domingo, 25 de noviembre de 2012

PODER


De esos días, de esos momentos en los que un rayo de luz invade todo el cuerpo, un brote de energía que te hace brillar, sentirte especial, atrevido, poderoso y a veces temerario por la seguridad que sientes en ese estado de embriaguez positiva. Pues sí, hoy ha sido uno de esos días donde, nada he temido, nada me ha parado, todo ha brillado y aunque los resultados no hayan sido lo esperados, mi actitud y mi estado me ha gustado y de esa forma, una pequeña batalla se puede perder, pero se ganará la guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario