domingo, 20 de enero de 2013

UN SALUDO Y ALGO MAS

Habitual, es cierto, nos presentan, nos dicen el nombre, decimos el nuestro, tomamos a veces la mano y otras dos besos, en la mejilla, algunos se atreven en los labios, tan solo un saludo, se roza la piel, con la boca, con la yema de las manos. Después la otra mejilla, tal vez un cruce de miradas y la otra de nuevo, otro canto de tu corazón que habla con el beso. A veces un roce, otras veces sonoro, tu mayor intimidad y muestra de afecto la transmites con un beso, a un desconocido a una desconocida, lo das todo desde el primer momento y puede encenderse una luz, una llama en el pecho. Se acelera el corazón, posiblemente se aviven los latidos, miras a un lado y a otro, no quieres ser descubierto, pero tus armas están rendidas, las manos caídas las defensas en retirada, te invito a que te dejes llevar por tus instintos y sentimientos, será un buen destino, al otro lado solo nos espera el paraíso, porque ha sido un encuentro fortuito una primera impresión, un amor a primera vista, que puede ser mucho o tal vez solo un momento, pero te aseguro que será inolvidable como todo aquello que hacemos con las emociones y los sentimientos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario