domingo, 2 de septiembre de 2012

DE LA ILUSIÓN A LA DECEPCIÓN

Hace unos días que no escribo nada, he estado fuera y ojalá nunca me hubiera marchado. La gente no comprende que existimos personas mas sensibles que otras, que todo nos afecta, que somos más frágiles. No lo entiende y además lo critican. A
lgunas personas nos ilusionamos con tan solo un detalle, una sonrisa, una mirada; un poco de cariño y a pesar de esa sensibilidad, no necesitamos nada mas. Ahora bien, la decepción, el mal trato, el abandono; no lo digerimos como otros, es algo insuperable, insoportable que te deja sin ganas de nada, ni de respirar. Generalmente soy positivo, pero soy humano y esas cosas me superan mucho. No somos mas débiles, tan solo que vemos el mundo de otro color, de otra forma mas hermosa. Aquellos que no teneis sangre en las venas, que soy frios, que no os emociona nada, me dais pena, se pierden la vida y pasan por ella como lo hace una máquina, un coche. Gasolina, aceite, un poco de mantenimiento y hasta que les cambian por otro, ya son viejos, al desguace; porque no dejan ninguna huella; no son nada; pero son capaces de hacer mucho daño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario