viernes, 25 de octubre de 2013

EL AMOR NO CONOCE FRONTERAS

Nos pasamos la vida estudiando y aprendiendo, es una necesidad humana para poder comunicarnos. Conocer la parte más universal del ser humano para compartir ideas y pensamientos. Lo intentamos y no lo conseguimos, cada cual sigue dentro de sus fronteras, por el miedo a lo desconocido. Sin embargo hay un idioma que no conoce de fronteras, es el lenguaje del amor, es una comunicación fluida y sin palabras. Dos personas de lugares lejanos, con idiomas extraños y difíciles y sin embargo, la luz, la mirada, la sonrisa y el tacto, permiten que fluya la comunicación. Se aman sin palabras, tan solo con gestos y sentimientos, aprenden lo básico cada uno del otro y no hace falta nada más. Dicen que se puede hablar del amor sin haber amado pero no se puede comprender sin amor. Yo pase meses sin cruzar mas de unas cuantas palabras, en mi vida se cruzó una persona de un país lejano, y desde el primer momento no paramos de hablar. Está claro que no era con el lenguaje, era con el idioma del amor con el que se puede hablar, sin que tenga un diccionario. El amor no conoce de fronteras, de razas ni de religiones; el amor es un idioma universal con el que todos nos podemos comunicar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario