domingo, 5 de enero de 2014

AMAR UN ACTO DIVINO

Dicen que el amor es el sustento de los dioses, se alimentan de él y beben de sus frutos. El amor es un manjar divino, por eso antes de amar se debe lavar la boca de mentiras. El amor nos llena de lujo, nos envuelve en nuestras mejores prendas y nos adorna con las piedras mas preciosas. Es tan fuerte que puede durar toda la eternidad, mientras la mente desespera viendo pasar el tiempo. El amor es un manto suave y cálido que nos envuelve, pero puede doler, porque al igual que el arco iris precisa de la lluvia. El amor es un estado de elegancia, de delicadeza, y del arte manifestado con la seducción. Cuando queremos llegar al amor, nos ponemos los mejores trajes, nos adornamos, ignorando que la belleza ya está en nuestro corazón. Tal vez nos obsesionamos en esa belleza exterior para gustar, pero con tan solo obrar de corazón, ya somo dignos de atracción. Como dicen nos obsesionamos entre lo humano y lo divino, tal vez lo humano sea divino manifestándose con el amor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario