domingo, 20 de octubre de 2013

AMAR DESPUÉS DEL AMOR

Algunos dicen que si alguien nos quiere no hay que buscar, pero es posible que esa persona piense lo mismo, y jamas se puedan encontrar. Tanto cuando llega el amor a nuestro corazón, como cuando lo tenemos, nunca debemos caer en la pasividad. Después del amor, tenemos que amar y eso es una actividad, un trabajo diario que no puede cesar. Es entonces cuando conocemos a la persona, con sus luces y sus sombras. Es el momento en el que después de enamorarnos de sus virtudes, toca hacerlo de sus defectos. La convivencia es traicionera, nos hace caer en la rutina, en pensar que ya esta todo hecho, cuando no acaba mas que empezar. Es un trabajo costoso, nos dejamos el alma en cada momento, en cada instante para poder avanzar; eso es amar. Amar es cuidar, proteger, adorar; hacer de su mundo un lugar que jamás quiera abandonar. Como cualquier misión puede llevarnos al éxito o al fracaso, en ambos casos hemos triunfado, hemos conocido el amor cuando alguno no lo hará jamás. Dicen que pierden el tiempo los que aman esperando ser amados, el amor no es un intercambio, es un acto de generosidad. Si hemos amado después del amor, nos espera la cara más bonita de éste o la mas fea, pero en todo caso habremos conocido el amor. Cuando se ama, nunca jamás puedes dejar de hacerlo, siempre es un triunfo y perdurará toda la eternidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario