viernes, 8 de noviembre de 2013

TE REGALO UNA SONRISA

Dicen que cuando pierdes algo, en lugar de llorar por la pérdida, debes sonreir por el tiempo que lo tuviste. Es cierto que muchas personas ocupan tanto espacio en nuestra vida, que son nuestros sueños y también las pesadillas. Cuando esas personas se van, las lágrimas se deslizan por nuestra cara y el corazón se encoge como una pasa. El tiempo sigue, tanto las cosas buenas como las malas, tan solo si agradecemos, lo que tenemos o lo que hemos perdido, surgirá una sonrisa. Cada vez tengo más claro, que cada persona que ha tocado mi corazón, permanecerá en él de por vida. Me gustaría que esas personas a las que doy cobijo no me causen cicatrices, sino sonrisas cuando las recuerdo. La felicidad y la tristeza son momentos, el resto es la vida, a veces tan solo un suceder de días que endulzamos con sonrisas. Por eso quisiera regalar una sonrisa para todas aquellas personas que están en mi corazón, aunque causaran heridas pero de ellas ahora brota una flor. Agradezco a cada una de ellas lo que me han dado, lo que he aprendido y el amor compartido o entregado. Hay que huir de los resentimientos, de las malas energías y agradecer todo aquello que nos da la vida. Muchos días se llenan de nostalgia, pensando y recordándolas; no es tristeza, es solo la extrañeza de no tenerlas cerca. Se echan de menos cuando a veces se les echaba de más, en parte nos hacen lo que somos y para ellas va una sonrisa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario