lunes, 1 de abril de 2013

VOLVER A EMPEZAR

Sientes los crujidos de tu alma, los lamentos de tu corazón que te oprime el pecho sin encontrar el aliento que te falta en la respiración. No sabes donde ir, el horizonte queda lejos de la mirada y solo puedes ver cuatro cosas de tu alrededor. Sientes que el mundo ha llegado a su fin, que ya no volverás a hacer esas cosas que cotidianamente te hacían feliz, aunque se repitieran una y mil veces, que ya no tendrás proyectos, porque toda tu vida giraba en torno a esa persona. Estas perdido, careces de rumbo, todo se viene abajo, ya no está, ya no podrás despertarte por las mañanas mirando a tu lado esos ojos cerrados inmersos en su sueños que tal vez no eran los tuyos. Te hundes mas y mas, nada te consuela, no aceptas la pérdida porque tu vida no será nunca igual, has perdido todo lo que te hacía feliz porque lo concentraste todo en esa persona y ahora, tu solo en tu habitación, no encuentras nada por lo que luchar, no te importas ni tu mismo, prefieres cada día que todo se acabe, te pesa mucho esa carga del alma y tu cuerpo no la puede sobrellevar. Pasan los días y vagas por el espacio, no ves nada ni ha nadie, no escuchas las palabras no ves ni tan siquiera a la vida que te está tendiendo su mano para verte de nuevo brotar, no lo consigues, la vida carece de sentido porque aunque no pides mucho, no volverás ha tener lo que has tenido. Sin embargo por cualquier motivo, un día miras lo que tienes y lo que has tenido, valoras que lo que tienes es bastante que todo era tal vez demasiado, te miras al espejo y ves la vida que hay en tí, el propio corazón se asoma por tus ojos a través de una lágrima pérdida y sin pensarlo se dibuja una sonrisa en tu rostro. En tu corazón esta el mismo amor que tenías nada ha cambiado, tal vez será diferente pero tu amor no solo es el mismo sino que es mas fuerte. Tienes el mayor poder de la vida, tu amor y no necesitas mas. En ese instante en el que te reconoces, en el que descubres cual es tu valor, vuelves a la vida, coges esa mano que te ofreció y todo vuelve a empezar, aunque no dejes de mirar hacía atrás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario