domingo, 2 de septiembre de 2012

AMORES DIFICILES

Cada latido del corazón, cada suspiro y en cada movimiento siempre esta ahí, es una sensación que nace del pecho y que lo invade todo. Su rostro, el sonido de sus palabras, sus labios, su mirada. Amar sin explicación, sin sentido en muchas 
ocasiones incluso con dolor. Si está parece que el tiempo vuela, que ese instante mágico que quisieras congelar se te escapa, es fugaz, efimero como la vida.
Saltan las lágrimas ante la presencia, con el tacto de sus manos y el rozar de sus labios y todo es hermoso, es mágico, quieres vivir, amas al mundo, a cualquiera que pasa por tu lado, las cosas que toca, las que mira, su pensamiento, su alma en el corazón.
Cuando no está, cuando se escapa, no surge la soledad, ni la desolación, es la extrañeza, no conoces nada, todo lo que antes te parecía iluminado se vuelve gris y no sabes ya que hacer, al lado de la persona amada lo has hecho todo. Por la mañana al despertar ese beso entre las sabanas con sus ojos cerrados, soñando, durante el día las manos juntas los cuerpos pegados, y se extraña y estas perdido, falta la ilusión, falta la esperanza. Todo tenia un sentido, hasta el mas mínimo detalle, tenía un motivo y ese no es otro que la persona amada.
Cuando no esta sigue en los sueños y en los pensamientos, en cada calle, en cada rincón de la casa. Y se extraña, en la distancia. Cuando surge la extrañeza, no nos conocemos, es como si nos sacaran de nuestro mundo creado entorno a esa persona y de repente el vacío en el corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario