lunes, 7 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL 07/08/2017

No se puede ser fuerte con quien es tu debilidad. Ayer utilicé esta frase o reflexión en varias ocasiones, tanto en Twitter como en Instagram. No sé a que vino ni porque previo a este día grande. Eso dicen que debe ser grande el día que te vio nacer. Cierto es que el mes de Agosto da carácter, no se si será por ser el mes vacacional por antonomasia en esta parte del mundo, o por el hecho de que haga mucho calor y los que tuvimos la fortuna de nacer en él nos infunda carácter.

Es un día raro, como extraño debió ser aquel 7 de agosto de hace unos años en el que sobre las 8.30 horas de la mañana me dio por llegar a este mundo. Era sábado, prontito y Agosto. Desde luego que le di el día a mi madre, que según cuenta llegue al mundo en un día donde se alcanzaron los 40 grados C de temperatura. Pobre mujer, lo que tuvo que aguantar ese y tantos días después, incluso hoy en día aguanta sapos y culebras porque como dice, ser madre es profesión a tiempo completo, no remunerada y sin fecha de jubilación; porque madre se es siempre, incluso tras la muerte.

En que pocas ocasiones damos el protagonismo que se merece a la persona que nos trajo al mundo, a esa mujer que nos lleva en la barriga durante nueve meses sin queja y con alegría. La maternidad es lo más próximo al amor puro, a ese que luego nada más desprendernos del cordón umbilical, buscamos fuera de casa, como si esa separación nos llevará por instinto a encontrar ese complemento perfecto, a ese que llamaremos media naranja.

En un cumpleaños las velas nos las debería soplar quien los cumple, debería hacerlo quien dio a esa luz para que aflorara en el mundo, y contar todos sus sacrificios, también sus satisfacciones como persona que en definitiva será nuestra debilidad de por vida.

Hoy el bloguero cumple años, como si eso tuviera importancia; como si el paso del tiempo no fuese mas que estar mas cerca de un destino, el que sea porque en definitiva desde ese mismo día en que nacemos, la vida empieza a acabar, y muchas veces se va sin usarla, como si nos costara estrenarla como ese traje nuevo que dejamos en el armario para una ocasión especial, y cuando llega; o ha sido devorado por las polillas o su talla paso a mejor vida. Como dicen la vida es tiempo y por lo tanto desde el primer día se debe usar, aunque sea entre pañales; en una sábana de seda donde dejar lo mejor de nosotros mismo; nuestra huella, nuestra vida; la mas grande de las existencias.

Algún día no estaré, pero seguiré en la memoria de aquellos que me quieren. Quedará este mes de Agosto y el bloguero en su blog. Permanecerán las fotos en esas nubes de los nuevos mundos, como una forma de pretender llegar a la inmortalidad, un fin del ser humano por desgracia aún inalcanzable para mi.

Hoy me pesa la vida, pero también la alegría de seguir con vida y poder vivir un año mas. El año que viene el bloguero será turista, espero que estéis ahí, yo prometo no morirme. Feliz lunes, y ya van siete días. Como pasa el tiempo. #manuylavida.


MBS


No hay comentarios:

Publicar un comentario