sábado, 20 de junio de 2015

LAZOS Y COBIJOS




Si te digo que no me gusta mentiría. Si no caigo tras tus pestañas, estaría sin vida. 

Sonrisas cargadas de nostalgia, perfumes de pieles abrazadas. Contagio de tus instintos y bronceados de besos.

Es la vida cotidiana de los sentidos, de las curvas de los escondites. Mentiría si dijera que me gustan las líneas rectas, las cuadriculas dibujadas en la capa de tu falda. Sigo como un niño un caramelo los trazos discontinuos, los guiños de los parpadeos, los escondites que se encuentran cobijados tras tus labios, cuando los beso.

Me gusta ser natural, comulgar con la vida a viento y marea. A la lluvia a los truenos. Me gusta ser esclavo del sol, de la arena, de la sal que se desprende de tu lengua cuando besas.

Tan solo la piel con sus lazos, con sus escondites, con sus misterios y secretos; se le puede vestir con un secreto pintado con las luces del universo, con las de tu suspiro, con el calor de tu pecho mientras te veo en un recuerdo.

Siento la vida con poco más que la vida, con nostalgias y esperanzas, con deseos sublimes de sentir unas manos sobre mi espalda, con un abrazo, con el corazón chocando contra mi amor, que se encuentra escondido donde lo dejaste después de quererlo.

No hay más que lo que ves. Tengo las manos abiertas con la extrañeza de mirar a lo lejos, todo aquello que antes tenía tan cerca.

Espero seguir estando en un cobijo escondido, oculto, buscado y no encontrado, de donde tu estés, de donde antes mirabas sin pensar, de aquellas mañanas donde tú yo éramos el mar: tú el agua y yo la sal.

Unidos por lo perpetuo, por lo eterno; por aquello  de lo que no se dispone, de esas curvas donde me encuentro, de las que no se puede escapar; ni quiero. Estoy dentro de tu vida, tú alma y tus recuerdos. No quiero soltar la mano del mundo, ni el reflejo de tus ojos, cuando me miras y cuando me ignoras.


Poco a poco, como lo bueno, en silencio; llegaré, tras las curvas, con los lazos del amor, a ese cobijo que es tu corazón.





No hay comentarios:

Publicar un comentario