sábado, 29 de noviembre de 2014

ONLY TWO

ONLY TWO

No hay lugar en el firmamento ni espacio por explorar donde me pueda cobijar. Siento frío al salir el sol y desconsuelo cuando la luna se levanta. Gane terreno al tiempo cuando propuse nuestro encuentro, una unión celestial, ente mis sueños y tus miedos.

A la vida no le he pedido casi nada. De niño no me interesaban los grandes sueños, ni las conquistas animadas. No aspiro a más que encontrar un espacio en el mundo donde tenga calor, donde el frío no consuma mi aliento.

Nunca me imaginé estar sólo, tal vez porque el amor se da por hecho. Que siempre llegará esa persona que colmará tus expectativas de amor y te hará feliz cada día.

El amor está a la vuelta de la esquina, sin señales que lo indiquen, a veces se encuentra, otras se pierde y en otras ocasiones simplemente no llega.

Pasan los años y estas sólo, no tienes unos brazos ni unas palabras que te hagan compañía. Y te acostumbras a marchas forzadas, no te paras a pensar para no caer en la melancolía, en aquellos días en que unos labios te daban la vida.

No entiendes que ha pasado, que mal a la vida has causado para que te responda con el silencio, a cada pregunta e incluso cuando no te deja hablar la ira.

Pero cuando se ha tenido todo y salías de la nada, cuando te pierdes entre las lágrimas y regresas con una sonrisa; en ese caso no estás sólo; no, no, que va;  no tienes compañía pero en las noches unas manos te cubren del frío y en las mañanas, unos labios te recuerdan, que eres una persona amada.


Cuando eres uno, no estás sólo. Estás sólo cuando eras dos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario