repetirá jamás, y si lo hace, será un sucedáneo, una mala imitación de la primera. En la vida y en el amor, debemos alcanzar la consciencia, de que hay cosas que no tienen marcha atrás. Esa mirada en el camino, es el encuentro tan buscado, de un corazón con el otro, de unos labios que dejarán de hablar, para tan solo amar.



viernes, 15 de noviembre de 2013

AMOR CIEGO

Dicen que el amor es tan ciego, que antes de lastimar un corazón, hay que pensar que puedes estar dentro de él. Si el amor no fuese ciego sería incapaz de superar tantos obstáculos que esta sociedad nos pone en el camino. Sería como una carrera donde constantemente tendríamos que evitar que nos destrozaran el corazón. Hay obstáculos sociales, familiares y los nuestros propios, porque a veces, anteponemos nuestros deseos al de la persona amada. La ceguera del amor no es fácil de conseguir, es una batalla constante, frente a opiniones y consejos no pedidos, y nuestro propio yo. La generosidad del corazón se consigue dando todo y cuanto tenemos en su interior, sin mirar, sin pensar, ni cómo ni dónde. A veces nos creemos en el derecho de exigir amor porque nosotros lo damos, entonces ya no es un regalo, es un negocio donde se pide algo a cambio. También oímos a personas decir que han perdido el amor, tal vez porque no lo tenían o esperaban ser recompensados. Por todo ello el amor debe ser ciego, con muchas palabras, con sentimientos, caricias y ternura. El amor es un sentimiento que sin mirar, sabe donde llegar y en que corazón quedarse para amar.


viernes, 8 de noviembre de 2013

TE REGALO UNA SONRISA

Dicen que cuando pierdes algo, en lugar de llorar por la pérdida, debes sonreir por el tiempo que lo tuviste. Es cierto que muchas personas ocupan tanto espacio en nuestra vida, que son nuestros sueños y también las pesadillas. Cuando esas personas se van, las lágrimas se deslizan por nuestra cara y el corazón se encoge como una pasa. El tiempo sigue, tanto las cosas buenas como las malas, tan solo si agradecemos, lo que tenemos o lo que hemos perdido, surgirá una sonrisa. Cada vez tengo más claro, que cada persona que ha tocado mi corazón, permanecerá en él de por vida. Me gustaría que esas personas a las que doy cobijo no me causen cicatrices, sino sonrisas cuando las recuerdo. La felicidad y la tristeza son momentos, el resto es la vida, a veces tan solo un suceder de días que endulzamos con sonrisas. Por eso quisiera regalar una sonrisa para todas aquellas personas que están en mi corazón, aunque causaran heridas pero de ellas ahora brota una flor. Agradezco a cada una de ellas lo que me han dado, lo que he aprendido y el amor compartido o entregado. Hay que huir de los resentimientos, de las malas energías y agradecer todo aquello que nos da la vida. Muchos días se llenan de nostalgia, pensando y recordándolas; no es tristeza, es solo la extrañeza de no tenerlas cerca. Se echan de menos cuando a veces se les echaba de más, en parte nos hacen lo que somos y para ellas va una sonrisa.


domingo, 3 de noviembre de 2013

LA CONSCIENCIA DEL AMOR

Por desgracia el ser humano es tan ciego, que tan solo valora lo que tiene, cuando está a punto de perderlo. La consciencia de lo que tenemos es el mayor desafío, no somos conscientes de la vida hasta que nos ponen fecha a la muerte. Por eso cada día es un gran milagro, ser conscientes de ese milagro es lo que nos hace poder vivirlo y disfrutarlo. A veces nos sentimos eternos, que la vida no tiene fin, ignorando que la muerte es el único significado de la vida. Perdemos el tiempo en banalidades, en felicidades efímeras y transitorias, la inconsciencia nos permite cerrar los ojos y no ver lo que tenemos delante. Nadie nos dijo que vivir sería fácil, es mas, no nos dijeron que sería difícil ni nos dio esa fórmula, la de ser conscientes de que cada día es una nueva vida. El amor es la vida y se alimenta de sus mismas fuentes, la consciencia de que puede tener un fin, nos hará vivirlo y darlo sin limitaciones. Nuestra vida la contamos en minutos, cuando en realidad, se debe contar en los encuentros entre un corazón y otro. De esa forma nos hacemos a la idea, percibimos y somos conscientes, de las limitaciones del tiempo. Si nos dejáramos llevar por esos encuentros, sin compromisos sociales ni personales, los valoraríamos y entenderíamos el milagro de la vida.


sábado, 2 de noviembre de 2013

LA LOCURA DEL AMOR

Dicen que en la vida no hay un accidente mas hermoso, que la sonrisa que nace después del cruce de dos miradas. Tal vez te dirigías a tu trabajo, a la universidad, de compras o solo paseabas y sin esperarlo sufres un accidente. Se cruzan dos miradas y ya no sabes cual era tu destino, de repente te encuentras envuelto por el manto rojo del amor. Te escapas de la realidad de todos y te sumerges en un nuevo mundo creado por ese accidente. La locura es intentar adaptarse a la realidad, a ese destino marcado, sin embargo ese accidente no trastorna la personalidad, cambia tu mundo. Hasta entonces los días eran iguales, un suceder de mañanas y de noches, y al día siguiente vuelta a empezar. La vida común, la aceptada por la sociedad no es mejor que la muerte. Como dijo el gran poeta, si nada nos puede salvar de la muerte, que el amor nos salve de la vida. Porque la vida a veces puede ser un castigo, un sufrimiento difícil de soportar, hasta que llega ese accidente que te puede salvar de esa vida. La esperanza de sufrir ese cruce de miradas, es a veces lo único que te ayuda a despertar de los sueños. Sino fuese por esa ilusión, ese deseo de que surja la sonrisa, la vida no sería mas que el camino hacía ese final conocido. Aunque se rompan esquemas y estereotipos, la locura del amor es lo que nos mantiene vivos y hay algunos que se lo pierden por mantener la cordura.


viernes, 1 de noviembre de 2013

UNA GOTITA DE AMOR

Dicen que tan sólo es necesario una gotita de amor, para reaviviar una ilusión perdida. Que tan solo un pequeño detalle puede cambiar tu vida, encontrar la luz que pensabas que jamás se encendería. Hay personas que lo quieren todo, absorben con el amor todo lo que la otra tenía y la acaban dejando vacía. Amamos a las personas tal y como son, tomamos lo que nos dan sin exigir mas que su generosidad. Tan sólo con esa gotita de amor, como un gran perfume, es suficiente, sin bañarse en colonia para volver a tener ilusión. Como en la vida, si tomamos todo de golpe sin medida, tan solo durará ese momento, sin que quede ni una sola miga cuando mas lo necesitemos. En la vida por todo aquello que queremos debemos darlo todo, pero hay que recibirlo en su justa medida. Ese amor ansioso desesperado que no deja espacio a nada mas, está destinado al fracaso, porque llegará un momento que ya no quede nada que dar. Sin embargo son necesarias esas gotitas de amor, salpicadas como una fina capa de lluvia, que nos moja pero no nos ahoga. No te aman mas por recibir docenas de rosas, a veces con tan sola una, tu corazón vuelve a vibrar. Como dicen no es mas rico el que más tiene, sino el que menos necesita. Si tan solo precisas unas gotitas de amor, renacerán las ilusiones perdidas, sabiendo que quedan muchas más, que colmarán tu vida de felicidad.