domingo, 25 de noviembre de 2012

DOMINGOS


Domingos de frio y lluvia, dejamos pasar la mañana en la cama envueltos entre las plumas, cobijados, sintiendo yo tu calor y tu el mío. Sin palabras, pasan los minutos y las horas hasta que yo a ti mi reina te preparo un café mientras tu mirada se pierde en las vistas de la ventana, no se sin buscando el horizonte o sintiendo lo que mi corazón te grita en esos momentos de paz y sosegada armonía.

Días en los que a nadie necesitamos, solos tu y yo en nuestra casa, mirándonos sin hacer nada tan solo cuidarnos el uno al otro, viendo como el tiempo pasa.
 Así se escribe nuestro libro, donde cada página es una mirada, cada fila es un beso, cada palabra es un amor y cada letra es un abrazo, para que jamás esos días de Domingo queden en la nada

No hay comentarios:

Publicar un comentario