sábado, 14 de diciembre de 2013

VIVIR

Cada día nos hacemos la pregunta del sentido de la vida, y no puede ser tan solo un suceder de días. Ese paso de los días desde una fecha determinada hasta otra fecha por determinar. La vida esta vinculada con el tiempo, aunque lo importante no es el cuanto, sino el como. La mayor parte de nuestra vida es contemplar el paso del tiempo, pero lo importante son esos días que son vividos. Algunos tendrán mucho tiempo en sus vidas y tal vez les satisfaga, pero no son vividos, tan solo existidos. En ocasiones nuestra vida se concentra en unos cuantos días, meses o años, sobrando todos los demás. La auténtica sabiduría se encuentra en no llorar lo que hemos vivido, sino alegrarnos porque nos haya sucedido. A veces uno entiende que la vida se inicia en unos ojos sabiendo que en ellos tendrás todo lo necesario para vivir. Y tal vez ya no necesites nada mas, tu vida se ha colmado, la has vivido y el resto de los días se utilizan para agradecer haber tenido ese tiempo. La vida no se puede contar en días, sino en lo que hemos hecho esos días, en el contenido de cada uno de esos momentos. Hay personas que han vivido un corto espacio de tiempo, pero han vivido mucho mas que otros que existieron durante muchos años. Miro hacia atrás, y ya no caen lágrimas, surge en mi una sonrisa de agradecimiento por todo lo que la vida me ha querido regalar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario