domingo, 27 de octubre de 2013

EL AMOR NO ES SÓLO QUÍMICA


Hace unos días he leído uno de esos tantos estudios científicos que quieren dar una explicación al amor, concluyendo que es todo química. Que el amor es fruto de sustancias como la dopamida que nos ponen eufóricos, alegres y de ahí surge el amor. Sin embargo yo les preguntaría ¿porqué no surge con cualquier persona, porqué con unas determinadas? Ignoran la respuesta, porque en lugar de investigar como curar el cáncer, se dedican a dar explicaciones, que solo tienen respuesta en el corazón y en el alma.
Científicos ahora miran con en el escaner el cerebro de personas locamente enamoradas o deprimidas por la pérdida de un gran amor y han descubierto la importancia fundamental de los factores biológicos y hormonales de las substancias químicas en el proceso de amar.
Además son capaces de decir, que el amor romántico es muy peligroso. Lleva consigo una gran felicidad y una gran tristeza. Cuando se nos rechaza estando enamorados, somos capaces de hacer las peores cosas o caer en una gran depresión, entonces es que nos falta la serotonina. 
De hecho dicen, que el amor y el odio tienen mucho en común. Cuando odiamos, concentramos nuestra atención tanto como cuando amamos. Cuando amamos o cuando odiamos, nos obsesiona pensar en ello. Tenemos una gran cantidad de energía, nos cuesta comer y nos cuesta dormir. El amor y el odio tienen mucho en común. 
Y luego, o al final, casi siempre llega la ruptura y la desesperación. Todo salta por los aires, y aparecen la tristeza y la depresión. 
Yo no solo no estoy de acuerdo, sino que pienso que son historias para dar explicación a ese milagro que se llama amor. Que se olvidan que no sólo somos animales, somos seres complejos, que nuestro corazón tiene memoria y nuestra alma luz propía e interior. Cómo a todo lo inexplicable, no lo analizan y dan respuestas que solo cabe en su mente científica. Posiblemente nunca han conocido el amor o viven de espaldas a él, pena me dan los que nunca han conocido el amor, por fortuna yo lo he conocido y mi corazón está agradecido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario