domingo, 25 de noviembre de 2012

Y TE VENGO A BUSCAR


En cada momento de mi vida, yo te vengo a buscar, aunque solo sea para verte y hablar. Es tal vez solo una alegría cotidiana, renunciando a las eternas. Son solo excusas, te busco quiero saber lo que piensas y dices, en cada palabra encuentro mis raíces, en ti y solo en ti porque las personas son únicas e insustituibles. Es un sentimiento tranquilo y maduro, no falto de momentos de pasiones intentando ser uno mismo por encima del bien y del mal, buscando ser una imagen divina de esta realidad, que siempre me conduce a ti, como lo que dicen, que todos los caminos conducen a Roma, el mío tiene su destino final en tu corazón.

1 comentario:

  1. Bonita reflexión sobre nuestros deseos o anhelos más íntimos, que a su vez nos sirve de gran flotador para sostenernos y seguir adelante, en ocasiones las carencias con las que vivimos nos obligan a pensar en utopías maravillosas… con la certeza de que algún día dejen de serlo y se conviertan en realidad.
    Saludos,

    ResponderEliminar