miércoles, 9 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 09/08/2017

Hoy en el noveno día del mes de agosto e idéntico orden del bloguero, nos encontramos sumergidos en la magia del cariño, de ese que se capta sin necesidad de buscar el truco. Ese cariño es el almohadón del corazón que se puede dar de forma gratuita y muy fácilmente. En el día de ayer cedí mis prioridades a un ser querido, me  dedique a hacerla sonreir, a ver la felicidad en sus ojos, esa que es sencilla, que se tiene por la mera compañía y la ilusión de pasar unas horas con su hijo.

Hablo de mi madre, una mujer de avanzada edad pero de corta vida porque tiene ganas, y las ganas son vida, es ese oxigeno que a veces falta cuando el pensar carece del brillo necesario para poner luz donde solo queda oscuridad.

Todo ello me lleva a reflexionar sobre el valor del tiempo. Es evidente que la vida no es mas que tiempo, un espacio de tiempo donde somos y estamos, es esa coincidencia la que permite apreciar la vida y percibir la existencia. Dedicamos tiempo a procurarnos bienestares para tiempos posteriores, de conjugaciones futuras. No hay nada más ridículo que un seguro de vida, aquel cuyo riesgo asegurado es la vida y el coste es para reparar el siniestro que no es mas que la muerte. En esas cosas dedicamos nuestro tiempo, también en trabajar para poder pagar comisiones bancarias y seguros, por si pasa eso que se asegura y tener la seguridad de que se repare. Y el tiempo se escapa, mientras pensamos en que pasaría si sucedieran cosas, que no tienen porque pasar pero y si pasa, pues gastemos tiempo en resolver el suceso el dia que pase si es que pasa; y no dejemos de dedicar el tiempo al que se lo merece y lo que es preciso atender; a nuestra familia, a los padres, la pareja, a los amigos; a ti mismo en hacer aquello que te place y te hace sentir la vida. Nos enseñan a invertir el dinero, pero no a hacerlo con el tiempo y la recompensa es posible que sea dinero, pero no tiempo y menos aún vida, que no es mas que tiempo.

Me preocupa el tiempo y no el meteorológico; me importa la vida y su dimensión espacio temporal; y ya estamos a 9 y como dicen, la casa sin barrer. Me pasa con el blog lo mismo que con la vida, que pienso que todavía no ha empezado, y cuando acaba me arrepiento de no haber sido consciente del paso del tiempo.

Disfrutemos del nueve como de todos y sintamos el paso del tiempo y de que todavía nos queda mas tiempo que Bloguero Accidental, y menos mal que es así, no quisiera tener una dimensión mas allá del tiempo sin ser consciente de ello. #manuylavida


MBS


No hay comentarios:

Publicar un comentario