miércoles, 11 de enero de 2012

FEMENINO Y MASCULINO


A lo largo de la historia, se ha distinguido entre los valores masculinos y los femeninos, como una forma de diferencias de forma a veces sexista, los dos géneros del ser humano.

Indiscutiblemente existen por razones naturales esos dos valores, que tal vez al hacerse género se ha sexualizado, sin embargo son dos formas de comprender la vida en lo particular y no en lo general que en definitiva el género se convierte en común y ese ser humano cualquiera que sea su género tiene unos principio universales comunes.

Aunque lo sea en lo particular, el valor femenino ha tratado de ocultarse durante la historia y especialmente desde la cristiandad, el islamismo y el judaísmo, las tres principales religiones. ¿El porqué?, tal vez ¿el miedo del macho a perder su poder?. En la antigüedad Egipcia y Greco-Romana, el valor femenino estaba incluso sobrevalorado, y a veces venerado por seguidores de esos principios.

La oscuridad de la Edad Media acabó con todo ello sin poder evitar la presencia de esos seguidores de la “deleidad femenina”. Últimamente se han publicado números libros y filmado películas en este sentido. El descubrimiento de los papeles del Mar Muerto y la creencia de que María Magdalena  fue la mujer de Jesús y tuvo descendencia como cualquier hombre, otorgando a María Magdalena el papel que hasta entonces había ocupado Jesús y que la Iglesia evidentemente machista, ha ocultado y sigue impidiendo en la actualidad, que esos valores protagonicen de forma mas armónica el destino del universo.

En la realidad española, en la actualidad existe un debate político en la filas de PSOE, que a pesar de haber defendido la paridad entre hombre y mujeres en los cargos políticos y empresariales, en estos momentos al encontrarse con una mujer, que lejos de evitar esos valores femeninos los incrementa, parte de ellos se revelan con uñas y dientes frente a Carme Chacón que entre otros meritos tiene el haber dirigido al ejercito, por naturaleza machista y plagado de los valores masculinos”, siendo mujer, estando embarazada y además catalana. La capacidad de esta mujer para dirigir un partido y este país esta mas que demostrada, pero como siempre aquellos que se deleitaban de ser defensores de feminismo, se revelan, y se llaman a si mismos “Los Varones del Partido”, apoyando evidentemente, al varón Rubalcaba, representante del pasado, de otra época, de otra forma de ver el mundo y tener muchos méritos, pero también deméritos, como lo son haber representado la mayor derrota de su partido en la historia.

¿No es hora ya que en España exista una candidata a la presidencia?

¿No es hora ya, de que los valores femeninos se impongan sobre una sociedad masculinizada?

Opino que si, y doy todo mi apoyo a Carme Chacón en sus aspiraciones políticas.



2 comentarios:

  1. Te dejo una entrada de mi blog que está relacionada directamente con tu femenino-masculino. Interesante análisis, Manu.
    http://www.juancarlosdelosreyes.blogspot.com/2012/01/ninas-enfermeras-bailarinas-o-amas-de.html

    ResponderEliminar
  2. Lo he visto me ha encantado, magnifica narrativa y puesta en escena. Gracias

    ResponderEliminar