viernes, 27 de enero de 2012

VALERIA, UN AMANECER PERDIDO. PROLOGO.


La vida de Valeria, es la historia de una chica normal que alcanza una determinada edad y se encuentra ante la necesidad de dar un nuevo paso, subir otro escalón para continuar, para conseguir sus metas familiares y personales.
Un día, sentada en una mesa, por la mente de Valeria pasan todos sus recuerdos, la memoria le acompaña y le permite tener una visión global de su pequeño pasado y de sus momentos mas vividos.

Valeria es una mujer sensible, cariñosa pero con coraje, con una personalidad, que a veces puede confundir puesto que pasa de la extrema ternura a una frialdad escalofriante con las personas que no la tratan como ella espera.

Valeria espera, como  mujer sensible, como espectadora y actriz de su propia historia, y espera que se cumplan sus sueños sus inquietudes, su necesidad de amor como motor de su existencia.

En unos días de verano, el autor se encontró con la necesidad de expresar en seis breves capítulo, la historia de una mujer que fue lo mas importante de su vida. De una mujer con la que había soñado. De una chica que se hizo mayor y que había retratado a su imagen y semejanza.

En esos días donde incluso falta la respiración por el calor de una ciudad cerrada por vacaciones, Valeria se hizo realidad. Valeria surgió de entre sus dedos movidos por el corazón en cada golpe de tecla en un ordenador.

Cada palabra, cada letra, cada frase fue sentida. En algunas ocasiones el autor aporreó el ordenador con cada golpe porque sus dedos no iban tan rápidos como su corazón, y en muchas ocasiones sin mirar la pantalla porque sus ojos bañados en lágrimas no le permitían ver. Ni lo necesitaba, cuando el corazón se expresa no se necesitan de los sentidos, y Valeria nació del corazón del autor, porque le invadía la necesidad de ponerle cara, darle un nombre y pintar su alma.

Valeria es lo mas parecido al fruto del amor, se podría decir, que Valeria es el triunfo de un amor dado pero sin  haber explotado todo, como interrumpido en determinado momento.

Valeria, un amanecer perdido, no es una triste historia. Todo lo contrario, Valeria es una vida que se le arranco al autor.

MANUEL BARRIOS 


6 comentarios:

  1. Cuando el corazón se expresa no se necesitan los sentidos....PRECIOSO. Todos alguna vez hemos creado a una Valeria, o queremos crearla, queremos que exista. Un saludo Yo Juar.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, mi Valeria tiene sorpresa incluida, ya veras, sigue los capitulos.

    ResponderEliminar
  3. Estaré pendiente de las publicaciones de la historia!, me pareció muy bueno el prólogo, dan ganas de leerla completa en éste preciso momento.

    ResponderEliminar
  4. Sigue lo, es un relato corto, después habrá mas. Gracias

    ResponderEliminar
  5. Manuel, estaremos expectantes.....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Amelia, a este y despues habrá mas

    ResponderEliminar