jueves, 3 de agosto de 2017

EL BLOGUERO ACCIDENTAL. 03/08/2017

Ya es el tercer día, cunde el mes de Agosto, como sino quisiera que se le atrapara, como huyendo de su disfrute. Ayer hice una de las cosas que mas me gusta hacer en Agosto, que no es otra cosa que pasear por el centro histórico de Valencia, entre turistas y algún perdido como yo. Me gusta también ir a la Iglesia de San Martín, es como una tradición que estoy imponiendo en mi vida pero reducida al mes de Agosto. Realmente cuando me pongo a pensar  me veo un poco raro con estas costumbre y rituales que sin querer me impongo y que  pueden resultar poco interesantes para vosotros pero para mi es cambiar la vida, hacer que el mes sea tan distinto como que no se volverá a repetir hasta el próximo Agosto.

Pues en mi paseo matinal, he descubierto en la Plaza de la Reina una cafetería que me ha encantado, no se como se llama ni nada más, pero se donde está y va a ser uno de mis destinos próximamente. Son de esos locales que no destacan solo por su confortable terraza, sino por su interior. Es un falso interior, porque es  como un espacio con tantas aperturas, que estando dentro parece que estas fuera. Me gustan esas cafeterías donde lo de menos es tomar algo, es sentarse y ver pasar la gente, la vida; leer. Me gustan los lugares donde se concentran los turistas, es como si me convirtiera en uno mas de ellos que está de paso, que no se queda; como los aeropuertos, ver gentes ir y venir con tan solo un fin, no quedarse, buscar su destino en otra parte. Me gusta estar de paso, me siento cómodo pero últimamente no lo busco, me he quedado arraigado en mis rincones como si las raíces no me dejaran mover. Es una sensación de falta de libertad y en mi interior una voz me llama a gritos para salir de esta especie de letargo, pero positivo como todo en mi, optimista y con sonrisas. El cariño y la ternura es algo que me satisface ofrecer y es lo que facilita caminos y también estancias.

Algún día volveré a ser un turista accidental, por ahora me siento muy bien como bloguero, todo son experiencias, todo suma con el valor que le queramos dar a la vida, y yo se lo doy todo, porque mi vida es nueva y eso es una oportunidad tan única como irrepetible.

Saludos familia, otro día más; y ya son tres. #manuylavida


MBS


No hay comentarios:

Publicar un comentario