viernes, 2 de agosto de 2013

LÁGRIMAS DE ESPERANZA.


Dicen que las lágrimas siempre vienen acompañadas de una sonrisa. Que después de la angustia llega la esperanza y que no hay dolor que no sea por bien. Como tantas veces digo, las lágrimas nacen del corazón, salen por los ojos y se deslizan por la cara hacia los labios. Que la vida es un valle de lágrimas, también lo escuche, como que una lágrima caída en su momento germina en el amanecer. He llorado hasta secar mi corazón, hasta convertirlo en un fruto seco, sin ánimo y sin ilusión. Tantas han sido las que he vertido por mi amor, que la vida me las ha devuelto en forma de sonrisas, de amor, de cariño y ternura. Cuando esas lágrimas son provocadas por una persona excepcional, llega un día que te las transforma en alegría. Sabe de ti, conoce tus maldades y bonanzas, y como ser excepcional, es capaz de sacar lo mejor de peor de ti, pero también lo mejor. 
De todo ello he aprendido, que la ausencia y la distancia, no son obstáculos para el amor, que la lágrimas que provocan vienen cogidas de la mano con las sonrisas, y sobre todo he aprendido, que mas vale un amor lejano, que mil cercanos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario