jueves, 14 de marzo de 2013

MATRIOSHKA

La vida es un cumulo de sorpresas y quien me iba a decir a mí hace unos años, que mi corazón estaría partido por un amor que surgió desde que puse sus pies en ella. No soy persona de grandes apegos al territorio ni a las naciones, mi amor por la Madre Rusia no es un amor por su inmensidad, algo tiene de especial, sus hijos la llaman madre. No es una patria, es la madre de la patria. Rusia es una gran madre protectora, te da el cariño a través de sus hijos y aunque, en una primera aproximación sea un poco distante, despues te acoge y ya nunca se alejará de ti.
Uno de los símbolos más conocidos es la “Matrioshka”, que significa “Muñeca Rusa”, su origen es relativamente reciente data de 1890. Es esa muñeca hueca de donde de cada una salen más. Su significado lo ignoro, pero en Rusia se piensa y se siente como una gran madre. Cada una de ellas es una madre y la mayor protege a todas madres.
Rusia es un país femenino por esencia. Sus h...ijos la llaman madre de la patria, la mujer es protagonista en todos sus símbolos. La mujer que trabaja y también la mujer que defiende la patria, a esa gran madre.
Parte de mi corazón siempre estará allí, cinco veces me he dejado envolver por sus brazos y cada encuentro ha sido más tierno, mas cariñoso y mas maternal, casi no me suelta de sus brazos. Todos al pensar en ese inmenso país imaginara un lugar inhóspito por su clima tan radical; altas temperaturas en verano y muy bajas en invierno. Por el contrario no es así, ese clima da carácter y fortaleza y aunque en un primer momento cuesta acercarse, sus gentes al conocerte te convierten en un miembro más de sus casas, compartiendo lo mucho o poco que tengan.
No sé si todo es un estereotipo o una visión muy subjetiva, yo de lo que hablo es de lo que siento y sobre todo de lo amo, y solo puedo decir que como los grandes amores, con la Madre Rusia, ni puedo vivir con ella ni sin ella, es lo que realmente siento.
Madre Rusia, TE AMO.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario