lunes, 21 de abril de 2014

OLVIDAR

A veces me pregunto ¿quien quiere olvidar?, ¿porque te aconsejan olvidar?. Desprenderse de tu memoria, hacer como si alguien no hubiera existido, por que te hace daño recordar y para evitarlo, tan solo hay que olvidar. Pero como dicen olvidar es difícil para los que tienen corazón, y aunque la vida siga adelante con su incesante paso de los días, olvidar es difícil, es más no se quiere olvidar, la voluntad lo impide porque no se puede enterrar en vida a quién cada noche te roba los sueños, a quien te hace respirar por la mañana y gracias a esa bocanada de aire, te consigues levantar. Olvidar es un imposible cuando alguien ha ocupado y sigue ocupando todo tu corazón, y como dice el sabio, el corazón no olvida. La solución no puede ser matar parte de tus recuerdos, eliminar sin dejar rastro a quién te ha dejado marcado, tatuado de por vida. Olvidar es de cobardes, de aquellos que dicen que hay que mirar hacia delante, matar todo aquello que forma parte de la esencia de tu vida, cuando ahí delante no hay nada, es un vacío, tal vez la esperanza de recuperar, aquello que debías olvidar. Olvidar es como una puesta de sol, donde cae lo que mas brilla en tu corazón, es la oscuridad del vacío de recuerdos. Al menos los tenemos, el duelo tiene su tiempo hasta que llega el día donde tu memoria se mantiene intacta de recuerdos, que en lugar de hacerte sufrir, te regalan una sonrisa, sabiendo que aquello que has vivido es tuyo, y que no lo olvidarás jamás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario