lunes, 28 de abril de 2014

ENTRE TINIEBLAS

Las mayores cosas, pensamientos, sufrimientos y alegrías de la vida, ocurren entre tinieblas, en la penumbra, entre luces y sombras. Es como la vida misma, a veces luminosa y brillante, y otras veces negra y oscura. Entre tinieblas nos recogemos, nos abrazamos a nosotros mismos, como en un acto desesperado de impedir que se nos escape el alma entre lágrimas y otras veces entre sonrisas, porque hay momentos en los nos invade la locura de la alegría y otras la cordura del sufrimiento, por ello, entre tinieblas, con tan solo unos reflejos, esa locura y esa cordura, se desenvuelve en la intimidad de un rincón donde tan solo nosotros sabemos el camino, sin que nadie mas pueda llegar a violar ese momento de silencio, que es el lugar donde nace la auténtica sabiduría. En esa soledad es cuando realmente somos libres, sin ninguna atadura de consejos o críticas; nosotros mismos nos valoramos, los únicos que tienen derecho a juzgarnos y desplegar las emociones, tanto de alegría como de dolor, sin que nadie cuestione cual es el motivo. En esos momentos de eterno silencio, de recogimiento, de auténtica libertad, es cuando tomamos a veces una de las mayores decisiones del amor, si nos vamos porque queremos, o porque no sabes como quedarte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario