martes, 17 de enero de 2012

LA PERSECUCIÓN CONTRA EL JUEZ BALTASAR GARZÓN


Hoy se inicia en el Tribunal Supremo, el primero de los tres juicios que llevará al Juez Baltasar Garzón ante el banquillo de los acusados.

En este primero se le acusa de prevaricación en la investigación de la red de corrupción de la trama Gürtell. El Juez juzgado podría ser el titular. Un hombre como dijo en su día Pilar Urbano que veía amanecer, y que estaba acostumbrado a interrogar y no a ser interrogado, por no ser tan solo un Juez de carrera, sino sobre todo un Juez de vocación.

Tanto yo como mi compañera de despacho, hemos tenido la oportunidad de trabajar con este excepcional Juez y mejor persona. Cada uno en su lado, uno Juez y nosotros abogados, y no podemos mas que tener una consideración excepcional hacia esta persona. Quien escribe estas palabras, ha tenido la oportunidad de darle la mano y mirarle a los ojos, y tan solo con ese cruce de manos y de miradas poder saber con total seguridad, que este hombre es incapaz de prevaricar.

Víctima de una persecución inhumana, tanto por determinados medios de comunicación, partidos políticos  de un lado y de otro, de grupos de intereses y lamentablemente de algunos compañeros de profesión; es posible que impidan que este magnífico Juez vuelva a colgarse la toga de magistrado. Por idealista, por entender que la Justicia Penal no tiene fronteras, por perseguir a dictadores por delitos contra la humanidad, por acabar con ETA y todo su entorno, por encarcelar a todos aquellos que quisieron vencer a ese grupo terrorista por vías ilegales, por perseguir a grandes mafias internacionales; por en definitiva, ser un Juez valiente, justo y atrevido. Por no ser tan solo un funcionario mas a la espera de sueldo a final de mes. Este hombre que fue la primera cara amiga que vio Ortega Lara tras su secuestro, y que por ser él comprendió que su liberación era real; este hombre Baltasar Garzón va a ser juzgado por sus propios compañeros, muchos de ellos críticos con su magistratura de ahí el pesimismo que sentimos todos aquellos que en algún momento de nuestra vida, hemos tenido la gran fortuna de chocar las manos y cruzar una mirada con el MAGISTRADO SU SEÑORÍA D. BALTASAR GARZÓN, así lo recordaremos los que lo apreciamos independientemente de lo que decida el Tribunal Supremo.


4 comentarios:

  1. juzgado por sus propios compañeros que posiblemente muchos de ellos lo querian ver caer porque la envidia les mataba. Saludos.
    www.cucoalmeria.net

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Son las consecuencias de los necios y su envidia.

    ResponderEliminar
  4. Escribo desde Chile, el Juez Baltasar Garzón ha sido el único que mantuvo detenido al dictador más perverso de America Latina, cuando me entere de la noticia en aquel tiempo sentí que alguien extraordinario estaba haciendo pagar por tanto dolor, el Sr. Garzón tiene toda mi reconocimiento y agradecimiento, al final el Dictador volvió a Chile declarado senil y murió de viejo, pero el Sr. Garzón lucho por hacer justicia y eso lo agradezco y lo valoro y después de leer sus comentarios cuanta con toda mi admiración.
    Isabel Silva.

    ResponderEliminar