sábado, 16 de febrero de 2013

JUVENTUD


He aprendido durante todos estos años que la vida son momentos, que la vida es un hoy sin retorno con esperanzas de futuro, pero sobre todo he aprendido a vivir a disfrutar y a no dejarme llevar por opiniones ni ideas rancias, clásicas ni en las que piensan que mas vale malo conocido que bueno por conocer, o que todo momento pasado fue mejor. He aprendido a liberarme de aquellos que piensan que su opinión es un dogma a seguir. Mi mayor enseñanza la obtengo de lo nuevo, de los jóvenes de lo actual, del mundo en el que vivo en este preciso instante. Por eso no me dejo llevar por la parálisis social que hacen profecía de los entendidos, que sus opiniones son los hábitos a seguir. Me gusta la música mas moderna, me atrae mas un lienzo blanco con una mancha roja de pintura entornada con unas pinceladas negras. No quiero predicar de moderno, sino de una persona que vive en el mundo actual, que piensa que si bien han existido grandes artistas, pintores, músicos, escritores; sino me hablan de hoy con la pasión con la que ese pintor lanzó ese chorro de pintura roja sobre el lienzo, no estoy en su mundo y no me quiero quedar en él. Pueden reprocharme falta de madurez cultural, pero yo contesto la madurez es el paso anterior a la putrefacción. Me salgo constantemente de las reglas, mi locura es una actitud vital de la que no me pienso librar y si antes me importaba mucho lo que decían o dejaban de decir de mi, ahora he alcanzado esa madurez de no darles ninguna importancia. Si me ofrecen un reserva o un vino joven, elijo el joven, ese vino me habla de una temporada que he vivido, su sabor a fruta joven es incomparable. Apuesto por lo natural, por la frescura, por la manzana verde recien cogida del árbol, porque como dicen, la edad no es la que se tiene, la edad es como te tomas la vida, es una actitud, una opción, porque hay muchas personas ancianas mas jóvenes que muchos adolescentes que han sido presa de esa conducta socialmente aceptable. 
Me reinvento cada día para estar en este mundo en plena evolución y no para refregarme en antiguas batallas y de esta forma, he conocido la felicidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario