viernes, 22 de noviembre de 2013

INCERTIDUMBRE

Uno de los mayores temores del ser humano es ignorar el futuro y perder la memoria del pasado. Nos impulsan a exprimir al tiempo, porque dicen que es oro y el oro no es nada porque el tiempo es la vida. La vida está llena de incertidumbres, de ignorancias, no sabemos qué pasará en el próximo momento. Sembrados de dudas y de ignorancias, nos apodera el miedo, a perder lo que tenemos o a no conseguir lo que queremos. Cuando tenemos el amor, la mayor felicidad que puede existir, nos invade el miedo a perderlo. De ahí nacen los celos, que pensamos y reivindicamos como amor, pero no es eso, es tan solo miedo. Eres feliz, amas y te aman, temes perder eso que ni piensas merecer y surgen los celos, el temor a la pérdida y a la soledad. La vida son grandes y pequeños momentos, granitos de arena que todo juntos formaran una montaña. Cada uno de esos granitos, es un regalo de la vida, si llega el viento y se van, quedarán las marcas en tu piel de que has vivido ese tiempo. La incertidumbre es parte de la vida, podemos tenerle miedo, o tal vez, la esperanza de que en cada momento, podemos vivir una nueva experiencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario