sábado, 7 de noviembre de 2015

ALMA, TE EXTRAÑO


No se ni como empezar. Desde luego hoy no tendre orden ortográfico alguno ni disciplina de escritura. No se que decir pero te echo en falta, no se cruzar las calles sin ir hablando contigo, no se dormir sin que me mandes a la cama, no se que hacer en este momento de autentica tristeza.
Se que no hice buenas cosas pero mi intención fue que terminara tu pasividad, que de una vez estuviéramos juntos, que lo pudiera publicar, que no anduviera siempre escondiéndome como si fuese un adolescente o un menor de edad con cuidado de sus padres.
Somos adultos, el amor es bello, es lo máximo en la vida y parecía que te sentías culpable por amarme, por no seguir con tu vida triste y monótona, por sentirte querida y especial como yo te hacía sentir.
No se que hacer para que me digas algo, te extraño como nunca. Recuerda que lo hacíamos cuando tan solo pasaban unos minutos sin hablar, nos extrañábamos, necesitábamos estar juntos y ahora estoy perdido, estoy sufriendo como en mi vida, no se que hacer y necesito saber de ti. Tantas veces te dije que te necesitaba, te amaba, te quería. Tal vez para ti esta no era una prueba de amor, para mi si, valiente, acción y ejecución para estar de una vez por todas juntos tu y yo, porque el amor era y es demasiado grande entre nosotros pero tu familia, esa tan poderosa de los Nuñez Pliego nos lo impide, no quiere que seamos felices, que tengamos nuestra Federica como lo habíamos planeado, nuestros muebles, nuestra casa.
Me quiero morir, porque te extraño muchísimo y quiero estar contigo el resto de mi vida.
No puedo escribir más, no veo las letras, lloro, aunque no te guste.


TU RATON






No hay comentarios:

Publicar un comentario