sábado, 18 de enero de 2014

IMPOSIBLE DE IMAGINAR

En la vida, cuando inicias un proyecto, cuando comienza una relación, nunca puedes imaginar que probablemente tenga un final, incluso en estos momentos, en este preciso instante, no podemos hacernos una idea de que la vida también tiene su final, por mucho que lo hayamos visto, lo hayamos sentido; jamas puedes hacerte una idea del final. Posiblemente tenga que ser así, si no fuéramos conscientes de la vida sería imposible vivir pensando en cada momento que puede acabar. Ya lo decía el filósofo cuando a sus mas de setenta años empezó a tomar clases de griego. Sus alumnos le preguntaban al maestro el ¿porqué?, si le quedaba poco tiempo de vida. El sabio contestó simplemente que no podemos vivir pensando en la muerte, por eso siempre es un buen momento para empezar, aunque seas consciente de que se acerque el final. En el amor, exactamente ocurre lo mismo, como puedes pensar en ese momento que tienes unidos tus labios con la persona amada, cuando el aire que respira es el mismo que respiras tú, cuando sus latidos de su corazón son los tuyos, como pensar que algún día pueda acabar. Tal vez el amor, como el mas grande de los milagros, como la fuerza mas poderosa, sea algo diferente, porque yo pienso que cuando has amado, nunca puedes odiar, tan solo amar con mas rabia durante toda la eternidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario