domingo, 11 de diciembre de 2016

PRINCESS


Como de la nada, como si desde los bajos de una blanca sábana; surgen sin esperar, sin prever que todo lo que tocan lo cambian. Que acarician el alma, que con sus dedos terminados en uñas de colores suaves, te hacen vibrar, sentir; a veces incluso temblar de palpitaciones arrítmicas, como esas que son preludios de la emoción, de los momentos sensibles; de esos instantes que quedaran con huella en el recuerdo.

Princesas de la vida, porque son vida antes incluso que humanas. No pertenecen a la realeza y sin embargo son reales, son de aquí con sangre de la nuestra; roja viva que circula por sus venas llevando el amor de su corazón a todo aquello que arrastran con su desmesurada mirada. Princesas que reinan en el corazón de aquellos que son dignos de sus hechizos, porque saben de magia sin trucos; son de aquellas que hacen del momento una suavidad tenue tintado de color, son de las que convierten el gris en algo más que un color; sino en parte de la sonrisa de sus labios; esos tan rojos que cuando te llaman no despiertan palabras sino que te alcanzan con sus deseos llenos de besos.

Yo les llamo princesas porque hacen de mi un príncipe, no azul sino el de sus deseos. Trasforman la vida, te sacan los mejores sentimientos. Esos que nacen del corazón y te atraviesan por completo hasta alcanzar hasta la última neurona de tu cerebro, dejando de ser tu y convirtiéndote en alguien mejor. Te superas en aspiraciones y sobre todo eres capaz de enfrentarte a la vida y a sus obstáculos que no son pocos y a veces disfrazados, que te impiden ver la meta sino fuese por la llegada de esas princesas que alumbran la luz de tu mirada, se extienden más allá del horizonte y aclaran el porqué de todas las dudas que andaban disfrazadas dentro de tu almohada.


Todos sabemos de príncipes y de princesas; todos hemos tenido alguno en nuestras vidas; algunos incluso los tenemos aún, y eso nos hace ver con sonrisas, caminar con música y bailar con cada mirada porque nada más ni nada menos; que es el amor el que pone la rima.


No hay comentarios:

Publicar un comentario