viernes, 6 de diciembre de 2013

TU REFLEJO

Dicen que el amor nace del deseo repentino de hacer eterno, lo pasajero. Desde el momento que surge el anhelo de llevar ese amor hasta el infinito, te lo encuentras en cada reflejo. En tu casa, en la calle en cualquier lugar, sin necesidad de un espejo, encuentras el reflejo de ese amor. A veces tienes que reconocer que tan solo es una imagen, porque el amor es como las mariposas, si la aprietas muere y si las sueltas vuelan. Son constantes momentos donde debemos mantener ese equilibrio, entre mantener lo que deseamos, o dejarlo volar con sus alas. Aunque se aleje entre las nubes, su reflejo quedó en tus ojos, en lo mas profundo de tu retina, y lo veras desde el amanecer hasta el anochecer. No necesita la luz del sol, es como la luna, que se refleja en tus ojos con el brillo del amor. Ese deseo de hacer eterno lo pasajero, es como un tatuaje inscrito en tus ojos, que no te permitirán ver mas allá de ese amor. Esa eternidad hará que por mucho que maten tu corazón, sus latidos sean mas fuertes deseando mas amor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario