sábado, 11 de enero de 2014

LA VIDA ES BELLA

Tanto cuando las gotas de lluvia golpean contra la ventana, como cuando es el sol es el que la ilumina, la vida es bella. La belleza es lo que da sentido a la vida, en cada momento en cada detalle, entre los rincones del corazón. No necesitas verla ni escucharla, la belleza llega con los sentimientos que acompañan al amor. La frontera entre la humanidad y la divinidad es el amor, la fuente inagotable de belleza, de entrega y gratitud. Damos gracias al sol y a la luna por poder sentirlos, amarlos, sabiendo que cada día salen para ofrecernos su amor. Como todo en la vida, la fealdaz puede poseernos, destruir todo la hermosura de la vida, cuando el amor nos falta o lo rechazamos por rencor. Vestir nuestra vida con la belleza, es vivir por y para el amor, sin necesidad de recompensas, pues el amor nunca fue una compraventa. El amor es justo aquello que sientes cuando estas con la persona amada, pero especialmente cuando la tienes en el corazón. El sentido de la existencia, es poder reir, llorar, gritar, besar; vivir del mayor de los sentimientos: el amor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario