domingo, 25 de noviembre de 2012

SONRISAS COMPARTIDAS


Dicen que no hay más complicidad que una sonrisa compartida. Que en ese gesto se transmiten confidencias y secretos que nadie más conoce. Dicen que la complicidad es lo que une a las almas gemelas, que cuando se llega a tal grado de intimidad jamás podrán separarse. Saben que son secretos compartidos, sin que nadie más los sepa y que esa sonrisa implica que ambos seres son guardianes de un secreto, que ante todos solo lo saben ellos y hacen de este estado una unión infranqueable.

 La sonrisa es una prueba de amor, porque ese secreto es desconocido, que son dos amantes y que ni la lluvia podrá borrar ese dibujo tatuado en sus rostros.

 Cuando enviamos una sonrisa con una mirada entornando los párpados, nos comunicamos, nos hablamos e incluso nos deseamos, nos aislamos del mundo ignorante de ese lazo que entre ambos ha surgido y entonces, todo da igual, porque al recibirla ya no se podrá parar hasta que en un momento, de la sonrisa se pase a los labios y de la unión de los corazones se pase a la de la de los sentidos.

 La sonrisa compartida es el inicio de una historia, de una aventura en la que en ese viaje, solo caben dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario