domingo, 18 de agosto de 2013

TE VI AL DESPERTAR


Al caer la noche, cerramos los ojos para soñar, al despertar con la mañana, los abrimos para hacerlos realidad. Hoy al salir el sol cerré los ojos, volví a soñar y te encontré. No solo sentí tu presencia, te llegué incluso a tocar, todo era real. Pude sentir tu aliento, el palpitar de tu pecho, el sabor de tus labios y el perfume de tu corazón. Era tan auténtico que me negaba a soltar tus manos, después de amarrarme a tu corazón. Como si el tiempo no hubiera pasado, tomé tu cuerpo, nos abrazamos en un constante suspiro, uniendo nuestras almas, que juntas brillaron mas que el sol.
Un corazón prendido de amor jamás puede olvidar, es mas, siempre la amada esta presente, en cada momento del día y aparece cuando los ojos los vuelves a cerrar. A veces me gustaría cerrar los ojos y no abrirlos jamás para tenerte junto a mi toda la eternidad. Sin embargo los abro, miro el mundo, veo las calles y siento que las cruzas conmigo. Cogidos de la mano o del brazo, sin palabras, sin gestos; tan solo viendo el tiempo pasar y al mundo a nuestro alrededor girar.
Me siento Dios cuando te siento y también cuando te sueño, porque cada vez mas me convenzo, que no hay mas Dios que el amor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario