sábado, 9 de enero de 2016

EL ALMA NEGRA



A veces te cruzas en el camino con almas que te seducen, te embriagan con sus palabras y con sus sentimientos. Te crean un mundo de pasión, de excitación permanente, de necesidad. Dejas tu mundo, tu gente y tus seres queridos; porque copan toda tu atención.
Son almas que utilizan el sarcasmo como medio para faltar a la verdad, como vehículo por el que piensan que pueden decirte lo estúpido que eres sin saber lo que significan sus palabras llenas de maldad. El sarcasmo es el método que utilizan los de corazón maligno y las almas negras, porque no saben decir en directo, a los ojos y a la cara los sentimientos. Utilizan palabras que embriagan al enamorado que todo lo absorbe y todo lo cree.
El Alma Negra, es como una turbia cortina de polvo de carbón, que se apodera de todo, que nubla la vista y deja que tus sentidos pierdan toda su capacidad de entendimiento.
Yo quise a un alma, pensé que era blanca cuando seguía sus pasos, cuando mi corazón se impuso, cuando mi amor quería entregarse no solo con palabras sino con hechos, salió el Alma Negra, la maldad personificada, la absurda realidad de personajes de ficción que a falta de una auténtica personalidad, se inventan como escudo de defensa la palabra entredicha, la broma, lo absurdo y su propia ignorancia vestida de negro.
Me impregno de su sucio color, de su olor a catacumba y de sus labios manchados de sangre. Me contagió su ira, su desgraciada vida y su triste peregrinaje por las calles de una ciudad que amo. Me convirtió en un ser mugriento hasta que las almas blancas regresaron, me limpiaron de arriba abajo y volvieron a restablecer mi esencia, eso que siempre dije que no era malo ser bueno. Ahora el Alma Negra esta loca, no vive, solo sueña con teñirme de nuevo con su color. Ahora tengo la defensa de mi amor propio y del amor de todos los que me quieren.
Estoy aquí, Manu y la Vida, está cuando puso punto y final porque no podía más, se le acabaron las defensas. Pero gracias a todas estas Almas Blancas, sigo y seguiré, porque aunque el reloj no pueda ir hacia atrás, si se le puede dar cuerda de nuevo.

Os quiero.

MANU Y LA VIDA.




2 comentarios:

  1. Y nosotros te queremos a ti, te hemos leído durante mucho tiempo, conocemos tu esencia y sabemos de que estás hecho. Los buenos somos más :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo agradezco infinito y a mi me duele que tanta gente que aprecio pueda verse afectado por esta situación. Besos

      Eliminar