sábado, 7 de diciembre de 2013

LA ETERNA JUVENTUD



Dicen que la vida arruga la piel, pero si la vives con amor, nunca arrugará el alma. El amor es el elixir de la eterna juventud, por que se alimenta de la poesía y la recita en cada uno de sus suspiros. No hay edad para amar, ni diferencias de años entre los amantes, porque el amor no distingue las fechas del calendario. Cuando surge el amor entre dos personas, los años no importan, solo molesta a la sociedad estancada en tópicos y críticas ignorante de ese elixir. Dicen que conforme pasan los años los colores desaparecen y surgen los tonos grises, salvo que el amor alimente su corazón. El amor convierte los blancos y negros en arcos iris, en color, en vida, en pasión y en una eterna juventud. He visto personas mayores paseando por las calles, con cientos de arrugas en sus caras, pero con sus almas planchadas y almidonadas. Es ese elixir, esa fuente de energía, de deseos y ganas de vivir en esa nube de colores que se llama amor. Ajenos a las críticas, a la inmadurez, porque el amor conserva a las personas con toda sus frescura, como una manzana verde y ácida. Tantos valoran la madurez como fuente de sensatez y sabiduría, para mi, no es mas que el primer paso a la putrefacción. El amor nos hace volver a la adolescencia, a los instintos y necesidades mas simples, sin hacer caso a los convencionalismos ni a lo socialmente correcto. Cuando tu vida está poseída por el amor, el alma es pura y tersa, embriagada por ese elixir que es el amor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario