jueves, 17 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 17/08/2017

Un día más para contar. Llega un momento en la vida en lo que lo importante no es contar días, sino que los días cuenten. Sin embargo, y yo no creo que sea la excepción, contamos más días en los que pasan a la historia sin quedarse en la memoria, que los días que hacen historia y se escriben en nuestras memorias.

Realmente es que, si todos los días fuesen tan excepcionales, el mundo sería un lugar donde todos los días estaríamos de fiesta, de celebración. Y ahora bien, ¿porque no? ¿Por qué es preciso un hecho excepcional para que se pueda celebrar? Un día más tan solo con vida, debería ser suficiente para que el día fuera excepcional, que no lo contáramos simplemente como un numero en el calendario, que si no está pintado en rojo pasa con más pena que gloria, que al parecer los días son tan solo un obstáculo para llegar a otros días, donde o bien aparecen en rojo, o simplemente tienen un significado más allá de ser tan solo un día.

Cuanto hablo de los días, podría hablarse de los meses. En esta parte del mundo el mes de Agosto es el mes de vacaciones por antonomasia. Para algunos el año nos son mas que días que superar que componen meses, hasta llegar al mes de Agosto. Se reduce tanto la vida que al final una vida se compone de unos cuantos meses de Agosto, o de unas Navidades; o de unos contados días de aniversario.

Cada día es una razón para ser felices, cada instante es un motivo para agradecer la vida, no seamos tan cortos y celebremos el propio hecho de respirar.

Agosto sigue su marcha con paso firme, el Bloguero tan solo quiere celebrar cada día y no solo los de Agosto, los de toda su vida con vosotros. #manuylavida


MBS



miércoles, 16 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 16/08/2017

A veces la mejor de las noticias es la ausencia de noticias, y hoy es uno de esos días en los que por mucho que me esfuerce, no tengo ni recuerdos relacionados con el decimosexto día del mes de Augusto. Debe ser en esta circunstancia semejante a la que narro, cuando los periodistas de los noticieros sacan camisas del baúl de los recuerdos, o califican como noticia, algo que no es más que un hecho más de la rutina diaria.

Yo hoy os podría contar que tengo que alterar mi orden matinal porque he quedado con una persona por trabajo, y que luego todo volverá a su orden natural. Sin embargo, nunca se sabe y en cualquier momento puede ocurrir un imprevisto que lo altere todo. Cada día me cuesta más atender a imprevistos y sé que es una falta, que saber adaptarse a las circunstancias sin que te alteren es una virtud, se trata de esa faceta que llaman ser camaleónico y que se me da tan mal últimamente. Tengo la sensación de que planifico actividades de forma ordinaria y cronometrada para evitar curiosamente atender a imprevistos, ocupando tiempo y espacio para impedir su aparición. Desde este momento reconozco que es una lucha perdida de ante mano, porque algunas cosas circunstanciales de poco calado se pueden evitar, pero aquellas extraordinarias, o que simplemente precisan de nuestra atención particular, son inevitables por mucho orden que fijes en tu existencia.

Este día dieciséis parece que no va a destacar por nada en especial, pero nunca se sabe; la vida es un cumulo de cosas inesperadas, de imprevistos que no están a nuestro alcance dominar y que además son ese color picante que da sentido a la existencia.

El mes empieza a contarse en días que faltan en lugar de en días que quedan, mala costumbre esta que se parece mucho a lo de la botella medio llena o medio vacía. Seamos optimistas y pensemos que aún queda la mitad del camino, que aún restan historias que contar, y si no las tenemos; las inventamos que para algo tenemos esa capacidad. #manuylavida


MBS


martes, 15 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 15/08/2017

El quince es una cifra mágica dentro del treinta, porque indica justo que nos encontramos en el centro, en eso que llaman el ecuador de algo. Hemos llegado a la mitad y sin ayudas externas, parece que fue ayer cuando anuncié lo del bloguero y ya se ha hecho como de la familia encontrarnos cada día en tan solo unas líneas. Es esa creencia en las casualidades lo que me lleva a provocarlas y así de esta forma, facilitar los encuentros.

Tengo que confesar que el camino no está siendo llano, porque desde el primer día estoy teniendo problemas con la tecnología. Nada más empezar el treinta y uno del pasado mes fue en el pc y ayer en el teléfono. Dicen que los caminos difíciles nos llevan a destinos soñados. Eso espero, que a final de este mes todos al menos nos encontremos con las mismas ganas de seguir como empezamos.

El quince de Agosto es de nuevo día de recuerdos, porque en esta parte del mundo es un dia festivo que se celebra en todo el país. Es un día en el que la locura a veces ha dominado a la razón, y como dicen al corazón hay que darle la razón como a los locos. Tal vez demasiadas veces no solo le he dado la razón, sino que además he buscado su locura dejándome llevar a extremos con consecuencias. Algunas dolorosas, pero necesarias, porque esas consecuencias nos llevan a lugares extraordinarios y a conocer personas excepcionales.

Recuerdo un quince de Agosto que en una tarde hice cuatrocientos kilómetros para verme con una persona durante unas horas y otros cuatrocientos de vuelta, sin dormir; conduciendo por carreteras desiertas y por lugares que me llevaban a otro corazón siguiendo la locura del mío. Hoy después de que hayan pasado bastantes años, y en una mirada hacia atrás con sonrisa; reconozco que mereció la pena pero que a su vez fue un antes y un después, que esa locura me llevo a asumir unas consecuencias de las que al día de hoy, todavía las siento.

Ese quince de Agosto es inolvidable en mi historia porque hizo historia. Espero que en el de hoy hagáis historia y la contemos entre todos. Es mitad de mes y esto vuela tan rápido como la vida misma. Disfrutar. #manuylavida


MBS


lunes, 14 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 14/08/2017


La crónica del día catorce del mes de Augusto estaría llena de contenido si lo fuera del año 2002. Es curioso como la mente es capaz de recordar prácticamente con todo lujo de detalles, lo que pasó hace quince años y apenas sea capaz de recordar lo que ocurrió hace unos días. Quince años desde ese año y otros tantos meses de Agosto, todos con mayúscula pero en el olvido, ocultos bajo el manto de los tiempos, porque tal vez su contenido no fue digno de recordar, o más bien la voluntad haya echado una capa del más fuerte de los cementos para que no se hagan de nuevo realidad. Así las cosas, me lleva a la conclusión de que la memoria no es que sea selectiva a su gusto, sino que solo tiene en cuenta aquello que le trascendió, esos momentos que para bien o para mal, causaron impacto y ni la voluntad sepa que hacer con ellos, motivo por el que seguirán en la memoria de por vida.

Dia catorce y acercándonos a la mitad del mes. Cuando empecé la aventura del Bloguero Accidental pensé que a mitad de camino me echaría atrás, no solo porque no tuviera cosas que contar, sino tiempo para hacerlo. He encontrado palabras que siempre están dispuestas a juntarse para comunicarme a diario, y el tiempo que es algo que aunque no esté bajo nuestra disposición, si somos capaces de elegir, quitando tiempo a unas cosas y dándoselas a otras a nuestra elección, a diferencia de lo que ocurre con el pasado, en el presente es más fácil esa elección, tal vez porque si no pensamos en el futuro todo es más sencillo y los objetivos, necesidades y deseos sean más de hoy que de mañana.

Sea como sea, aquí estamos unidos por la palabra, pero sobre todo por ese deseo de permanecer, como la mayor de las pruebas de amor que se pueden hacer. #manuylavida

MBS



domingo, 13 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 13/08/2017


El bloguero tiene la sensación de que está escribiendo la crónica de su día a día, durante este mes de Agosto con mayúscula. Crónicas que son más bien escasas porque se trata del mes mas parco en noticias de todo el año, al menos en el hemisferio norte, porque en el sur ahora es pleno invierno. Realmente es que los que vivimos en esta parte del Mundo, mejor dicho en el norte, nos creemos que todo se mueve a nuestro ritmo, y que nos digan que en Agosto hace frío y es invierno, nos resulta no solo raro, sino que difícil de creer. Es lo malo de creerse el ombligo del mundo, que llega un momento que no sabes ni donde lo tienes.

Dejando a un lado estas cuestiones, que al bloguero no le afectan puesto que sabe muy bien donde se encuentra cada quien y cada cual, al margen cuestiones geoestratégicas, la crónica del trece es más bien la historia del doce, porque en el trece  han pasado pocas cosas sobre todo si dejamos al margen los sueños y si estas líneas se escriben sentado en la cama, con el almohadón a la espalda y el ventilador dando vueltas, recordando en cada momento que el sur también existe. Pues dentro de esta memoria del dia anterior tengo que contaros como nota mas destacada del día de ayer que me compre unas zapatillas Adidas por internet. Son esas blancas tan conocidas con unas rayas negras a los lados. Son unas deportivas de moda, que están a la venta en cualquier centro comercial, en los especializados en prendas deportivas y por supuesto en las tiendas Adidas, que las hay. Es algo que me podría haber comprado fácilmente y tenerlas al instante, sin embargo lo hice por internet, donde me puedo equivocar en la talla o puede haber problemas ya que el paquete se envía desde el extranjero por mensajería. Es decir que pudiendo tenerlas al instante de un centro comercial que está a penas a quinientos metros, las compro en un país que está a miles de kilómetros y además tardarán en traerlas una semana aproximadamente.

Evidentemente hay un motivo que no es otro que la ilusión. Es como los Reyes Magos o Papa Noel en Navidad. Se les espera todo el año con regalos que a veces no son nada acertados, pero lo que cuenta es la ilusión. Lo mismo ocurre en la compra por internet, que te dan un localizador y a partir de este puedes ver la ruta del pedido, a veces con escalas en países que nunca iras y te hace ilusión seguir el viaje de algo que al final acabará por los suelos llevándolas tus pies.

Ayer no compre unas zapatillas que me hicieran falta, compre ilusión que es algo que siempre se necesita, es como la gasolina para aguantar la vida y seguir caminando con paso firme, y nunca mejor dicho. Estamos a trece y el ecuador se acerca, lo bueno es que seguimos juntos y por mucho tiempo. #manuylavida


MBS


sábado, 12 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 12/08/2017

Hoy volvemos a la normalidad y de nuevo a mis rutas y rutinas vacacionales propias del mes de Agosto. Llevo ya doce días con las narraciones del bloguero y todavía no he llegado a comprender porque cada vez que pongo “Agosto”, el corrector del Word me lo subraya en azul, no en rojo; que significaría que los escribo con alguna falta ortográfica. Pero no, me lo subraya en azul, y al parecer por mis investigaciones empíricas es que no le gusta que lo haga con la primera letra en mayúscula. Si que me consta que la Real Academia de la Lengua, estableció que los días de la semana no tenían que escribirse con mayúscula, lo entiendo porque es un nombre genérico que se repite semanalmente. Seguro que lo mismo dirán de los meses del año, aunque con dudas porque el subrayado no es en rojo, sino en azul. En todo caso yo no lo escribo con la primera letra en mayúscula por capricho o por llevar la contra, sino porque para mi Agosto es mi mes, es el mes que me vio nacer y siempre lo escribiré así. Sin embargo, los demás meses ya me dan lo mismo, con mayúscula o no, Agosto da carácter, personalidad, es el mes del Leo, y no digo más.

Quería decir, antes de enfrascarme con la norma ortográfica del nombre del mes ocho del calendario solar, que hoy vuelvo a la normalidad vacacional porque ayer fue un día de semi trabajo, más de espera que de laboro en la Ciudad de la Justicia por guardia judicial. Durante esa espera me dio tiempo para pasear por la nostalgia, por lugares que hacía tiempo que no frecuentaba. Debo decir que hace unos seis o siete años yo vivía en esa zona y evidentemente hay muchos lugares para el recuerdo. No son nada especial, puede ser una simple esquina donde un día paso algo o se me ocurrió algo y de pronto, cuando contextualizas y sincronizas el recuerdo, es cuando se convierte en nostalgia que no es otra cosa que un recuerdo añorado, uno de esos que te gustaría volver a vivir o tal vez, quieres repasar una y otra vez para recrearte en el dolor que causa la herida de pasarlo una y otra vez por el corazón.

No sé que pasa, pero me parece que tengo mas recuerdos que esperanzas, que no veo que lo que tengo delante sea mejor que lo que ya viví. No sé cómo se llamará eso, pero no creo que el lector lo considere positivo, sobre todo en una sociedad que constantemente nos dice que mirar hacia a tras ni para coger impulso. No sé si me acoplaré o tal vez mi vida no solo esté en otra ciudad, sino que posiblemente mi vida está en otra parte. #manuylavida


MBS


viernes, 11 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 11/08/2017


Dicen que una sonrisa es una luz en la habitación del alma que indica que el corazón ya está en casa. Con esta frase podría calificar mi día 10, porque cuando te llega un pensamiento o una reflexión en forma de frase, se mete en la cabeza y no paras de darle vueltas para encontrar su sentido, o a veces sin mas pretensión, disfrutar de su belleza.

A mi esta frase me despierta una sonrisa y de ella al corazón como su propio contenido indica. No puede negar que me ha encantado y ha sido la frase elegida para mi foto nocturna en Instagram, mi twitt de buenas noches dedicado a mis ángeles y también un post con una foto en Facebook, la misma de Instagram, aunque no compartida. Me ha gustado tanto,  que la he querido compartir. En algunos de esos lugares le antecede un “dicen”, que no indica otra cosa nada más que la frase no es mía, aunque si la he tuneado a mi antojo, la he adaptado a mi estado de ánimo y a mis gustos. Una sonrisa es una luz en una de las habitaciones del alma que nos dice que el corazón esta en casa. Una sonrisa nos dice eso, que en esa casa, en esa persona hay vida, hay cariño, hay amor; que está ahí dispuesto para ser entregado, pero que también pide a gritos ser amado, de ahí la sonrisa como reclamo, como indicativo de lo que se tiene como de lo que se desea.

Este día de dos dígitos me ha gustado porque me ha dado algo para recordar, ya no será un día más del agoto de 2017, ese mes en el que un bloguero llegó por accidente a nuestra vida, sino que este día será el día en el que nos regalaron algo hermoso, unas palabras que nos llevan a pensar, a reflexionar y a disfrutar dando belleza a todos los renglones a los que se acercan las palabras. Mi mañana empezó con una dedicatoria de una twittera maravillosa que me decía que aunque solo fuera un instante, cada día tendría un renglón para rozarse con mis palabras. Creo que fue algo diferente, pero a esta hora de la noche así quedó en mi cabeza, y también me volvió loco; me emocionó y me hizo feliz.

Hoy trabajo, tengo guardia de juzgados por lo que el post no ha podido ser puntual. Feliz día once, y agosto sigue sin avisar ni dar explicaciones, de porqué tiene tanta prisa por terminar. #manuylavida


MBS




jueves, 10 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 10/08/2017


No somos los dueños del tiempo, pero si los encargados de darle sentido. Lo he leído por ahí y sinceramente viene muy bien en el día en el que ponemos un dígito más a la fecha, ya dejamos el cero, que no le doy valor de dígito, no sé si matemáticamente es correcto, pero para mi el cero ni a la izquierda ni a la derecha. Bueno al empezar decena mensual es obvio que no somos dueños del tiempo, pero si como dicen de darle contenido a ese tiempo que como dije ayer en definitiva es la vida.

Con ese fin el bloguero os viene a buscar cada día, y por petición popular voy a hacer crónica de cada día porque al parecer gustó aquella de la que hable de los paletos urbanos. Pues bien hoy,  esa actualidad tiembla porque al Sr. Trump, que no es más que un tonto con pistola, le ha dado por citar al niñato ese de Corea del Norte y amenazarlo de que arrasará su  mal tratado país puesto que nadie amenaza a los Estados Unidos de América. Un tonto y un niño, mala combinación; y por otro lado tenemos a nuestra amada Venezuela donde un tipo al que le falta un hervor, le llaman “Maduro”. La vida tiene estas paradojas de poner al mando en la mayoría de los países al payaso o tonto del patio del colegio, a ese al que todos tiraban piedras; con contadas y dignísimas excepciones.

En España ante la falta de noticias seguimos con los paletos urbanos, esos jovencitos que ahora en contra de la naturaleza de la propia juventud, proclaman el deseo del descanso en su ciudad, la ausencia de ruidos y de aglomeraciones de gente. No solo son paletos sino que además les falta vida por vivir, son jóvenes que nacieron de negro, de luto por no tener ni idea de lo que es usar la vida, consumirla, masticarla; engullirla cada día. Pues ahora ya no quieren ruidos, quieren tranquilidad; buscan el silencio de esas residencias de la llamada tercera edad y dan mucha pena porque se están perdiendo lo mejor de sus vidas: la juventud.

Por otro lado, tenemos a la tercera o cuarta edad, un ejemplo es mi madre, que con 87 años busca el centro de la ciudad, esos lugares mas concurridos, ruidosos; con mas cachondeo o follón como dice ella; y ruego que no se mal interpreten sus palabras.

Por todo eso prefiero mucho más a los mayores modernos que los jóvenes paletos. Este es el epitafio de la décima entrega del Bloguero Accidental, espero no haber contrariado a nadie y si lo he hecho, es que es un paleto urbano y no me preocupa sino que además me encanta contrariarlo.

Así empezamos este décimo día, espero que nos dé mucho de que hablar y mañana lo contemos. #manuylavida


MBS


miércoles, 9 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 09/08/2017

Hoy en el noveno día del mes de agosto e idéntico orden del bloguero, nos encontramos sumergidos en la magia del cariño, de ese que se capta sin necesidad de buscar el truco. Ese cariño es el almohadón del corazón que se puede dar de forma gratuita y muy fácilmente. En el día de ayer cedí mis prioridades a un ser querido, me  dedique a hacerla sonreir, a ver la felicidad en sus ojos, esa que es sencilla, que se tiene por la mera compañía y la ilusión de pasar unas horas con su hijo.

Hablo de mi madre, una mujer de avanzada edad pero de corta vida porque tiene ganas, y las ganas son vida, es ese oxigeno que a veces falta cuando el pensar carece del brillo necesario para poner luz donde solo queda oscuridad.

Todo ello me lleva a reflexionar sobre el valor del tiempo. Es evidente que la vida no es mas que tiempo, un espacio de tiempo donde somos y estamos, es esa coincidencia la que permite apreciar la vida y percibir la existencia. Dedicamos tiempo a procurarnos bienestares para tiempos posteriores, de conjugaciones futuras. No hay nada más ridículo que un seguro de vida, aquel cuyo riesgo asegurado es la vida y el coste es para reparar el siniestro que no es mas que la muerte. En esas cosas dedicamos nuestro tiempo, también en trabajar para poder pagar comisiones bancarias y seguros, por si pasa eso que se asegura y tener la seguridad de que se repare. Y el tiempo se escapa, mientras pensamos en que pasaría si sucedieran cosas, que no tienen porque pasar pero y si pasa, pues gastemos tiempo en resolver el suceso el dia que pase si es que pasa; y no dejemos de dedicar el tiempo al que se lo merece y lo que es preciso atender; a nuestra familia, a los padres, la pareja, a los amigos; a ti mismo en hacer aquello que te place y te hace sentir la vida. Nos enseñan a invertir el dinero, pero no a hacerlo con el tiempo y la recompensa es posible que sea dinero, pero no tiempo y menos aún vida, que no es mas que tiempo.

Me preocupa el tiempo y no el meteorológico; me importa la vida y su dimensión espacio temporal; y ya estamos a 9 y como dicen, la casa sin barrer. Me pasa con el blog lo mismo que con la vida, que pienso que todavía no ha empezado, y cuando acaba me arrepiento de no haber sido consciente del paso del tiempo.

Disfrutemos del nueve como de todos y sintamos el paso del tiempo y de que todavía nos queda mas tiempo que Bloguero Accidental, y menos mal que es así, no quisiera tener una dimensión mas allá del tiempo sin ser consciente de ello. #manuylavida


MBS


martes, 8 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 08/08/2017

Y después de la tempestad siempre llega la calma, que es como decir que tras la borrachera la resaca, o de los sueños la realidad. De pronto se aterriza y te das cuenta de que eres mas apreciado de lo que tu mismo te consideras. No hay nada más importante en esta vida que el reconocimiento de las personas que te quieren.

Hoy el bloguero va a ser breve en su crónica del día porque en el de ayer se tiró todo el día de agradecimiento emocional en agradecimiento. Tantas de pruebas de amor ocasionan resaca como cualquier otro exceso y llega el momento en el que es necesario reflexionar. De nada sirven las pruebas de amor y de cariño, sino se conservan, sino se mantienen y se riegan diariamente y en esa tarea se encuentra el bloguero porque ni una sola felicitación merece caer en el baúl de los libros olvidados.

En el día de después, en ese tras la tempestad; no suele ser de calma, es mas de reflexión de repaso, para valorar sobre todo que esos cientos de personas que se han molestado en dedicar su tiempo en desearte lo mejor; son reales, auténticas y que merecen toda mi atención.

Hoy el bloguero se siente agradecido con el mundo, con éste que nos permite unir y crear lazos en la distancia, sin conocernos pero queriéndonos. He sentido tanto amor que como dicen las distancias no existen, porque la distancia no son kilómetros sino que es la indiferencia, y yo he sentido cercanía, carió, proximidad; todo lo contrario a la indiferencia; he recibido amor y eso llega siempre en las distancias cortas.

La octava entrega, pronto los días serán de dos dígitos y avanzarán hasta su fin, mientras tanto disfrutemos de nuestras vacaciones pagadas y a pensión completa. #manuylavida


MBS


lunes, 7 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 07/08/2017

No se puede ser fuerte con quien es tu debilidad. Ayer utilicé esta frase o reflexión en varias ocasiones, tanto en Twitter como en Instagram. No sé a que vino ni porque previo a este día grande. Eso dicen que debe ser grande el día que te vio nacer. Cierto es que el mes de Agosto da carácter, no se si será por ser el mes vacacional por antonomasia en esta parte del mundo, o por el hecho de que haga mucho calor y los que tuvimos la fortuna de nacer en él nos infunda carácter.

Es un día raro, como extraño debió ser aquel 7 de agosto de hace unos años en el que sobre las 8.30 horas de la mañana me dio por llegar a este mundo. Era sábado, prontito y Agosto. Desde luego que le di el día a mi madre, que según cuenta llegue al mundo en un día donde se alcanzaron los 40 grados C de temperatura. Pobre mujer, lo que tuvo que aguantar ese y tantos días después, incluso hoy en día aguanta sapos y culebras porque como dice, ser madre es profesión a tiempo completo, no remunerada y sin fecha de jubilación; porque madre se es siempre, incluso tras la muerte.

En que pocas ocasiones damos el protagonismo que se merece a la persona que nos trajo al mundo, a esa mujer que nos lleva en la barriga durante nueve meses sin queja y con alegría. La maternidad es lo más próximo al amor puro, a ese que luego nada más desprendernos del cordón umbilical, buscamos fuera de casa, como si esa separación nos llevará por instinto a encontrar ese complemento perfecto, a ese que llamaremos media naranja.

En un cumpleaños las velas nos las debería soplar quien los cumple, debería hacerlo quien dio a esa luz para que aflorara en el mundo, y contar todos sus sacrificios, también sus satisfacciones como persona que en definitiva será nuestra debilidad de por vida.

Hoy el bloguero cumple años, como si eso tuviera importancia; como si el paso del tiempo no fuese mas que estar mas cerca de un destino, el que sea porque en definitiva desde ese mismo día en que nacemos, la vida empieza a acabar, y muchas veces se va sin usarla, como si nos costara estrenarla como ese traje nuevo que dejamos en el armario para una ocasión especial, y cuando llega; o ha sido devorado por las polillas o su talla paso a mejor vida. Como dicen la vida es tiempo y por lo tanto desde el primer día se debe usar, aunque sea entre pañales; en una sábana de seda donde dejar lo mejor de nosotros mismo; nuestra huella, nuestra vida; la mas grande de las existencias.

Algún día no estaré, pero seguiré en la memoria de aquellos que me quieren. Quedará este mes de Agosto y el bloguero en su blog. Permanecerán las fotos en esas nubes de los nuevos mundos, como una forma de pretender llegar a la inmortalidad, un fin del ser humano por desgracia aún inalcanzable para mi.

Hoy me pesa la vida, pero también la alegría de seguir con vida y poder vivir un año mas. El año que viene el bloguero será turista, espero que estéis ahí, yo prometo no morirme. Feliz lunes, y ya van siete días. Como pasa el tiempo. #manuylavida.


MBS


domingo, 6 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 06/08/2017


No me lo podía creer cuando lo he visto. Ayer cuando paseaba en plan turista por el centro de la ciudad, me encontré con unos cuantos turistas comiendo “Paella” a las once de la mañana, o como algunos suelen decir, a las once AM. No es por nada pero llamo mi atención y saltaron las chispas de este bloguero en su quinto día de transito entre el bien y el mal, o al contrario claro, que nunca se sabe. La “Paella” es el plato mas característico de esta zona del mundo y consiste en su versión mas puritana, en arroz, pollo, conejo y verduras. Su nombre proviene no del plato sino del recipiente donde se hace que se llama “Paella”. Se trata de una especie de sarten de unos tres dedos de calado con dos asas y ancha. El arroz debe salir seco, es decir, ni meloso ni caldoso que son otras versiones del arroz valenciano. Bueno pero eso de ver comer paella a las once AM, me llamo la atención, no porque sea causa de crear una indigestión, sino por la falta de disciplina alimentaria. Es decir, de no sujeción a las normas de la costumbre y de los usos sociales porque la paella es ante todo, un primer plato del almuerzo, comida del medio dia o como se le quiera llamar, que nombres y costumbres hay hasta para aburrir.

Tenemos normas para todo, incluso para comer y no digamos para como hacer la “Paella”, porque en estas latitudes hay mas puristas que ciudadanos con derecho a voto. Que mas dará, que importancia tiene como sea y como se haga si quita el hambre, se disfruta, te alimenta y te hace feliz. Que mas dan las normas si somos capaces de vivir en paz, y sino lo somos, para que queremos normas si somos tan bárbaros como para acabar con nosotros mismos. Hay demasiadas normas en la vida y es un auténtico asco, me da vomitera a mi como abogado, que existan tantas formas de reglar la vida y que encima se considere el que las marca como el mas civilizado del mundo, porque las normas nos hacen humanos; o tal vez están porque no lo somos. Hay normas básicas como no matar, no hacer daño, hacer felices, se educado, etc…Normas que no necesitan escribirse pero que al parecer deben imponerse. Somos peores de lo que pensaba, o tal vez, ni peores ni mejores; no somos humanos.

En mi sexto día de periplo bloguero, he llegado a plantearme existencias que espero sea capaz de contestarme antes de que el accidente llegue a oídos de los responsables de emergencias. Entre tanto sigamos caminando por los lindes de la realidad pretendiendo caer en alguno de mis sueños. #manuylavida


MBS


sábado, 5 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 05/08/2017


Dicen que a veces una pequeña casualidad te lleva a descubrir personas maravillosas. Y dicen bien porque hace justo hoy, 5 de agosto quince años que conocí por la mas pura casualidad a la persona mas maravillosa del mundo. Me sorprende que ya llevemos cinco días de bloguero, pero más aún me sorprenden estos quince años. Si me pongo a pensar a penas me acuerdo de unos pocos detalles, la mayoría de ellos son los meses de agosto de cada uno de esos años. Pienso y mas o menos puedo recordar lo que hice los agostos, pero detalles. Donde fui, con quien estuve y poco más. Del resto que es media vida, no me acuerdo prácticamente de nada. Os dais cuenta que cuando  la gente se pone a escribir memorias necesita la ayuda de escritores. Puede ser por cuestión de estilo, para darle un toque literario; pero sobre todo es para contar una historia, porque el dueño de esa memoria se acuerda mas o menos como yo de lo que fue su vida, y sin embargo pueden llegar a sacar un libro e incluso rodar una película.  Al final llegamos a la conclusión de que la vida es mas ficción que realidad y que algunos de sus actores es posible que sean inventos para dar sentido a esa historia que en definitiva es una vida. Necesitamos a esa persona que nos hace posible y si no hemos tenido la fortuna de encontrarnos con ella, debemos inventarla; como a ese amigo imaginario que a todos nos acompañó en nuestra infancia, a unos más y a otros menos; pero ahí estuvo para suplir la falta de ese amigo ideal, ese que solo puede ser fruto de nuestra creación. Y así con todo, somos más fruto de un sueño que un sueño hecho realidad.

Estimados lectores accidentales, ya vamos por el quinto día y pronto yo voy a ver amanecer, os recuerdo que el siete es mi cumpleaños.  Lo digo porque no puedo pretender que además de compañeros de mes, también conozcáis mi biografía, eso lo dejamos para las memorias, que en definitiva si hay que inventarse un día de nacimiento se inventa, total que mas da sino nos vamos a acordar. #manuylavida


MBS


viernes, 4 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL. 04/08/2017

En mi cuarto día me voy a meterme en un jardín sin flores, me explico. Por esta parte del mundo han surgido unos cuantos salvadores de la vida que ven a los turistas como enemigos de sus ciudades. Yo soy un bloguero accidental pero con empatía por el turista accidental y me indigna estos nuevos paletos urbanos. Dicen que la ciudad es para quien la habita, y tienen razón pero los que la habitan deben ser anfitriones de quienes quieren disfrutar de sus grandezas. El mundo es de todos, si la ciudad es de quien la habita estamos privatizando las ciudades al mundo, sobre todo por aquellos falsos progresistas de corbata de fumetas y olor a marihuana. Estos son los nuevos burgueses que van de izquierdistas bien alimentados por sus papas y aquellos a los que les interesa mas el ruido que las nueces.

Muestro mi indignación porque atacan a mi hermano el turista, aquel que algún dia me dará el paso, tal vez el próximo mes de agosto donde el título de este diario puede cambiar o ampliarse. No hay algo mas peligroso, que un cateto con carrera con capacidad de ser docente de sus enseñanzas mezquinas. Ya lo escribieron hace años, tal vez estemos siendo mirados por los necios tuertos que se conjuran y se juntan con fines de experimentar su cortedad mental.

Cuando me pongo sarcástico me salgo, menos mal que me pasa poco, hoy cuatro de Agosto así ando porque el cinco va a dar mucho de que hablar, reto a leerme mañana, con un pañuelo por favor porque voy a dejar escapar lágrimas atrapadas desde hace quince años. Ya avisé que Agosto es muy mío, es el mes en el que nací, no lo olvidéis nunca.

¿Y ahora donde encuentro una turista para mi portada o una paleta urbana sin ofender?. Repito me he metido en un lío y os espero de nuevo mañana, es este mes que va mas rápido de lo que yo pensaba. #manuylavida


MBS


jueves, 3 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL. 03/08/2017

Ya es el tercer día, cunde el mes de Agosto, como sino quisiera que se le atrapara, como huyendo de su disfrute. Ayer hice una de las cosas que mas me gusta hacer en Agosto, que no es otra cosa que pasear por el centro histórico de Valencia, entre turistas y algún perdido como yo. Me gusta también ir a la Iglesia de San Martín, es como una tradición que estoy imponiendo en mi vida pero reducida al mes de Agosto. Realmente cuando me pongo a pensar  me veo un poco raro con estas costumbre y rituales que sin querer me impongo y que  pueden resultar poco interesantes para vosotros pero para mi es cambiar la vida, hacer que el mes sea tan distinto como que no se volverá a repetir hasta el próximo Agosto.

Pues en mi paseo matinal, he descubierto en la Plaza de la Reina una cafetería que me ha encantado, no se como se llama ni nada más, pero se donde está y va a ser uno de mis destinos próximamente. Son de esos locales que no destacan solo por su confortable terraza, sino por su interior. Es un falso interior, porque es  como un espacio con tantas aperturas, que estando dentro parece que estas fuera. Me gustan esas cafeterías donde lo de menos es tomar algo, es sentarse y ver pasar la gente, la vida; leer. Me gustan los lugares donde se concentran los turistas, es como si me convirtiera en uno mas de ellos que está de paso, que no se queda; como los aeropuertos, ver gentes ir y venir con tan solo un fin, no quedarse, buscar su destino en otra parte. Me gusta estar de paso, me siento cómodo pero últimamente no lo busco, me he quedado arraigado en mis rincones como si las raíces no me dejaran mover. Es una sensación de falta de libertad y en mi interior una voz me llama a gritos para salir de esta especie de letargo, pero positivo como todo en mi, optimista y con sonrisas. El cariño y la ternura es algo que me satisface ofrecer y es lo que facilita caminos y también estancias.

Algún día volveré a ser un turista accidental, por ahora me siento muy bien como bloguero, todo son experiencias, todo suma con el valor que le queramos dar a la vida, y yo se lo doy todo, porque mi vida es nueva y eso es una oportunidad tan única como irrepetible.

Saludos familia, otro día más; y ya son tres. #manuylavida


MBS


miércoles, 2 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 02/08/2017

Bueno superado el estreno a partir de ahora esto será un paseo en barco. No espero lo contrario, porque lo único que estoy haciendo es algo a lo que estoy acostumbrado a hacer, en directo a través de momentos y hace algunos años por SnapChap. El año pasado inventé la página de estilo en Face, ManupersonalStyle, cuyo fin no era otro y sigue siendo la de la promoción de mi estilo de vida sano, pero que en el verano pasado lo mezclé con comentarios muy críticos aquí en el blog sobre los chefs estrella que tanto proliferan en la actualidad. Mirar un secreto, no soporto a ese que ahora es super famoso que dice que lo que pretende es obtener el sabor del mar, cuando el mar es agua salada con yodo y algunos metales pesados en forma de contaminación. Me parece  soberbio y estúpido, eso de crear alimentos solo por su química, por lo que fui duro, con este y los demás. Roba el placton de lo pececitos para satisfacer su ego, cuando no es mas que un alquimista sin título.

Mi reflexión hoy parece que se excede, pero es que tengo un defecto. Bueno tengo muchos pero tengo la terrible obsesión de querer siempre repetir aquello con lo que fui feliz. Esos veranos especialmente, los meses de agosto, y este es uno de ellos, donde he inventado lo del Bloguero Accidental porque necesitaba hacer algo especial. Hay veranos irrepetibles porque ya no están las personas con los que los compartí, o se han salido de mi vida intima. En el 2015 tras el año post infarto, fue muy bueno, me convertí en turista dentro de mi ciudad y lo pasé muy bien yo sólo. Ya os lo contaré, lo que hoy quiero dejar es esa necesidad de repetir o de conservar momentos; lo que pasa es que las personas son irrepetibles y como también me gustaría volver a esos años tan felices que tuve en mi matrimonio, y eso es imposible; tal vez sea la causa de que mis libros no se cierran y que soy persona que en su vida no cabe mas relación que aquella que tuve con la mujer que me hizo posible.

Parece que el segundo día empieza bien. Feliz miércoles amigos #manuylavida.


MBS