domingo, 27 de mayo de 2012

AMABILIDAD

Aun me sorprende lo fácil que es hablar mal, tener malos pensamientos, malos sentimientos; tal vez por eso sea fácil, las cosas feas, los demonios son sencillos; sin embargo la belleza, las hermosura de unas palabras pronunciadas en el momento oportuno; apreciar el alma pura y blanca de las personas, nos cuesta mas, se precisa un acto de voluntad, un trabajo de querer ver mas allá, de que las imágenes al igual que las palabras no dependen de ojos ojos que lo ven y los oidos que las escuchan, y sino tenemos esa disposición positiva para apreciar la belleza, la bondad y la pulcritud de las almas, nos quedaremos con lo fácil.


No hay comentarios:

Publicar un comentario